Páginas vistas en total

domingo, 14 de diciembre de 2014

"Kedadas-Encuentros".

Una quedada viene a decirse que es como hacer una parada en un lugar para permanecer en él. Es posible que ésta definición tenga mucho que ver y de relación, con los que solemos hacer anualmente una kedada y que de una o de otra manera pertenecemos a lo que un día comenzó a llamarse la Plaza de la Cordialidad (creo que fue el amigo Soñador).
Comenzó en Olivenza en el 2007 y este año hicimos nuestra parada (kedada) en Pescueza. Cada año es un pueblo-ciudad de cada provincia. La número 8. Lo complicado no fue la primera. Lo que llena es poder seguir haciéndola cada año y comprobar cómo a pesar de que algunas cosas han cambiado, las kedadas siguen llenando de vitalidad una amistad que se fortalece. Nos hace más amigos y amigas. Hace que también nueva gente se conozca y nos conozcamos. Qué tiempos al principio. Pero las kedadas han continuado y se han fortalecido y la de éste año ha sido magnífica. Mucha buena gente y en un lugar que ni la lluvia consiguió que no la disfrutáramos. Mil gracias Vicente. Sencillo y campechano, todo humanidad. Para siempre, dentro.
Los amigos y amigas del blog de Guillermo. La Plaza de la Cordialidad. Encuentros que empezaron con la música de Acetre y que éste año en Pescueza han continuado con  el acordeón de un amigo del pueblito.
Hace 8 años un grupo de amigos y amigas decidimos acompañar a Guillermo Fernández Vara a hacer una parada en un lugar de nuestra maravillosa Extremadura  y decidimos quedarnos en él. Permanecer en él. Independientemente de si tenía responsabilidades como Presidente de la Comunidad o no. Lo hizo posible y así continúa. Nos aporta y vaya si nos aporta a cada uno de los que participamos, éstos encuentros.
Porque nuestros encuentros tienen mucho que ver con todo, pero sobre todo tienen mucho que ver con nuestras formas de ser. Porque somos como somos. Porque es nuestra manera de compartir un espacio que ha unido a mucha gente en una de las cosas que más valor tienen hoy en ésta sociedad: la amistad. Y se trata de eso. De dar valor a la vida y de llenarla de las cosas sencillas que no cuestan pero que valen mucho, mucho. Y al año que viene continuará, porque así lo decidimos entre todos. Porque hay que seguir compartiendo en ésta vida, aquello que merece hacer una parada para quedarse. Gracias amigos y amigas.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Tarjetas VIP.

Aparece en el periódico HOY un artículo sobre unas "tarjetas" con las cuales los Concejales del Ayuntamiento de Badajoz pueden acceder de forma gratuita a las instalaciones municipales para su uso y disfrute (pistas de tenis, pádel, piscina, etc). No es algo nuevo, pues parece que se vienen concediendo desde hace más de veinte años. Se han suprimido hace poco más de una semana.
Una vez que el asunto ha tenido repercusión pública, el Concejal del área se ha sentido un tanto sorprendido por su aparición en éstos días. No se trata de tarjetas tipo de las que han aparecido con nombres y apellidos los enormes gastos de quienes eran sus titulares y que han tenido una amplia y más que justificada repercusión.
Pero me llama la atención después de conocer la repercusión y las respuestas de los responsables, el que se le haya dado una importancia que por la magnitud del uso y su importe quizás no la tiene. O sí la tiene, porque en éstos tiempos, cualquier cosa referida a los políticos, es mirada con lupa y además con razón por parte de la ciudadanía.
Son cosas que nos hacen reflexionar. Hoy, algo que en otro tiempo era una cuestión que pasaba sin tener repercusión, la tiene. La gente está tan harta que hasta "detalles" de éste tipo le repugnan. Son gestos y hechos que son denunciados, cuando en otro tiempo eran silenciados.
Y es que la política pasa por momentos muy bajos, tan bajos que corremos el peligro de que pierda su esencia, porque el sistema político está tan herido que ha perdido casi toda la credibilidad entre la gente.
La gente necesita creer en algo y tenemos que conseguir que ésto suceda pronto. La cuestión es cómo lo conseguimos. Por ejemplo y como gesto de inicio sobre éste asunto: que no haya "tarjetas" VIP ni de otra clase.