Páginas vistas en total

domingo, 10 de diciembre de 2017

Onfaloscopia...

Estaba viendo el pasado debate de presupuestos en la Asamblea de Extremadura y me pareció escuchar una palabra cuyo significado me sonó raro. Una palabra que me llamó la atención y que rápidamente quise conocer su significado. Se trata de la palabra onfaloscopia. Tiene afinidad con la relación de aquellos que se satisfacen en la contemplación del propio ombligo. En esta última semana se ha hecho con un hueco en el escenario de la política y uno de nuestros representantes ha insistido en esa pasión demostrando entre otras cosas, no saber perder. Lo llegó a llamar el teatro de la política, donde él debería sentirse como el único actor en el escenario.
Hablamos del ego de los políticos, un fenómeno que cuando se expresa supera al ego de los escritores, de los periodistas, de los empresarios y de todo aquel que se supera a sí mismo, pero que es en el campo de la política donde adquiere mayor notoriedad o en el que mayormente se repara por aquello del erotismo del poder de la cosa pública. Los políticos, suelen exhibir sin pudor el ego del que creen estar dotados. Podría decirse que se gustan. Si me permiten el ejemplo, es aquel torero que es capaz de estar toreando hasta sin estar en el albero. No necesita a nadie, se basta por sí solo. Luego eso sí, las palmas de los palmeros ayudan y este es un ejemplo que en política se suele dar con frecuencia. Es una exhibición egocéntrica la que se produce en ese momento. Un momento que tiene sus inconvenientes por aquello de pensar y creer que se tiene la razón y que nadie lo hace o lo dice mejor y lo que es peor aún, si se tiene una corte que sólo saben hacer eso: aplaudir.
El debate de la enmienda a la totalidad de los presupuestos puso en evidencia a todo un personaje de la política. Enumeraba los argumentos de la enmienda y parecía estar poseído de la verdad absoluta. Tal era el nivel de pasión que puso en su defensa que estaba protagonizando ser un digno representante de su propia contemplación, de ese mirarse el ombligo y sentirse el centro permanente de atención.
Insistía Monago en que todo había sido puro teatro, que habían tenido entretenido a todos con la negociación de los presupuestos. Teatro, puro teatro...no remueva tanto los papeles y mire a la cara señora Consejera!!!. Qué cosas tiene la política, qué cosas tiene sentirse el centro de la atención...qué cosas se dicen cuando se está en la oposición!!!
La política no es un teatro ni una obra que se represente como tal. La política la podemos convertir en una obra de teatro cuando nos empeñamos en banalizarla. En restarle el enorme recurso y poder que representa para la inmensa mayoría de los ciudadanos. Hacer política es trabajar por los demás...así de fácil y complejo al mismo tiempo. No debería de olvidarse que sencillamente se trata de mejorar y de hacer más fácil la vida a los demás y si puede ser, sin teatro mucho mejor. Pero para ello, hay que mirarse menos el propio ombligo...o también posiblemente podría decirse, ser menos onfaloscópico!!.

domingo, 3 de diciembre de 2017

"Posverdad"

Un artículo publicado hace unos días en un periódico informaba que dos grandes compañías eléctricas reclaman más de 600 millones de € a Extremadura por la ecotasa de Almaraz. El artículo ha conseguido tener un eco mediático superior al que se le debería suponer y ha sucedido que no nos hemos preguntado si era cierta la noticia o no, sino que inmediatamente se le ha dado un crédito por algunos que ha provocado un debate en el que ya no se cuestionaba la veracidad de lo publicado. Esto lamentablemente suele suceder en muchas ocasiones y las redes sociales son el principal foco mediático de ello.
He seguido con perplejidad como ese titular del periódico se convertía en el último pleno de la Asamblea en uno de los temas de debate y además tomaba más protagonismo al haberle dado dos de los cuatro grupos parlamentarios una importancia al menos en estos momentos totalmente injustificada. No existe pronunciamiento de ningún tribunal que haya notificado lo que el periódico consideraba como un hecho ya, y como hablaba con un compañero durante el debate, es increíble  que una noticia sin contrastar ni ofrecer al menos hoy ninguna garantía de certeza, sea un argumento que ocupe el tiempo de sus señorías y además consiga un ruido que genera un eco que provoca daño al conjunto de la Comunidad.
Con la aparición de internet y en consecuencia del nacimiento de las redes sociales, éstas se han convertido en plataformas de generación de contenido de todo tipo. Algunas de estas redes sociales son los medios en los que se publican el mayor número de contenido viral, tanto de eventos de actualidad como de noticias o vídeos curiosos que logran atraer la atención de millones de seguidores y que generan en muchas ocasiones un debate sin ningún tipo de objetividad. Casi se podría decir que coincide con la definición de la que fue declarada palabra del año en 2016: "posverdad"...según Wikipedia " situación en la cual, a la hora de crear y modelar opinión pública, los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales".
Y en todo este mundo virtual que se muestra incontrolable, parece claro que ser veraces y tener seriedad se ha convertido en un ejercicio imprescindible para mantener la credibilidad ante los ciudadanos, porque el tiempo siempre termina demostrando que las apariencias nunca llegan a ser más importantes que la propia verdad, aunque bien es cierto que el daño se hace y después cuesta mucho de reparar.

domingo, 26 de noviembre de 2017

Una realidad que nos golpea...

Durante estos días se celebran actos y manifestaciones contra la violencia de género. Es uno de los principales problemas que existen en nuestro país y desgraciadamente la cifras de muertes y de violencia hacia la mujer son tremendas e impactantes. Es un problema que adquiere una mayor sensibilidad cada día, pero que sigue requiriendo que ésta preocupación y sensibilidad sea permanente, es decir que lo tenemos que tener presente cada día. Es un problema que todos los gobiernos, partidos, instituciones y asociaciones priorizan sobre el papel, pero que necesita de una mayor capacidad de acción y por tanto de actuación, requiriendo de esas dosis de cada vez mayor implicación de todos y todas. 
Podríamos decir como se ha dicho por parte de muchos colectivos de mujeres, que esto no puede ser problema de un día señalado en el calendario, sino que es un acto que cada día hay que marcar mientras se siga produciendo esa violencia, porque la violencia con sus distintas formas se da cada día y nos afecta a todos y todas.
Reivindicamos con un grito en el hondo pesar de un clamor contra la violencia de género. Un grito de indignación y repulsa cada día que sucede una muerte. Un día que  nos sensibiliza y nos da una bofetada de realidad.  Hacemos protagonista de ese día a la sociedad que sigue y hasta qué punto no seguimos haciendo, que dicho día sea el protagonista una vez al año cuando celebramos el acto del día internacional contra la violencia de género y seguimos preguntándonos si debemos seguir dejando que siga siendo una fecha marcada, una fecha señalada, una fecha maldita para recordar. 
Somos un reflejo de lo que es la sociedad, de lo que ocurre cada día y este problema seguirá mientras sigamos teniendo que recordar que se produce una muerte en cualquier lugar y dentro de las distintas formas en que se representa la violencia hacia la mujer, y continuará siendo un problema mientras no lo situemos dentro de las prioridades y preocupaciones de la sociedad.
A veces nos cuestionamos si son necesarias campañas de sensibilización y actos de repulsa en forma de manifestaciones, jornadas o actos diversos sobre este u otro problema. No tengo ninguna duda de que en este caso son absolutamente necesarias campañas que evidencien y muestren la realidad de esta lacra.
Una realidad triste que tiene nombres y que cada vez que golpea nos deja un poco más indefensos y nos muestra más débiles a todos, alejándonos de ese mundo donde deberíamos ser socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres...

domingo, 19 de noviembre de 2017

Se llama Mercedes, es extremeña.

Los extremeños tenemos unas características que nos identifican, que nos reconocen y que nos hacen ser conocidos. Somos gente sencilla y humildes, somos buena gente que caemos bien a todo el mundo, bien sea por nuestras formas de ser, por nuestra generosidad, y entre otras cosas porque semos asina como dijo Luis Chamizo.
El día 18 de noviembre hemos tenido oportunidad de demostrar todo ésto una vez más. Esta vez ha sido en Madrid. Hemos hecho lo que sólo hoy en día somos capaces de hacer los extremeños. Llenar la capital de nuestro país de autobuses. Extremadura ha sabido interiorizar un problema y lo ha hecho suyo. Sin colores políticos. Sólo con el calor de la gente y con su esfuerzo.
Es seguro que habrá muchas anécdotas e historias de este día. Es posible que cada uno de los que allí estuvimos podamos contar una. Había que madrugar y ante el posible lío de los autobuses, era mejor llegar a Madrid temprano y coger sitio, porque se esperaba mucha gente y se cumplió. Una hora antes de que según las previsiones empezara, la plaza de España ya estaba llena de extremeños. Al principio hacía frío, después calor y también el calor de la gente, mucha gente. Es igual lo que las cifras digan, los que allí estuvimos sabemos que Extremadura estaba allí y que éramos miles.
Y entre esos miles, allí conocí a Mercedes. Tiene 85 años y es de Serradilla. Se tuvo que ir a Madrid en el año 1963 y vive en el barrio de Aluche. Se había levantado a las 8 de la mañana porque quería estar cerca y coger buen sitio. Yo tenía como respaldo una farola. La quise compartir con ella para que se apoyara la espalda de vez en cuando. La hierba y la humedad hacía que los pies se quedaran helados, pero había que moverse bien ondeando la bandera o cantando el himno de Extremadura. Cómo cantaba, se lo sabía todo y muchas canciones que unas extremeñas de Villanueva cantaban también. Su fuerza era contagiosa. A su lado estaba otra extremeña de Casatejada, igualmente como ella. Las dos sentían y se emocionaban de vez en cuando cuando se entonaba nuestro himno.
Se acabó el acto y había que buscar algún sitio para comer. En un semáforo preguntamos a un matrimonio ya jubilados. Conocían toda Extremadura, de norte a sur. Nos dijeron que teníamos razón, que no se puede seguir perjudicando a una región tan bonita. El tren es muy necesario y lo que están haciendo con ustedes todos los Gobiernos es muy injusto. 
Hace unos días comentaba sobre el sentido de la pertenencia. Ayer en el viaje de ida y vuelta conversábamos sobre ello. Algún día se hablará de un 18 de noviembre de 2017 como una fecha donde la expresión de la contundencia de los versos de Chamizo se reprodujo en el verso de una frase. Una frase que se convirtió en un clamor de Extremadura asumiendo su historia, haciendo suyo el argumento de la unidad para reclamar lo que durante tantos años se nos había negado...
Me lo decía Mercedes...no tuvimos otra oportunidad que marcharnos, pero seguimos sintiendo a nuestra tierra, la queremos...porque semos asina.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Sentido de pertenencia...

Escribo esta entrada a pocos días de que miles de extremeños y extremeñas nos concentremos en Madrid. Será un día que quedará marcado en la historia de muchos de los que allí estemos, pero sin duda alguna, será una fecha de la que se hablará en Extremadura durante muchos años. Será un día distinto porque son contadas las veces de las que se habla de los extremeños como un pueblo reivindicativo y que unido es capaz de movilizarse por lo que considera suyo y que se nos debe.
El tren me trae recuerdos de la infancia, de mi familia ferroviaria. Mi abuelo me contaba siempre anécdotas de su etapa de trabajador ferroviario. Un día me contó que en un viaje desde Madrid a la estación de Rio Tajo se despertó en la frontera portuguesa. Es lo que tenía el sonido de los ritmos y los tiempos de los trenes de entonces. Te quedabas dormido y no te despertabas. Y es que un viaje en tren te permitía ese tiempo de la tranquilidad, del disfrute y te hacía recordar un tiempo de la infancia. Quién no ha disfrutado de un viaje en tren. Quizás es por mi pasado y la herencia ferroviaria por lo que me ha gustado siempre viajar en tren. Muchos miles de kilómetros en mi juventud con el kilométrico (carné). Tiempos de juventud, de sueños, de libertad, de sentimientos y rebeldía.
Durante estos últimos días con mayor intensidad se está hablando de la concentración de extremeños el día 18-N en Madrid. Vídeos, artículos, reportajes, reuniones, proclamas, cartas y un montón de capítulos más recorren las redes sociales y son innumerables las adhesiones que reivindican un #trendignoYa. Una concentración que como dice el Presidente Vara... no va contra nadie, esto va a favor de Extremadura, pensando en Extremadura, sintiendo a Extremadura.
Puede que se esté revolviendo algo en la conciencia colectiva de los extremeños. Puede que el viaje de este acto por el tren no sea sólo un día en el que nos concentraremos por lo que hemos interiorizado como que debemos hacerlo. Puede que el sentido de la pertenencia nos esté poseyendo para ser más reivindicativos hacia nosotros mismos. Puede que ese sentido de la pertenencia vuelva a ser importante en nuestras vidas como lo fue un día. Puede que se nos despierte la conciencia y nos lleve a creer, cuidar y defender las cosas que nos pertenecen, las cosas que nos deben.
El día 18 estaremos en Madrid y nuestra bandera verde, blanca y negra será un clamor. El clamor de un despertar ciudadano y de dar sentido y valor a la pertenencia, aportando nuestro granito de arena a una causa digna dando una respuesta colectiva en donde no hay protagonismo político, porque la ciudadanía ha interiorizado que la mejor causa y la mayor defensa es la de la conciencia colectiva.
El 18-N tenemos una cita con nuestra historia...No dejemos que este tren pase sin subirnos a él.

domingo, 5 de noviembre de 2017

Una fotografía...

Si hacemos el ejercicio de buscar y encontramos una foto dentro de nuestros recuerdos de cuando éramos pequeños nos sentaremos y miraremos hacia atrás. Nos encontraremos con nuestra memoria y a partir de ahí es casi seguro que comenzaremos a ver cómo recorríamos a diario nuestra vida, esos primeros años, esos primeros amigos, los primeros profesores y es posible que hasta ese primer guiño a aquella chica o chico . Es seguro que nos detendremos y trataremos de encontrar en esos primeros años los primeros pasos no de cuando aprendimos a andar, que también, sino de cuando quisimos andar por nosotros mismos. Hoy todo esto ya no es igual. Esas primeras fotos no han cambiado porque siguen provocando esa mirada hacia esos primeros años, pero sí ha cambiado el lugar donde se ubican, donde se exponen y sobre todo han cambiado los riesgos incontrolados a los que nos estamos exponiendo cuando publicamos y por tanto ha dejado de ser personal para ser un producto.
Se ha producido un gran cambio en todos estos años. Ese cambio lo ha producido internet y dentro de esta ventana que nos acerca el mundo a un solo toque, lo que lo ha cambiado, han sido las redes sociales. Una foto debería ser posiblemente uno de los espacios más privados de una persona y sin embargo cuando la subimos y publicamos en las redes sociales pasa a convertirse en el lugar más visitado, el más seguido dentro del espacio que cada uno tenemos en la red. Escuchaba en un programa de los peligros que tiene la red. A veces no nos damos cuenta de que cada día estamos más controlados y caemos en la provocación de la visibilidad y de lo que ello conlleva. Podría decirse que convertimos a Google como protagonista del control a través de nuestras publicaciones y fotografías.
Las entidades bancarias nos venden las excelencias de las tarjetas y los móviles permiten que podamos compatibilizar varias funciones. En la publicidad nos dicen que elegimos cómo, cuándo y dónde queremos relacionarnos con la entidad para resolver las gestiones del día a día. Llegar donde no ha llegado nadie, nos dicen. Y es posible que llegaremos, pero a qué precio.
Iniciaba mi entrada hablando de lo personal que es una fotografía y termino escribiendo de lo público que nos hemos convertido, porque realmente estamos convirtiéndonos en un producto. Un producto que cada día al aceptar más cookies y sin darnos cuenta, estamos aceptando que ese espacio deje de ser algo privado para ser cada día más público y es que quizás estemos en la era de estar pensando tanto en cómo  nos ven los demás y en los "me gusta" que no pongamos en valor nuestra privacidad.

domingo, 29 de octubre de 2017

Los ciudadanos, siempre...

Este mes de Octubre de 2017 pasará a la historia de nuestro país. Se hablará durante mucho tiempo de los momentos que estamos viviendo. Momentos convulsos y llenos de incertidumbres políticas, sociales, económicas. Momentos de un proceso de cambio que ya no tendrá vuelta atrás. 
Estamos en un tiempo de una fuerte división ciudadana, pero venimos observando cómo una gran parte de la sociedad civil catalana que antes no había tenido protagonismo, lo quiere recuperar. Mejor dicho, creo que lo ha recuperado. Han sentido y también han interiorizado que quieren ser protagonistas, que no quieren que nadie les cuente ni les escriba la historia. Quieren ser protagonistas y por tanto quieren escribir su propia historia porque se han hecho presentes en la vida pública.
Siempre todos los cambios sociales han sido producto de un cambio provocado por la ciudadanía. Por la sociedad civil. Cuando los ciudadanos toman las calles y se muestran sin tapujos y toman como algo suyo, como una pertenencia que les provoca y les hace ser depositarios de su destino, el cambio se convierte en una más que segura realidad. 
Creo que hay un cambio en los catalanes. En todos. En los que se sienten catalanes y al mismo tiempo españoles. No había sucedido antes. Ya nadie podrá volver a hablar en nombre del pueblo catalán, como si este solo tuviera una opinión. Creo que este es uno de los grandes cambios que está provocando todo este llamado "proces".
Los ciudadanos hemos asistido en estos días al desprestigio de la cosa pública. Los errores de unos y de otros y sus posiciones han hecho que la sociedad tome la palabra. Hay que conseguir que la palabra sea el argumento para encontrar la razón. Como se suele decir, la fuerza de la razón y no la razón de la fuerza. Todo este proceso de cambios viene producido por situaciones de frustración y por ello, las actitudes de los ciudadanos hacia el sistema político se han vuelto notablemente más críticas. Hoy los ciudadanos esperamos que todo este proceso sea visto como una oportunidad para que se recupere la sensatez. Para que nuestra historia reciente se pueda seguir escribiendo con una mirada limpia, sin sectarismos, sin nacionalismos y sin rencor. 
He vuelto a releer algunas de las conversaciones de Hessel y recuerdo..."os corresponde a vosotros, amigos de España, ciudadanos de todas las partes, a cada uno individualmente, y a todos colectivamente, encontrar las pistas a través de las cuales la "internacional ciudadana" podrá dotar de vida este siglo. No para lograr el mejor de los mundos, sino un mundo viable". 
Los ciudadanos de Cataluña van a tener esa oportunidad de volver a encontrar la senda de la normalidad en pocas semanas. Desde el respeto y el afecto, desde la convivencia y todos juntos. De nuevo los ciudadanos, siempre los ciudadanos serán los que provoquen la vuelta a la legalidad y a la normalidad democrática.

viernes, 27 de octubre de 2017

Un día para la historia.

En uno de esos paseos que todos tenemos por esta sociedad, en uno de esos días que paseas por un espacio acompañado de un ruido controlado y a un volumen que te permite no perder lo que puede pasar a tu alrededor, escuché que la historia está condenada a repetirse si no se la escucha. Una historia que hoy es imposible que se comporte de la misma manera porque los tiempos son otros y los que vivimos en este mundo tenemos recursos y fortalezas de las que antes se carecían.
Ni siquiera se cuando escribo esto porque lo escribo. Es posible que la única razón sea que la historia y el paso del tiempo no me haga olvidar la irracionalidad del día de hoy. No estoy diciendo que lo que pasó hace años pueda volver a pasar,. Hoy los tiempos no son iguales. Pero lo que puedo decir es que hoy es un día triste para todos los españoles. Día de tristeza y desolación porque no se haya llegado a entender que lo que debería haber prevalecido es el sentido común y la vuelta a la sensatez.
Quizás escribo estas líneas porque en el viaje de vuelta escuché a una periodista catalana. Sus palabras me transmitieron mucha desolación en su interior. Una catalana que hablaba con todo su corazón. Hablaba como una catalana que se sentía traicionada y que se abría al mundo. Que se había resistido a dar su opinión pero que lo que estaba sucediendo le impedía seguir callada. Me pareció que necesitaba ese acto de sinceridad para expresar su indignación. Me pareció un acto de nobleza y responsabilidad por sus palabras, por como las dijo y porque su nivel de sinceridad fue extraordinario.
Creo en la política y esperaba que el sentido y el significado de la política se impusiera hoy. Por lo que representa y sobre todo porque los que confiamos en la política y entendemos de lo necesario de la misma fuera al final lo que se acordara. No creí nunca que se llegara a tal grado de insensatez, a este nivel de sinsentido y que se pudiera llevar por delante este espacio público que no tiene exclusividad porque nos pertenece a todos los ciudadanos.
En estos momentos es difícil conocer las respuestas a las preguntas que la inmensa mayoría de los ciudadanos nos hacemos. Pero si hay una palabra que creo que se impone en todas ellas, sería la de la preocupación. No creo que haya ningún ciudadano que pueda sentirse contento con lo sucedido en el día de hoy...El día de hoy se incorporará a la historia, a unas páginas que en mi opinión no deberían haberse tenido que escribir nunca.

domingo, 22 de octubre de 2017

Los límites de la realidad.

Hace unos días escribía en este espacio que me sorprendía que no hubiéramos aprendido la lección y que después de 40 años de convivencia constitucional y democrática no fuéramos capaces de situarnos en la realidad y de encontrar una respuesta a este tiempo que vivimos. Un tiempo de convulsión que en unos días ha pasado de ser convulsión política, a adquirir unos niveles muy altos de convulsión económica, social y ciudadana, aparte de política.
Las calles se llenan de ciudadanos reivindicando. Las televisiones de comentaristas de todos los colores que nos provocan con sus posiciones. Las declaraciones en los medios se producen casi al instante y prácticamente no da tiempo a leer o escuchar, a saber lo que está ocurriendo o lo que es actual. Las redes sociales nos inundan al segundo y consiguen que la noticia en papel sea atrasada cuando se publica.
Y en este estado de noticias, sucesos y hechos que ocurren no hay tiempo para la sensatez y el sentido común. No hay tiempo para pararse, porque vamos a tal velocidad que nadie ha puesto la palabra "stop" en su casilla o en su pensamiento. Nadie o es que todos hemos caído en la provocación, porque lo que en estos días está sucediendo en nuestro país, va a cambiar todas las estructuras y ya nada volverá a ser igual que antes.
Hace unos meses un profesor en la Universidad provocaba un debate sobre los cambios sociales. No se había producido lo que estos días estamos viendo que está pasando en Cataluña. Recordando aquella clase me viene a la memoria una frase que resumía como comentario resumen:" los límites de la realidad". Y ello me recuerda a lo que desde mi punto de vista se estaba reclamando desde hacía tiempo: la respuesta política. Y no digo que la respuesta política que se ha tenido que tomar, sea la mejor. Posiblemente, nadie quería que se haya tenido que tomar. Pero lo que no tengo dudas, es que había que tomar una decisión ante la sinrazón de un Govern y de un President que tiene entre otras cosas secuestrado desde hace semanas a su propio Parlamento y que se permite aprobar, desaprobar y suspender algo que no existe y es capaz al mismo tiempo de manifestar que es el peor ataque a las instituciones de Cataluña desde los tiempos de Franco. Increíble.
Porque hacía tiempo que se estaba reclamando una respuesta. Y esta ha llegado. Las declaraciones una vez que se ha tomado una decisión por el Gobierno de restaurar el orden constitucional están dando la idea de que algunos no pensaban que se llegaría a donde hemos tenido que llegar. Ahí es donde la frase que encabeza esta entrada tiene todo su vigor y fuerza. Los que se habían lanzado a la aventura de la ilegal e inconstitucional independencia han obtenido un baño de realidad. La realidad en la que como bien ha dicho Guillermo Fernández Vara se sitúan los que se salen de la ley.

domingo, 15 de octubre de 2017

Vivir de distinta manera....

Una chica tomando café te saluda y te observa. De pronto te dice que si tienes pañuelos. No la entiendes y te lo repite. Parece confundida pero no es así, está pensando en si necesitas algo. Alguien que la conoce se da cuenta de que parece necesitar algo. Pero no es así. Ella no está pidiendo para sí, se ha percatado de que tienes un respirar un tanto dificil e interpreta que necesitas desahogar tu nariz, porque le ha parecido que tu respiración es un poco complicada y necesitas evacuar algo de mucosidad.
Esta situación es un momento que puede pasar cada día. Cada día nos podemos encontrar situaciones parecidas. Este tipo de situaciones puede que no sea la normalidad, pero sin embargo a mí si me dicen cosas. La gente es más sensata y tiene signos de preocupación que en casos como este puede que se den con más  normalidad de lo que parece. Asistimos a un momento concreto, pero que dice mucho de las personas que tienen alguna diferencia física, motora o psíquica, alguna discapacidad, y que suelen ser más intensamente sensibles a los problemas de los demás, porque parecen mostrarse con más cordura y sensibilidad que el resto de las personas. Esto es siempre así. Una vez escuché y leí que el mayor signo de solidaridad se suele dar en la gente que tiene mayor humildad.
Me hizo reflexionar este momento del día de hoy. Me sucede que siempre que veo o tengo la ocasión de estar en un momento de éstos, me viene el momento reflexión. Personas con diferencias se muestran así de naturales y sencillos. No suele suceder en personas que no tienen este tipo de problemas. Y además apunto algo: no quiero dejar de sensibilizarme viviendo situaciones como estas. Nos podemos decir lo que queramos, pero el momento de sensibilidad y ayuda que muestran este tipo de personas no tiene precio. Suelo ver situaciones cercanas a las descritas porque cerca de mi parque suelen pasear niños y niñas con discapacidad. Los observo cada vez que tengo oportunidad y pienso que en este mundo tan complicado, ellos deben vivir su felicidad de otra manera o quizás no. Nunca llego a saberlo porque no he querido preguntarlo. Suelo compartir ese momento desde la observación, con el silencio y el disfrute con sus gestos, con su sonrisa.
El día que deje de mostrar mi sensibilidad en sus diversas formas al ver esta escena pensaré que este mundo me ha cambiado. No creo que ese momento suceda. Porque quiero seguir preguntándome y escucharme en el silencio mientras vivo ese momento. Es uno de los momentos en que el silencio de tu corazón lo dice todo y pienso que ello me ayuda a seguir valorando la vida, a las personas que quiero. Es uno de esos momentos en que no necesitas que nadie te toque para sentirte vivo.
No me asaltan las dudas por ello. Me reafirma en la necesidad de poner en valor las cosas que no tienen precio, que el tiempo en ese momento no pasa porque parece que se para observando. Son las cosas que nos hacen sentir, son algunas de las cosas y escenas que quiero seguir compartiendo porque se trata de vivir adentro y disfrutar de ello...se trata de vivir esos segundos que la vida te regala y que sencillamente te hacen sentir  y vivir la vida de distinta manera.

domingo, 8 de octubre de 2017

Tiempos convulsos.

Mi querida España...esta España nueva, esta España vieja. Comienza así esta canción de Cecilia, cantaautora española que falleció en accidente de tráfico, pero que nos dejó varias canciones para el recuerdo y que en tiempos como el que vivimos están de nuevo cobrando mucha más actualidad. La gente canta alguna de sus canciones y no es extraño, puesto que la letra de su canción más popular estaba dirigida hacia su país. A nuestro país, España. Como muchos otros cantautores, también sufrió la censura.
En estos días corren tiempos convulsos. Tiempos que recuerdan por un lado a otros tiempos por varias razones, pero que sin duda, son los momentos más complicados que estamos soportando los españoles desde hace años. Temas que no nos habíamos cuestionado, nos lo estamos cuestionando. Asuntos que parecían cerrados, vuelven a ser abiertos. Dudas e incertidumbres en el ámbito económico y social, como hacían muchos años que no se planteaban. Enfrentamientos políticos que no se habían vuelto a producir desde la etapa antidemocrática. Muchas dudas e interrogantes sobre el modelo de esta España que describía la cantante Cecilia en su vieja pero hermosa canción...mi querida España. Y todo esto con nuevos actores políticos, que muchos de ellos ni siquiera vivieron esos otros tiempos convulsos donde no existía una norma llamada ley de leyes o Constitución Española.
Leyendo a Peces Barba en su libro titulado "la España civil" se describe una mirada a un panorama político distinto. De reconocimiento a algunos políticos que pusieron por delante los intereses del país a los intereses estrictamente políticos de su partido o comunidad. Como voz autorizada, trata de poner en valor el ejercicio de la política desde una luz distinta, desde la esperanza. Puede ser que aquel tiempo que describe no se parezca al actual, pero en aquellos años de enorme complejidad se cimentó sobre la base del diálogo abierto y de construcción de un nuevo país. Desde el respeto. Desde el amor a un país, llamado España para construir una nación abierta y tolerante. Una nación que hoy es envidiada por muchos a partir de sus valores democráticos y la Constitución y las leyes.
Llevamos tiempo escuchando declaraciones de unos y de otros, pero la luz del túnel sigue sin verse y las repercusiones de todo tipo comienzan a sentirse. No parece que mostremos esa frente esclarecida que reclamaba el profesor.  Hay que intentar colocar una luz en la barricada, no para deslumbrar, sino para iluminar con estabilidad...esta frase de Kennedy no sé si resume una buena parte de lo que hay que hacer, pero sigue sorprendiéndome que en los finales de los 70 supimos situar el amor a nuestro país como la prioridad de todos los españoles y hoy cuarenta años después seamos incapaces de priorizar la historia y la lección de aquel pacto social que produjo el periodo de paz, libertad y prosperidad más importante que ha vivido nuestro país en la historia moderna.

domingo, 1 de octubre de 2017

#SencillamenteExtremadura.

Hoy me levanté con el ánimo de escribir sobre una jornada maravillosa, sobre uno de esos días que guardas en memoria de los recuerdos. Uno de esos días que no olvidarás nunca. Cuando se viven experiencias únicas, los momento son increíbles, sencillamente únicos. Tratas de contar y de revivir cada segundo. Quieres que la memoria sea tu único espacio para recordar cada lugar. En el camino de vuelta me trataba de relajar del día vivido. Las imágenes se agolpaban en mi y quería permanecer en silencio para volver a escuchar el bramido de los ciervos y volver a recorrer esos caminos casi inaccesibles por los cuales el gps desaparece y no te reencuentras. Rincones increíbles por los que sólo la naturaleza es capaz de entender lo que pasa. Espacios infinitos de paz, en los cuales quieres sentarte a observar y dejar que el aire te sorprenda y te relaje. Donde te sentarías en esa carretera a escuchar el sonido maravilloso de una de las experiencias más impactantes de la naturaleza. Donde cada bocanada de aire quieres acogerla con el ansia infirnita de libertad.
Habíamos quedado para pasar el día en Monfragüe. Había estado en otras ocasiones, pero la jornada vivida ayer son de las que guardaré en el disco duro de mi vida. Les recordé a los compañeros de viaje que hace unos años había pasado por lugares bellos en el parque, pero la jornada de ayer fue superior. La intensidad de los momentos vividos junto a las conversaciones, risas y fotos compartidas son de los momentos que se recuerdan para siempre y que nos hacen que le demos todo el valor a las cosas que realmente lo tienen. Gracias amigo Jesús por tu insistencia para que hiciéramos posible este viaje y también al amigo Oscar por acompañarnos y empaparse de nuestra maravillosa tierra.
Cuando me puse a escribir esta entrada, vi imágenes desayunando que me hicieron dudar de si escribir en la línea que al final decidí hacerlo. Es un día muy complicado para nuestro país y por un momento dudé si escribir sobre una jornada maravillosa o una amarga. Después de pensarlo y pararme, me despejé las dudas. Pensé que una jornada como la vivida ayer no podía dejarla pasar y que debía ser positivo. 
Entre otras razones porque en esta Extremadura nuestra hay gente maravillosa, Gente con mucha clase. Y la clase no depende de la posición social ni de la educación recibida en un colegio elitista. Amigos Ángel y Andrés, gracias por ser como sois. Por permitirnos compartir con vosotros. Por dejarnos aprender de vosotros, por vuestra humanidad. Porque por gente como vosotros sí merece la pena seguir reivindicando y ser reivindicativos para mejorar y conservar. Sí, aunque sea hacérselo a la junta de la junta como nos explicó Andrés.
Nuestra Comunidad está llena de rincones increíbles. Describí en mi interior que hay lugares que me hacen sentirme más orgullosos de mi tierra. Es el ejemplo de cuando se te pone el vello de punta y sientes que en ese momento está pasando algo realmente maravilloso...ayer, yo tuve muchos momentos de esos...únicos, maravillosos, increíbles.....

domingo, 24 de septiembre de 2017

No podemos fallar!!!.

Sábado 23 de septiembre de 2017. La mañana invitaba a salir a dar una vuelta y a mostrar la solidaridad con un acto reivindicativo en favor de un tren digno. Durante este verano que ahora acaba, hemos sido noticia por la cantidad de veces que hemos aparecido en los medios, unas veces por el retraso de varias horas y otras por las frecuentes averías de los trenes con destino hacia Extremadura. Han sido varios los momentos de imágenes de viajeros con sus maletas atravesando campos de nuestra Comunidad. Han sido imágenes duras que en algunos casos han recordado a otros tiempos. Con una gran repercusión mediática, un colectivo ciudadano ponía en la estación de Madrid las voces que han clamado la falta de respeto de los diferentes gobiernos de nuestro país con nuestra Comunidad en relación con tener unas infraestructuras ferroviarias dignas de este siglo.
Una plaza de San Francisco en la ciudad de Badajoz ponía en escena el acto organizado por una Fundación que a la vista del resultado conseguido y por la imaginación derrochada en el mismo, podemos considerarlo como la continuación de la pasada manifestación que reunió a miles de personas en la ciudad en favor de un tren digno. En esta ocasión con el lema "por un tren digno en 2017 y por el AVE en 2020".  Mucha gente en la plaza votando en una gran urna en la que de nuevo la imaginación y la relación con otro caso de referéndum, ponía el sí en la papeleta a introducir.
Escuchaba a extremeños durante el tiempo de espera en la cola hasta que nos tocara votar, que ya estaba bien de enredarnos en cuestiones de los demás y que debíamos mostrar nuestro apoyo colectivo a esta iniciativa. También que actos como este servían para unirnos en vez de enfrentarnos unos contra otros. Mensajes que nos deben hacer reflexionar en defender lo nuestro y en hacerlo nuestro. Convertirlo en una bandera colectiva donde los únicos colores que deben estar encabezando la reivindicación son los colores de la bandera extremeña.
En esta ocasión, todos los partidos políticos han dado su apoyo y respaldo a las iniciativas que se van a desarrollar de aquí hasta el día 18 de noviembre en Madrid. Ese día debe haber una masiva presencia y representación de Extremadura y de extremeños. Nos tenemos que hacer oír, nos debemos como extremeños una apuesta colectiva por lo que hasta ahora no ha sido objeto de unanimidad. Esa fecha tiene que haber un clamor en las calles y no valen excusas. Da igual quiénes estén y puedan estar en un próximo futuro. 
No podemos fallar...y como decía una periodista hace unos días: Pocas veces los extremeños mostramos unanimidad por lo nuestro, ya es hora de que lo hagamos y nos escuchen, tenemos nuestra oportunidad. Hagámoslo posible.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Nuestros recuerdos...

Esta mañana recibía un mensaje vía whatSapp. Era un foto que me enviaba un familiar desde bastante lejos y aparecía mi abuelo. Su carnet de pensionista ferroviario. Recordé con la foto muchos momentos vividos, muchas conversaciones y me vino bien recordarlo y recordar aquellos encuentros. Le encantaban mis visitas pues se alegraba de verme. Recuerdo una que el me hizo después de venir de Madrid de unas pruebas para ingresar en la Renfe. Aquel día lo pasó mal, pero sus ánimos y sus palabras me dieron fuerza para superar aquellos momentos. Tienes mucho camino por recorrer y este servicio es muy duro, no se acaba el mundo.
Cuando nos asaltan los recuerdos es muy difícil que no influyan en nuestras emociones y sentimientos. Nuestra memoria se vuelve aún más frágil porque nos acerca a una historia real, a nuestra historia. Nos emocionamos y la intensidad del recuerdo de nuestra juventud y de nuestros seres queridos nos convulsiona, nos muestra así de naturales.
Miro a mi alrededor y en mi habitación me encuentro rodeado de libros que me acercan a historias y recuerdos escritos. Unas son reales, vividas y contadas en su interior, otras imaginadas en las mentes de quienes las escriben. Pero al fin y al cabo, son historias contadas y escritas que recorren el mundo y que nos acompañan a los que las compartimos o vivimos. Miramos y nos encontramos en esas historias con recuerdos de esos momentos. Incluso nos llega un momento que queremos apropiarnos de las mismas al querer incluirlas en nuestra imaginación. Quién no tiene historias escritas en unos libros o en unas paredes donde guarda los recuerdos inolvidables bien de su juventud o de otros momentos.
Me gustan esas historias y esos recuerdos de antes. No es solo por recordar esos años de la foto de mi abuelo, sino porque es como una mirada que llegaba a un paisaje con la conciencia limpia del aire que te permitía penetrar en el mismo. Sería por la ilusión y la fuerza de la edad, por descubrir un camino que empezaba a ver y sentir los cambios. Pero ese camino creo que era más profundo. Quizás porque se respiraba un proyecto de un  joven que no estaba construido, pero que sí empezaba a tener claro lo que quería.
Es vivir adentro, es recordar nuestros recuerdos...es vivir nuestros recuerdos.

domingo, 3 de septiembre de 2017

Iniciativas a copiar...

En el libro "Ensayo sobre la ceguera", José Saramago nos alerta sobre la responsabilidad de tener visión cuando los otros la han perdido. En el libro se refleja una imagen muy complicada de los tiempos que estamos viviendo, una realidad en los años que lo escribió y que aún hoy a pesar de iniciarse otra situación, las enormes secuelas de este tiempo tienen unas cicatrices tan enormes que costará generaciones de superar.
Es una historia imaginativa, que se inicia cuando alguien ante un semáforo se queda ciego súbitamente. Y a partir de aquí la historia transforma una ciudad y a unos seres. Cambia el tiempo, cambian las circunstancias, cambia todo en la vida y en el día a día. Hay que sobrevivir y no estamos preparados para ello. Imaginación, pero al mismo tiempo situaciones que dirían que no estamos preparados para afrontar esos cambios naturalmente.
Todo ello quiero reflejarlo un poco para dar salida a la imaginación pero teniendo en cuenta realidades que nos rodean, que sufrimos, que cada día conocemos y que parados en ese semáforo de Saramago nos tiene que hacer que pensemos y reflexionemos. Este tiempo nos ha obligado a pararnos y pensar que no por disponer de más recursos para afrontar las diversas situaciones, éstas se van a resolver por sí solas o por tener esa disponibilidad que nos alerta el libro.
Todo ello lo relaciono con un reportaje que aparece hoy en un diario regional (HOY). Se trata de una iniciativa del Ayuntamiento de Alconchel que apoyado por la Junta de Extremadura, pone orden en la medicación de personas mayores que bien porque viven solos o porque en esa edad es frecuente que tengan algún problema con los medicamentos que se toman, les hace dudar o confundirse en su medicación diaria, aparte de resolverles y controlarles otros problemillas relacionados con su estado.
En el diario se revive la historia real que conviven personas mayores y los profesionales que les ayudan a superar diariamente lo que para ellos es un problema y una necesidad. La necesidad de llevar una vida lo más saludable posible y con una autonomía que les permita seguir en las mejores condiciones posibles su vida diaria.
Es una iniciativa a extenderse ya que son muchos los mayores en los que se dan este tipo de situaciones en la mayoría de nuestros pueblos. Es una iniciativa que nos enfrenta a una realidad. La que sufre una gran parte de la sociedad y que nos hace que nos tengamos que plantear tener esa visión. 
Este tiempo de prioridades económicas y de control de déficit no debe cegarnos, y al igual que le sucede a aquel conductor del libro de Saramago que ante el semáforo se queda quieto por haberse quedado ciego y no saber cómo reaccionar, debemos saber que con un poco de imaginación podemos ayudar a que muchos y estoy seguro que miles de nuestros mayores, tengan un motivo más para mejorar su autoestima y seguir sintiéndose un poco más felices.

domingo, 27 de agosto de 2017

Una historia casi real...

Esta es una historia que podría representarse bajo una pequeña obra de teatro o quizás en alguna ocasión se haya representado. Se trata de una historia que tiene nombres y apellidos. Es tan real como la vida misma. Estoy seguro que se está representando actualmente en muchos de nuestros pueblos y ciudades. Algunas diferencias podemos encontrar en la realidad que se da en un pequeño pueblo con sus limitaciones de la que se presenta en las ciudades donde hay posiblemente más recursos, pero la esencia de la historia es casi la misma. Pero la historia en un pueblo tiene rasgos que la diferencian de las ciudades. La cercanía del encuentro, del lugar, de verse con solo golpear la puerta y comprobar como esta se sigue abriendo con un leve empujón. Es nuestra gente, son  nuestros pueblos que mantienen y conservan esa identidad que nos caracteriza en Extremadura.
Y dentro de esa pequeña historia, están nuestros mayores. La historia de nosotros mismos algún día. Es la realidad de ese mundo que vemos pero que aún no vivimos. O pensamos que aún no lo vivimos, cuando lo que observamos y escuchamos a diario tiene en muchas ocasiones referencias en ellos.
Formando parte de esa historia, está una de tantas calles de cualquiera de nuestros pueblos y en ella viven esos vecinos que se ven todos los días. Que cuidan de su acera, que la cuidan como si formara parte del interior de su vivienda. Suelen quedar al encuentro de "la fresca" cuando aparecen las primeras horas de la noche. Para ello siempre hay un lugar. Una esquina de la calle. Una cualquiera de las puertas de alguno de ellos. Hablan de sus cosas. A veces de algún suceso del día y si no, incluso se comprometen a coger el pan, por si alguno por la mañana sale de viaje y no está.
En estos días pude compartir algún ratito en una de esas esquinas. Es muy saludable escucharlos. Te preguntan y te muestran su alegría por compartir la visita. Son mayores y sus conversaciones casi siempre están relacionadas con situaciones parejas. Tiempos vividos, los años y también de cuando eran otros tiempos. Hablan recordando en muchas ocasiones a los que ya no se sientan. 
Y recordando esta historia que se vive en nuestros pueblos, nos encontramos con lo que se viene hablando desde hace algún tiempo como uno de los principales problemas de nuestro país: el problema demográfico. Yo creo que en poco tiempo será un problema prioritario a resolver si no lo debería ser ya. Cada día más mayores que viven más años y cada día más necesitados por ser muchos de ellos dependientes. Ellos también lo hablan. Algunas comentaron aquello de que hoy se vive más años, pero que vaya forma de vivir. Una pregunta que sólo escucharla, te hace dudar su respuesta.
Después del paseo tempranito de hoy, me senté a leer la prensa y un libro en la terraza. Quizás por vivir en un ático corre un airecito con el que he encontrado el lugar perfecto que me permite la lectura reflexiva. Recibí un mensaje que me invitaba a leer una entrevista. No pienso leerla. Pensé que prefiero un paseo por el río, por la playa o por la montaña...un paseo por cualquier camino que no esté lleno de las mismas palabras de siempre llenas de hipocresía y de quedar bien.
Ignora el sueño, este ir y venir de tanta duda...la luz del fondo sólo a ti te pertenece. 

lunes, 21 de agosto de 2017

Estas hecho un quinto...

Desconozco el significado de esta frase, pero creo que puede que tenga que ver con algo que se hablaba hace muchos años. Algún dicho, alguna frase que se dijera. La escuché y porque quien la pronunció para mí tiene mucho significado, es la razón por la que le pongo título a esta entrada, pero realmente no he sido capaz de encontrar su significado. Quien me lo dijo no me lo explicó, no fue capaz de decirme porque me lo había dicho. Me lo dijo mirándome y agarrándome la mano. Una mirada que tuvo un brillo que recordaré y para mí fue suficiente para no preguntarle otra vez. Pero no quería que pasara sin que tuviera reflejo de una reflexión de estos últimos días durante la estancia en mi pueblo. Quizás la frase es una excusa maravillosa para hablar de esos sentimientos.
Nuestros pueblos son uno de nuestros mejores patrimonios. Estoy seguro que cada uno de nosotros opinará de esta forma. Dentro de nuestros pueblos está nuestra gente y ahí nuestro origen, nuestra esencia. En mi caso es muy especial. Se dice que los garrovillanos nos sentimos muy orgullosos de nuestro pueblo. No es porque tenga una de las plazas más bonitas de España o que la misma esté considerada Monumento Histórico Artístico de Interés Nacional, que serían razones poderosas como argumento de lo que decimos en cualquier lugar donde nos encontremos. Hay razones que salen de nuestros adentros y que cuando se menciona el nombre de nuestro pueblo, hace que nos sintamos especialmente orgullosos de ser garrovillanos. Es pasión de pueblo, es identidad que nos sale del alma y es la razón más poderosa de que se nos iluminen los ojos. Durante estos días en nuestros pueblos ves a familiares, a los amigos de la infancia, los recuerdos y añoranzas de días compartidos. Es el reencuentro de muchos momentos. Es una manera de sentirse extremeños.
En ese recorrido con cierta melancolía y emoción, también nos encontramos con miradas sobre el sentido de pertenencia y nos brota la intensidad. Esos momentos que hacen detenernos y buscar en el interior. Que hace que te muestres desnudos por los recuerdos de uno de esos muchos días de estar hablando en silencio para seguir diciéndole que han pasado diez años pero que la sigues recordando. Reflexioné en silencio tratando de adivinar el significado y el argumento de la frase y seguí mirando en los recuerdos de estos días. Ahora vendrán otros y seguiré pensando que aunque la mirada la dirigió hacia un fondo en blanco, seguiré recordando lo que me dijo...estas hecho un quinto!!!.

lunes, 14 de agosto de 2017

Para la libertad...

Escribo y suena esta canción...no hay un motivo concreto para poner ese título a la entrada, pero me pareció un nombre acertado. Por el momento, por las fechas, porque buscando en este espacio llamado por mí en muchas ocasiones "ventanita" encontré una referencia y me pareció que podría ser un pequeño homenaje para todas aquellas personas que un día lucharon por la libertad de los demás. También por las que continúan luchando, viviendo, sintiendo...que sepan que nunca estarán solas.
Escuchaba un vídeo de Miguel Poveda y amigos en un gala benéfica para la investigación contra el cáncer y me hacía recordar que el ejercicio de la solidaridad tiene que ser siempre fortalecido, porque nunca todas las fuerzas son suficientes, pero siempre ayuda el compartir el problema. Siempre he querido guardar el máximo respeto por aquellas personas que en su interior quieren seguir viviéndolo sin hacerlo público. Es su espacio y no hay nada más que hacer, sino respetarlo.
Seguía escuchando los aplausos de la gala y el sonido de las guitarras con palmas y olés. Hay momentos que nos quedamos escuchando ese ritmo que comunica con nuestros sentimientos más adentro. En esos silencios en los que no hacen falta voces ni otro sonido que rompa el espacio del disfrute. Son los sentimientos que nos afloran y que casi sin darnos cuenta, nos hacen remover partes de nuestro cuerpo.
Esta mañana tempranito escuchaba unas conversaciones en el parque. Es curioso, pero con los silencios de las primeras horas del día no nos damos cuenta de que no estamos solos. Desde lo alto de mi terraza escuchaba a dos personas hablar. En esos momentos me puse a mirar todo lo lejos que pude y me asaltaron recuerdos. Recordé que a veces necesitamos que alguien debe tocarnos para sentirnos vivos. 
Pensé que no es la casualidad de las horas del día ni la mirada a lo lejos, ni los recuerdos que nos asaltan en forma de reflejo del tiempo. Es el silencio del día que ocupa el lugar de las ausencias y que siempre nos asalta haciendo que recordemos esos momentos compartidos.
Mientras...siguen sonando una voz, palmas y una guitarra.

lunes, 7 de agosto de 2017

Silencios del tiempo...

Estoy con la lectura de un libro que conmueve. Se trata de una historia que nos adentra en una época que nuestro país ha vivido. Es una época que no me atrevo a calificar, que ha sido para todos los españoles muy dura, pero para muchas familias ha debido ser una pesadilla y que ha supuesto vivir...y seguro que estar viviendo en muchos casos, algo que nunca hubieran querido vivir. El libro se llama "Patria"...y es muy recomendable su lectura para entender mejor un conflicto, el mal llamado "conflicto vasco".
Ayuda la lectura de una historia como la del libro a conocer seguro que una parte del conflicto, pero por lo leído hasta ahora, una gran parte. Una parte que desde la distancia nunca podemos llegar a interiorizar como los que la han sufrido y la sufren aún. Es como si en su interior te introduces y te ves escuchando a las dos familias, en su juventud amigas. Es memorable la historia. Una etapa de 40 años que cada día que asomaba en forma de atentado nos convulsionaba a todos.
Recuerdo la noticia del anuncio del cese definitivo de las armas una tarde de octubre, cuando salía de las clases de la Universidad. Un día para celebrar la gran victoria de la democracia, así lo declaraba Rubalcaba ese día de Octubre de 2011. En el libro también se habla de ese anuncio y cómo se cuenta ese momento por las dos mujeres que centran gran parte de la historia. Dos mujeres, dos esposas, dos madres...con un gran carácter y personalidad.
En los paseos matutinos por caminos naturales y escuchando el sonido de los pasos al caminar, entre conversaciones en silencio solo rotas por el sonido de un cántico o de una llamada que se produce entre los árboles, recuerdo algunos de los capítulos de mi libro, porque creo que todos los días cada uno de nosotros, escribimos una parte del mismo. Un libro que escribimos mentalmente en esos ratos en que nos encontramos con nosotros mismos. Tratando de reflexionar sobre este tiempo, me ayudan esos silencios cómplices de la soledad de los caminos.
En esos momentos creo que todos nos acordamos de capítulos vividos en nuestro día a día. Dentro de nosotros aparecen imágenes y recuerdos que son imborrables. Son momentos que el destino ha colocado en nuestro interior. Que nos retiene la memoria y que el destino ha querido que formen parte del camino y de los silencios del tiempo...esos maravillosos silencios que cada uno compartimos.

lunes, 31 de julio de 2017

Entre ida y vuelta...

Esta mañana en la ida al trabajo durante el recorrido a Mérida me puse en modo reflexión. Trataba de repasar lo sucedido en este fin de semana. Encuentros, conversaciones, decisiones...lo normal en un evento como el celebrado: Congreso del PSOE de Extremadura. Acudí desde la tranquilidad de no tener que decidir sobre nada, pero sí desde la responsabilidad de aportar y ayudar en aquello que se pidiera. Siempre he dicho que se aprende cada día y más escuchando, que hablando.
Normalmente los congresos suelen ser de mucha discusión y de mucho "pasillo". Todos queriendo estar en algún sitio, aunque ese sitio fuera sólo estar en alguna conversación que tuviera algún tipo de interés. Se suele decir que los congresos se hacen más fuera que dentro, o que se celebran dos congresos. El de aquellos que quieren estar y el de aquellos que quieren ser. No es exactamente así, pero los que hemos asistido a alguno, ya sabemos que hay tiempo para casi todo.
Pero esta mañana me costó centrarme en los temas de la semana. Suele suceder que durante la ida y la vuelta hay tiempo para reflexionar, para hablar, repasar asuntos del día...pero esta mañana resultó difícil. Ni el ruido de la emisora hacía que me sumergiera en la reflexión. La mirada hacia el frente y las líneas discontinúas que me deslizaban y acercaban casi sin darme cuenta. Pensé que sería el fin de semana. No haber descansado estaba haciendo mella.Y mira que llevamos congresos y alguno de ello marcó un camino. Un camino con curvas pero compartiendo un tiempo y una etapa de la vida.
Esta tarde repasaba algunos poemas de un libro. Fue una noche en la Alcazaba su presentación y resumía la obra poética de Angel Campos Pámpano. La vida de otro modo, su título. En mi mania de escribir en el interior de los libros, aquella noche escribí: me llamaba asistir. Quería asistir. Un momento en silencio, es un momento bello de disfrutar. Tener paz interior. Compartes y sientes. Te apasionas cuando vives ese momento de silencio en la soledad del camino de la noche. Que fácil resulta a veces sentir. Escuchar unas palabras de un poema saliendo de una voz con sentimiento.
Puede que esta entrada se convierta en algo que no se entienda. Puede que incluso el momento de sentarte delante de la pantalla y escribir se pare por un tiempo. Puede que sea la proximidad del tiempo de las vacaciones. Puede que se ponga la cuenta a cero para emprender un nuevo proyecto. Quizás sean las emociones y los impulsos que se acumulan los que necesiten de la reflexión y el descanso, aunque no por ello abandonaremos la lectura y la paz que despiertan esos paseos desde la distancia con la observación de la luz del día. 
A veces sólo un gesto es suficiente para salvar el día.Y escribir tal vez es ese gesto que prolonga el latido de los pulsos hasta la sed secreta de los sentimientos. Es posible que escribir sea perderse en el lado oscuro de la vida, en la memoria de cada uno,en los reencuentros del viaje de la ida y la vuelta. Escribir puede que sea una ventana para comparecer ante los demás, para que los ojos reflejen el interior de las palabras. Unas palabras que hoy son un mensaje de apoyo para que sigas adelante. A seguir luchando por la vida. Eso es lo que pido en mi viaje a la vuelta, porque no hay otro modo mirar las cosas sin perderlas del todo...entre la ida y la vuelta.







domingo, 23 de julio de 2017

Cuidemos el medio...

Esta mañana salí tempranito a andar por el Guadiana. Cualquier día, pero los fines de semana a las primeras horas del día se convierte en un disfrute del tiempo. Un espacio ambientalmente esplenderoso que tenemos la suerte de disfrutar, pero al que hay que cuidar. Paseantes y corredores, ciclistas y patinadores; el río y su planta invasora, junto a la invasión de patos y gansos que se ha convertido en una de las señas de identidad junto al camalote en el agua.
Pero tiene que llegar el momento en que desde el Ayuntamiento tengan que actuar. La colonia de aves y gansos que se ha instalado en el parque del Guadiana no deja que el césped de su entorno crezca porque también les sirve de alimento. De hecho, hay zonas que se han tenido que replantar en varias ocasiones y aunque la acotan para evitar que pasen, no sirve de freno porque saltan la valla o la tiran. Al césped no le da tiempo a crecer e incluso han acabado con la grama, lo que provoca que haya zonas de la margen del río con enormes calvas de vegetación.
El caso es que las aves conviven con toda naturalidad y sirven de motivo de visita. Avisos de que no se les dé comida existen, pero la gente no les presta atención ni caso. Es más, muchas familias hacen que sus hijos pequeños rodeados de patos sean el motivo fundamental para una foto curiosa. 
Esta mañana era curioso. Había dos bandas de aves distanciadas y ya no reparan en estar cerca del agua. Se habían cruzado todos los caminos y se estaban acercando a las viviendas que están situadas cerca de las vallas. Empieza a ser muy preocupante y hasta peligroso, pues los ciclistas tienen que sortear a veces estos obstáculos andadores.
Lo cierto es que esta zona del Guadiana con su parque se ha convertido en poco tiempo en una de las zonas de más afluencia de Badajoz y el Ayuntamiento debería de actuar. Es indudable que cuando la margen izquierda del río esté acondicionada y luzca con todo su verde, estaremos hablando del auténtico pulmón de la ciudad. No solo se convertirá en un lugar a visitar, sino que también será un lugar que medioambientalmente se reconocerá.
Pensar que un día los badajocenses se bañaron en el Guadiana está un poco lejos, pero cuidar y ser respetuosos con el medio natural que disponemos debería convertirse en un deber ciudadano...desde luego, el primero que se lo debería de aplicar es  el Ayuntamiento de la ciudad y su Alcalde.

lunes, 17 de julio de 2017

Escribir es vivir...

Uno de los libros de José Luis Sampedro lleva el título de la entrada. Entre otras muchas frases que me han quedado en la memoria, hay una que dice "no he venido aquí a hacer retórica, ni literatura...He venido aquí a VIVIR, a vivir cuando se me está acabando la vida y, por tanto, a disfrutarla más". El libro es una lección magistral con las reflexiones realizadas por Sampedro durante un curso desarrollado en la Menendez y Pelayo. 
Se han acabado las primarias regionales en el PSOE de Extremadura y esta mañana un amigo me preguntaba que si había escrito algo sobre lo vivido en éstos últimos días. Es un buen amigo, al que le gusta compartir. Hay complicidad y convivencia. Secretillos por la responsabilidad del lugar. Y tiene un espacio de paz que en esta etapa es de lo mejor que me he encontrado.
En estos últimos días he vuelto a recuperar sensaciones por distintos caminos. A través del silencio en el espacio de la noche por esas carreteras. Desde un lugar en el que he podido compartir con amigos y compañeros. Desde un espacio en la red llevado a cabo desde el voluntarismo y siendo absolutamente necesario el crearlo y desarrollarlo. Aportando nuestro granito de arena con la complicidad de la amistad y desde el convencimiento de que había que ayudar a un amigo.
No tuve nunca dudas de que Guillermo ganaría las primarias. Solo tuve durante todo este tiempo la incógnita del número que se colocaba delante. Estoy seguro de que con más participación y siendo contundente el resultado conseguido, lo habría sido aún más. Y lo digo desde el convencimiento después de haber vivido el día de ayer en una mesa durante toda la jornada e ir comprobando de vez en cuando los compañeros y compañeras que acudían a votar. El resultado está ahí: casi 7 de cada diez votantes prefirieron a Guillermo. 40 puntos de distancia le sacó al segundo candidato y 56 puntos respecto al tercero. Porque también la importancia de esta diferencia entre los candidatos, tenemos que hacerla teniendo en cuenta que hubo tres, porque ello tiene aún más valor.
En unos días tendremos el Congreso Regional y se elegirá una nueva Ejecutiva. Es muy importante que sea una Ejecutiva de personas que crean y sean capaces de llevar a cabo los cambios propuestos por Guillermo. Que sea consecuente con las propuestas y el sentir de lo que representan los votos, porque estos han hablado claramente. Y sobre todo que sea leal en la práctica y con la realidad. Yo espero que todos se pongan a disposición del nuevo Secretario General para que este haga su ejecutiva, que será la de todos.
La política no consiste en vencer sino en convencer y el objetivo no es ganar por ganar, sino ganarse a los ciudadanos. Como decía Obama: No se trata de mi, sino de nosotros, de que trabajemos juntos por un objetivo común. Ese objetivo tiene fecha y se trata de 2019.

sábado, 8 de julio de 2017

Ricos en solidaridad...

Esta semana ha sido muy complicada. Hay sucesos que marcan y que los retenemos en la memoria durante mucho tiempo. Incluso es posible que no los lleguemos a olvidar nunca. Creo que lo sucedido en esta semana en la zona de La Vera y al día siguiente en el Valle del Jerte va a ser recordado y muy difícil de olvidar, al menos en mi caso.
Estaba temprano como cada día en el despacho y empezábamos a conocer la noticia de que en un pueblo de La Vera (Valverde de la Vera) había sucedido algo que tenía toda la pinta de ser grave. El servicio del 112 lo concretaba al poco tiempo. La fisura en una balsa de abastecimiento de agua en la zona, provocaba que inmediatamente se activarán los servicios de emergencia en su nivel 1. Una primera valoración y rápidamente en marcha para comprobar, actuar y ayudar en la zona.
Extremadura es una región extensa, muy extensa. Recorrerla en coche desde norte a sur o de este a oeste te lleva un tiempo que a veces se hace interminable y más en casos de este tipo, donde la incertidumbre y la magnitud del suceso nos hacía que la preocupación se nos mostrara en forma de golpes interiores por si había sucedido algún daño a personas y que fuera irreparable. Teléfono, radio, enlaces, redes sociales...cualquier medio nos acercaba a conocer la realidad de lo sucedido. A medida que nos íbamos acercando, las noticias se producían descartando daños personales, aunque sí materiales y bastantes. 
Coordinación de recursos y efectivos para empezar rápidamente a poner en marcha acciones que ayudaran y visita in situ a los lugares donde se habían producido los daños. Me quedo con muchas imágenes que hicieron que mis recuerdos de la riada de Badajoz se volvieran a agolpar en mi mente. El agua con su fuerza había llegado a romper una carretera, había levantado muebles, destrozado viviendas en algún caso, arrastrado coches...había anegado una piscina completamente. Barro, lodo, arboles, ramas y piedras redondas que con la fuerza del agua pudieron llegar a hacer muchísimo daño.
Afortunadamente la cosa quedó en importantes daños de tipo material. La imagen de la piscina cubierta de barro me quedó impactado. La cara de los vecinos asustados por lo sucedido, las conversaciones con algunas de las personas que habían vivido esos momentos, son imágenes que muestran la realidad de la crudeza de un hecho. 
De todo lo vivido en ese día quiero quedarme con algo muy importante y que creo que nos caracteriza a los extremeños. Es con la solidaridad mostrada por muchos voluntarios: protección civil, bomberos, empleados públicos de la junta y ayuntamientos, guardia civil, gente anónima y por los alcaldes de los pueblos de la zona. Los alcaldes inmediatamente habían trasladado a la zona máquinas y trabajadores para empezar a actuar en la zona. A veces nuestra Extremadura aparece en los primeros lugares del ranking y es posible que tengamos una de las rentas per capita más bajas del país, pero somos ricos en solidaridad porque ésta corre por nuestras venas.
.

domingo, 2 de julio de 2017

Sobre el debate parlamentario...

Ha pasado el debate sobre política general de la región. Se le conoce como el debate del año, junto con el de los presupuestos. El Presidente de la Junta hace una valoración general de las políticas desarrolladas, pero sobre todo presenta propuestas novedosas. Ello sucede en el primer día. Los grupos parlamentarios no suelen entrar en el debate de las mismas. Aprovechan sus intervenciones para acentuar su posición política y dar un repaso a la legislatura.
En esta ocasión ha vuelto a suceder. Una cantidad de propuestas con calado político para pronunciarse y la oposición ha pasado de debatir. El segundo día, que es el dedicado al debate de las propuestas presentadas, los grupos lo dedicaron a la crítica, sólo a críticar. El colmo del debate sucedió por la tarde con las propuestas de resolución. Un total de 354 propuestas presentadas. 
Desconozco el público que sigue el debate por televisión o por las distintas posibilidades que hoy tenemos por las redes sociales. Me dicen que no es precisamente muy seguido. Se dice y se comenta que el debate político ha quedado para una selección de la gente que nos movemos por el espacio público compartido. Por tanto, parece que no tiene mucho interés para la ciudadanía. Decían el otro día en la zona noble que si se hiciera una encuesta preguntando a los ciudadanos, nos quedaríamos con dos o tres de las propuestas presentadas. Menos mal que desde la prensa se recogen algunas, ya sea por su polémica o por otros intereses, pero lo cierto es que cada día hay más unanimidad en que el seguimiento del público en general, es muy bajo. Y eso que es el debate junto al de presupuestos más importante de cada año.
Todo esto creo que debería ser objeto de reflexión. Este nuevo tiempo político ha quedado muy claras varias cosas. No se puede estar haciendo lo mismo de siempre, porque las respuestas en política tienen que ser otras. Cuando se llevan tantos años encarando el proceso de los debates políticos de la misma forma estamos llevando a restarle valor a la política. Estamos banalizando la política y que se hagan tal cantidad de resoluciones sin tiempo a entrar en el debate y en el fondo de las mismas, lo dice todo.  
Tengo claro que los partidos políticos deben tratar de llamar la atención de los ciudadanos respecto al trabajo que desarrollan, al objeto de que sus propuestas se extiendan en la sociedad y los votantes puedan tener la mayor información posible sobre la actividad real de cada cual: es decir, no sólo qué dice cada representante público sino, sobre todo, qué se hace de verdad allí donde las cosas pueden realmente cambiarse. Mi experiencia parlamentaria me recuerda que una cosa es lo que se dice y otra lo que realmente se hace e igualmente es esencial que el trabajo que se desarrolla en los parlamentos llegue a los ciudadanos para que conozcan que es lo que se hace en política.
Estamos en un nuevo tiempo...si decimos participación debemos fomentar la participación, si decimos transparencia debemos ser transparentes...si decimos cambio, debemos hacer cambios.

sábado, 24 de junio de 2017

#ContigoGuillermo.

Hoy es el 24 de junio y esta fecha tiene mucho que ver conmigo. Es el día de mi nacimiento. Fue en el año 1962 y la historia de esta fecha es interminable. Basta escribir en un buscador sobre ella y te salen cantidad de historias. Las más características tienen que ver con su origen. El origen de esta tradición es pagano -y mucho más antiguo que su celebración cristiana- y se basaba en la conmemoración de la llegada del día más largo del año, con el solsticio del verano en el hemisferio norte, con un gran arraigo en países como España. Hogueras, fuegos artificiales, noches de calor con altas temperaturas y la gente sigue con ilusión pidiendo sus deseos de distintas formas, muchas de ellas relacionadas con el fuego. También en las playas suele festejarse esta noche y recién llegado a Cataluña pude compartir y vivir alguna noche mágica con recuerdos inolvidables.
Hoy me escribía un amigo un mensaje y me deseaba que disfrutara del momento. Mi respuesta a este entrañable y querido amigo, es que el mejor regalo era que tenía la suerte de compartir su amistad.
Es cierto, hoy ha sido un día especial y no solo por mi cumpleaños. Me acerqué tempranito a Olivenza. El amigo Guillermo tenía el acto de presentación de su candidatura a la Secretaría General del Partido. Había que estar allí para apoyar y avalar a un amigo. Porque Guillermo, primero es mi amigo. Tuve la suerte de conocerlo hace algunos años y hoy seguimos compartiendo no solo una gran amistad, sino mucha complicidad. No voy a escribir más sobre su persona, porque a él no le gusta que lo adulen, pero para mí Guillermo antes que político, es persona, es mi amigo. 
Fue un acto de presentación sencillo y breve, nada tradicional en cuanto a modo de acto político. Sin presentaciones. El empezó el acto y él lo acabó después de un pequeño discurso. Había un pequeño muro construido detrás y la palabra "Contigo". Un acto de compromiso. 22 IDEAS, 22 COMPROMISOS, porque Guillermo es de los que le gusta asumir y cumplir los compromisos.
Profundizando en la participación de la militancia, en las incompatibilidades, en las decisiones sobre pactos y candidatos, en la rendición de cuentas, en la transparencia, en la paridad, en la mediación ante los desahucios, en los planes de empleo, en los compromisos con la renta básica, con la educación, con los libros y transporte gratuitos, con la atención a la dependencia, con la cultura, con el crecimiento económico y el empleo digno, con la sostenibilidad del sistema sanitario, con la Economía Verde y Circular, con la igualdad de género, con la cooperación al desarrollo y con el compromiso con el Partido en cuanto a su sostenimiento.
La palabra de Guillermo es el compromiso y creo que no hay mejor candidato desde el respeto a los demás compañeros. Como suele decir Guillermo, la política no consiste en vencer sino en convencer y el objetivo no es ganar por ganar, sino ganarse a los ciudadanos...ahora a los militantes y en 2019 de nuevo, a los extremeños.
#YoVoyContigoGuillermo.

sábado, 17 de junio de 2017

Del 38...al 39 Congreso del PSOE.

He vuelto hacia atrás. He vuelto a recordar un tiempo vivido. No hace tanto tiempo, pero creo que fue un momento de ilusión y de esperanza. Lo viví con mucha pasión. Por eso, hoy en mi caso sí voy a escribir que aquel tiempo pasado fue mejor. Escribí unos días antes del Congreso lo siguiente "Se presenta un Congreso abierto con dos grandes candidatos...es la decisión de los delegados y creo que va a ser un Congreso donde la libertad del voto, se va a poner muy de manifiesto...es una de las mejores garantías de un partido que democráticamente volverá a ofrecer a nuestro país los mejores argumentos. Un tiempo nuevo...un tiempo para fortalecer y para renovar el Partido". Han pasado más de cinco años de aquel febrero de 2012.
Aquí desde donde escribo, leo, estudio, trabajo...observo cómo en este fin de semana se está celebrando el 39 Congreso del PSOE. Lo observo desde la tranquilidad del lugar. Desde la tranquilidad también de comprobar lo que hemos cambiado en tanto poco espacio de tiempo. 
En aquel sábado de hace cinco años, no sabíamos el resultado de casi nada hasta el último momento. Hoy, después de cinco años y habiendo sido la apertura del Congreso hace pocas horas, ya casi lo sabemos todo. O quizás mejor dicho, lo sabemos desde hace tiempo.
No estoy diciendo que aquel fuera mejor que el actual. Manifiesto que también no lo estoy viviendo con la misma intensidad. Tengo razones personales para ello y también políticas. Lo que ha sucedido con unas primarias hace menos de un mes y la elección por la militancia del Secretario General es el gran cambio de un Congreso a otro. Que conste y así lo he dicho en muchas ocasiones, lo he defendido, yo estoy de acuerdo con el proceso de primarias. Entre otros cambios, fue en Sevilla donde se inició el sistema de elección del Secretario General por los militantes.
El PSOE cierra una etapa de gran convulsión interna e iniciamos ahora otra con Pedro Sánchez como Secretario General. Esta es una de las cosas que diferencian a éste Partido de otros. Nosotros practicamos la democracia, nos reconocemos en ella, asumimos el resultado y ahora después de las reflexiones, podemos pensar que las cosas podían haberse resuelto de otras maneras, con otras formas, pero el Congreso cierra una etapa y ahora, después de varios meses de interinidad, tenemos un Secretario General y con él un nuevo equipo...y ahora lo que toca, es ponerse a dar respuestas lo más pronto posible a toda la gente que está ahí, que espera de nosotros que acabemos de una vez de hablar de nuestros problemas y cuanto antes, volvamos a ser la alternativa que los ciudadanos esperan de nosotros.
Y volver a convencer a la gente, volver a retomar el pulso de esa autopista que no tiene carriles en propiedad. Este tiempo ha cambiado demasiadas cosas y no nos dimos cuenta de ello en su momento.
A ese nuevo tiempo, deben darse respuestas siendo muy coherentes y teniendo la referencia de los principios y valores que los Socialistas siempre respetamos. Con mucha humildad y honestidad, sintiéndonos orgullosos de pertenecer a un Partido que cada cuatro años no sólo se somete a la voluntad de los ciudadanos, sino que también es capaz de afrontar y superar con lealtad y responsabilidad, los retos de éste nuevo tiempo.
Pues eso...Congreso cierra Congreso.

sábado, 10 de junio de 2017

Cuidado con los virus...

Hace unos años durante la lectura de un libro reflexioné sobre la necesidad de contar las cosas tal y como pasan. Siempre lo he hecho así. Me considero un autodidacta al que le gusta escribir y sobre todo escuchar. Siempre se ha dicho que deberíamos escuchar el doble de lo que hablamos. En sus páginas se alertaba sobre el peligro de los rumores en las organizaciones.
Con el paso del tiempo y con la cantidad de "sucesos" que contamos y nos cuentan, sigo teniendo claro que antes de hacer circular una información, debemos estar completamente seguros de algunas cuestiones fundamentales: de que la información es absolutamente cierta y de que el hecho de hacerla circular va a contribuir de forma positiva al funcionamiento de la organización. Si ésto no es así, lo que estamos haciendo circular no es información. Es un virus. De esta forma se describe por el autor lo que en estos momentos tiene mucha actualidad y en muchos casos, una fuerza que consigue que no nos preguntemos si lo que se publica y leemos es verdad. Increíble, pero sucede.
Esto viene sucediendo con mucha frecuencia en las redes sociales y en una parte de la prensa también. Se suben informaciones con frecuencia que están manipuladas, que generan rápidamente un debate y por tanto consiguen que los usuarios hablen, la compartan y de esta forma se consigue el objetivo de quien lo ha divulgado. Nos ponemos a hablar de ello y ya no cuestionamos si es verdad, porque mucha gente está hablando y por tanto tiene que ser verdad.
Vivimos en un tiempo de cierta convulsión que se ha convertido en el caldo de cultivo ideal para uno de los virus más peligrosos para la confianza en una organización: los rumores. Cada día hay más chismes. Nos prestamos a ello con relativa facilidad. Un rumor es una información falsa o tendenciosa y que hábilmente manipulada puede llegar a intoxicar y entorpecer la comunicación entre la gente consiguiendo el objetivo de romper la confianza y calentar el ambiente. Hay que aplicarse una vacuna para actuar y ponerla en práctica para tener inmunización. No se trata sólo de responder porque nos asaltará la duda de si respondiendo no ayudamos a propagar el rumor. 
Hoy disponemos de herramientas que nos conectan e interactuamos con ellas y por tanto resulta más difícil aplicar vacunas ante el virus. No siempre nos llega a inmunizar totalmente, pero recordemos la sabiduría popular..."para romper una cadena basta con romper un eslabón". Cuidado con los virus!!!

sábado, 27 de mayo de 2017

Resetearse.

Hoy salí tempranito a dar un paseo por el circuito llamado de los puentes. Necesitaba soltar y relajar lo acumulado de estos días. No es un ejercicio que resuelva pero en cierta forma y depende de los momentos, te puede llegar en parte a resetear. Resetear, qué palabra. Busco mientras la escribo y me viene a decir que es como si me reiniciara, una vuelta al principio o bien un nuevo comienzo. Pues eso, me puse en ejercicio de inicio. 
Había faltado a la cita semanal de escribir. Es un ejercicio que ayuda, pero que no se puede dejar pues después suele costar un poco. En el paseo me asaltaban algunas dudas sobre el proceso de las primarias vivido en el PSOE. He querido dejar de pensar rápidamente en las conclusiones, porque esta historia ya la he vivido alguna vez. Por eso me puse en modo inicio en el paseo. Habrá quien conforme lea la entrada, piense que vaya forma de relajarse en un paseo matutino. Pensando y reflexionando sobre la política.
Siempre me ha pasado que el ejercicio me ayuda a recomponer ideas y abrir un poco el espíritu crítico de la reflexión. Pasaron las primarias. Resultado contundente. Ya tenemos Secretario General y una semana entera de valoraciones. Unidad. Todos con Pedro. Ya no hay plataformas. Eso pensaba yo. Semana de congresillos (al hablar en éstos términos de una reunión, le quitamos hasta la importancia que siempre habían tenido). Listas de consenso. Pero, listas proporcionales a resultados.
El "congresillo" de mi agrupación se resolvió de forma parecida. Y yo sin entender el porqué se hacían las cosas así. Ahhh, me lo explicaron: hay una lista de consenso entre todas las corrientes, plataformas, grupos de apoyo y es proporcional a los resultados. Hay que ir a un congreso de unidad.
Me preguntaba yo. Se han terminado las primarias y ya estamos diciendo que todos unidos con Pedro. Y acaso el hacer las cosas así, no desligitima lo que estamos diciendo?. Se ha terminado el proceso, ya todos con uno y ya no hay nadie de otros, pero acaso esto no sigue fomentando las plataformas, los grupos, las corrientes...Ufff qué lio!!!. Tendrá que pasar el Congreso Federal para que todos seamos del Secretario General y no haya nadie de nadie en concreto. Ufff...y el PSOE?. Acaso no se podría haber resuelto con otra fórmula?. Todo el que hubiera querido asistir, que lo hubiera dicho y se hubiera hecho como con las primarias...pero eso sí, sin avales!!!
Me encontraba en la lectura y en la reflexión. Me pasaron las listas que se habían aprobado. Mis peores temores se vieron reflejados. Alguno/as de los que serán representantes de todos y han escrito cada perla en las redes, estaban en la lista de la unidad y del consenso!!!.
Ahhh, por cierto...las enmiendas que siempre había sido de lo más importante en las reuniones por aquello de los proyectos antes que las personas, hubo alguién que dijo que se aprobaban todas para el siguiente proceso elevarlas a la discusión...Pues eso, que estamos en tiempos de un nuevo tiempo o de un nuevo PSOE???.

domingo, 14 de mayo de 2017

Primarias...

Estamos en plena campaña de primarias en el PSOE y como me temía cuando se iniciaron las mismas, la subida de la temperatura en la defensa de las opciones y los nervios que provocan se están notando, pues se ha caído en la senda de la provocación y de la sinrazón a la hora de las calificaciones. En estos últimos días, los desagravios e insultos entre los propios compañeros están subiendo de tono y todos tenemos unas enormes ganas de que todo acabe cuanto antes.
Soy un defensor de las primarias. Un militante, un voto. El voto de un militante de base, vale lo mismo que el del Secretario General. Estos eran mensajes que se trasladaban cuando se aprobaron. Los que defendimos esta opción, estábamos encantados con el sistema. Se podría haber avanzado aún más, pero de momento se quedó ahí. Es muy posible que siendo la recogida de avales un proceso que enturbia y que provoca ciertos comportamientos, haya que dar un nuevo paso adelante y en consecuencia, provocar cambios que vayan en la línea de eliminar el requisito de tener un número determinado de firmas, para ir directamente a una votación y las dos opciones que más votos consigan, volver a ser votados. E incluso el introducir el voto de simpatizantes mediante unas mínimas condiciones para que los que participen adquieren y formalicen algún tipo de compromiso.
Se está cuestionando el proceso y hay quien está opinando que ello puede acabar con el Partido. Yo no creo que el mejor instrumento de igualdad a la hora de votar que hoy por hoy tenemos, pueda acabar con la organización. Es indiscutible que al proceso haya que darle una vuelta y que nos haga reflexionar sobre el cómo poder hacerlo sin que se llegue a un nivel como estamos llegando.
Todo el mundo saludó el proceso que inició el PSOE. La primera organización que se atrevía a elegir a sus responsables a través de un proceso transparente, democrático e inequívocamente en condiciones de igualdad sin comparación por ninguna otra organización.  No está resultando fácil el asimilar el proceso. Los cambios en las organizaciones siempre resultan difíciles de asumir por la propia inercia que comportan los mismos. En las organizaciones más que centenarias, es posible que sean más complicados de completar.
Comparto aquella frase de Carme Chacón durante su visita a Extremadura a finales del 2011..."No tenemos que tenerle miedo a nada, excepto a no movernos, excepto a no hacer nada, que a quien no le gustan las primarias, menos le van a gustar las primarias abiertas". Gracias de nuevo por tu impulso.
AMPL.- PSOE.- Chacón apuesta por las primarias abiertas y avisa que solo hay que tener miedo al "inmovilismo"

"No tenemos que tenerle miedo a nada, excepto a no movernos, excepto a no hacer nada, sé que esto no le gusta a todo el mundo, sé que arriesgo cuando digo esto, que a quien no le guste las primarias, menos le va a gustar las primarias abiertas"

Leer mas: http://www.europapress.es/nacional/noticia-ampl-psoe-chacon-apuesta-primarias-abiertas-avisa-solo-hay-tener-miedo-inmovilismo-20111229001045.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.
AMPL.- PSOE.- Chacón apuesta por las primarias abiertas y avisa que solo hay que tener miedo al "inmovilismo"

"No tenemos que tenerle miedo a nada, excepto a no movernos, excepto a no hacer nada, sé que esto no le gusta a todo el mundo, sé que arriesgo cuando digo esto, que a quien no le guste las primarias, menos le va a gustar las primarias abiertas"

Leer mas: http://www.europapress.es/nacional/noticia-ampl-psoe-chacon-apuesta-primarias-abiertas-avisa-solo-hay-tener-miedo-inmovilismo-20111229001045.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

domingo, 7 de mayo de 2017

La libertad del voto.

En estos últimos días asistimos con una gran atención al proceso de primarias que se está llevando a cabo en el PSOE. Ya conocemos los avales de cada candidato y ahora se ha iniciado la campaña en la que cada uno razonará su petición de voto.
He querido mantener un silencio y no responder a algunos comentarios que hubieran merecido una respuesta por mi parte. Es un ejercicio que me impuse hace tiempo. Voy a seguir en la misma línea, porque creo que es la mejor respuesta ante algunos que han pensado que quizás podrían conseguir sentirse más importantes de lo que realmente son. Es el problema entre otros, que tienen las redes sociales. Algunos deben pensar que son reyes ante la soledad en la que se encuentran ante el teclado. 
Una vez que se ha conocido el número de avales de Susana, Pedro y Patxi se ha seguido en la misma línea de despropósitos y descalificaciones en los medios y no digamos en la red. Desde el mismo momento de depositar los avales hasta el recuento, se han sucedido declaraciones tratando de enturbiar el proceso y sembrar dudas sobre la transparencia de la consecución de los avales.
Como militante me habría gustado que se pusiera mucho más en valor un proceso democrático como el que se está viviendo en mi Partido que no tiene comparación con ningún otro sistema de elección existente en nuestro país. Un proceso enormemente participativo, vivo y democrático. Un militante, un voto.
Pero una vez resuelto el número de avales, me gustaría llamar la atención sobre la decisión que libremente hemos tomado cada militante de avalar. Yo he avalado a Susana y votaré por Susana. Lo haré con absoluta libertad y es a ello a lo que apelo. No pongamos en duda la decisión que cada uno en nuestra libertad tomemos. No pongamos en duda el ejercicio del derecho del voto, porque es una decisión que cada uno asume en base a razones que forman parte de la esfera de lo más personal.
En estos tiempos que corren no hay imposiciones ni coacciones, y no es bueno que se siembren dudas sobre ello en relación con este proceso. Los militantes que han tomado una decisión (avalar) podrán tener la opción de votar lo que avalaron o cambiar, pero sería muy positivo que todos seamos respetuosos y educados...sobre todo, porque así demostraríamos ser consecuentes con lo que decimos ser...Sería muy de ser Socialistas no poner en duda la libertad de cada uno...lo contrario, es ser otra cosa.

domingo, 30 de abril de 2017

Afrontar desde la normalidad.

Hoy escuchaba una entrevista a uno de nuestros mejores deportistas. Un periodista le preguntaba por cómo afrontaba los éxitos. Pues teniendo claro de que los éxitos no son la realidad siempre y los fracasos tampoco. Hay que vivir las cosas con normalidad y así las trato de afrontar. Verdaderamente esto es muy complicado para la mayor parte del mundo, pero hay que afrontarlas desde ese lado y así resulta más fácil digerirlas.
Una respuesta así de una persona acostumbrada a los éxitos no parece fácil, pero hay que tener mucha humildad y ser muy honesto para contestarla y ser convincente a la hora de responderla. Hay que ser muy de los pies en el suelo, no despegarlos y tener una constancia y una voluntad muy fuerte.
Hoy en mi viaje entre el Tajo y el Guadiana, entre la Sierra de San Pedro y los Llanos de Cáceres; entre ese andamiaje del AVE y la soledad de la N-630; en la observación a ratitos de nuestra dehesa que ha dejado de brillar por el efecto de las temperaturas de días pasados; en esa plataforma que se ve de lejos de lo que algún día podrá recorrer una locomotora del siglo XXI...en esos riberos de Araya y ese desconocido paso por el arroyo Morisco; cuando subes y entre los sentaeritos y la caseta te encuentras con las torres y ese paseo tantas veces recorrido...es Garrovillas de Alconétar y me traslada a esos años de carreras por sus caminos, por sus pinares y en la búsqueda de "albejacas".
Es estos días continúa la campaña de las primarias en el PSOE y a medida que se van aproximando las fechas de la decisión que tendremos que tomar los militantes, se va recrudeciendo el ambiente entre los compañeros. Creo que va a ser difícil y que la resolución va a alterar la normalidad de la organización. Ya la tiene alterada. Sería muy deseable que no se caldeara más el ambiente. Pero así como el deportista al que aludía nos daba una muestra de su respeto y humildad a pesar de los éxitos, creo que en la situación que estamos viviendo están empezando a poder más las respuestas desde las vísceras que desde la razón y la sensatez.
Y es que en este tiempo abunda mucho una clase de gente...andan repartidos entre el espacio de la hipocresía y el postureo. Lo mejor de todo, es que cada vez están más lejos de ser capaces de afrontar las cosas desde la normalidad y ello, se termina descubriendo y seleccionando.

domingo, 23 de abril de 2017

El tiempo que pasa y no vuelve.

En alguna ocasión hemos reflexionado en éste espacio sobre el tiempo y lo deprisa que nos parece que pasa. A veces suele sucedernos cuando ha tenido lugar un suceso que nos hace recordar, en otras ocasiones es una parada en algún momento y por algún hecho concreto, el que nos hace detenernos y pensar.
En estos últimos días han sucedido cosas que a mi me han hecho recordar. Hace dos semanas que se nos fue Carme. Ha sido tal unanimidad sobre su persona que merecería que su ejemplo permaneciera para siempre en la retina de nuestros ojos y de nuestra mirada. En nuestro pensamiento. Su ejemplo, valentía y sus posiciones sobre muchos asuntos políticos, sus posicionamientos, su defensa del espacio político, su escuela con su determinación a favor de los derechos de la igualdad. Su esfuerzo y su coherencia política, han sido unánimamente elogiados. Y mira que en estos tiempos que corren, es difícil que alguien reuna tantos halagos. Este mundo en el que nos movemos tiene espacio para los sentimientos y para casi todo...me gustaría que mucho de lo leído en éstos días no se nos olvidara y que la recordáramos para siempre.
Hace seis años inicié esta aventura de escribir en este espacio llamado blog. Le puse el nombre que tiene mucho de relación con mi origen. Lo denominé que era un puente, porque así entendí que era el lugar desde el cual acercarse en posiciones desde el respeto. Un encuentro para la lectura, la reflexión y el pensamiento. Nunca tuve ninguna otra intención. Surgió de la forma más natural posible y así continúa. No tuve nunca que moderar ningún comentario. Quienes lo visitan entran y leen. La primera entrada tuvo relación en un pequeño libro de Hessel que hacía alusión a un momento determinado con una cierta convulsión política y social.
En estos días se están celebrando los 25 años del primer tren AVE en nuestro país. Qué curiosa la cita y los años. Por aquellos entonces andaba un poco lejos de Extremadura, pero siempre tuve claro el volver cerca de mis orígenes, de mi tierra. El 1992 será un año para no olvidar nunca en nuestro país. Para mí también, mi vuelta a Extremadura y el nacimiento de mi hija Raquel.
Hay frases que resumen el paso del tiempo y cuando las leemos nos hacen reflexionar...se dice y es cierto que el tiempo no se detiene por nada ni por nadie. Disfrutemos, compartamos, vivamos el tiempo que nos toca y no nos detengamos más allá del tiempo que tardemos en seguir viviendo la vida, porque el tiempo pasa y no vuelve.

domingo, 9 de abril de 2017

Adios Carmen...

Me encontraba en mi habitación dispuesto a escribir en mi blog, después de haber pasado un estupendo día en mi pueblo con mi padre. Estaba a punto de iniciarlo hablando de los sentimientos que recuperé y de la cantidad de recuerdos que siempre me asaltan cada vez que voy. Ese camino de ida y vuelta, esos ratos a su lado. Esas miradas y conversaciones, esas manos que se cogen con fuerza para sentir desde dentro y por dentro. Esa sonrisa y esos ojos lagrimosos. Esa foto que me queda en mi interior. Ese momento al despedirnos. Besos y abrazos que llegan hasta lo más dentro del alma y del corazón.
Me disponía a escribir mis primeras líneas y recibo una llamada de una amiga. Me comunica que le acaban de decir que había fallecido Carmen Chacón. No me lo creía y quise comprobarlo lo más rápido posible. Era cierto. Una noticia que me quedó roto. No encontraba cómo reaccionar. Me asaltaban cantidad de imágenes, fotos, conversaciones. La última vez que la había visto fue hace quince días en Madrid con motivo de la presentación de Susana Díaz a la Secretaria del Partido.
Ese día nos deseamos suerte y fuerza para conseguir lo que en Sevilla en 2012 se nos escapó en las últimas horas. Nos dijimos que esta vez lo íbamos a conseguir. Este viernes pasado al saludarme en Mérida con Susana hablamos de ella. Recordamos aquellas noches en el Congreso, los momentos en aquel despacho con Carmen y el tiempo interminable en aquel pasillo esperando el recuento de los votos. Qué injusta es la vida a veces. 
Escribo y recuerdo de aquel primer viaje a Extremadura para la campaña de su candidatura. En Mérida, en la sede regional. Aquel día sellamos nuestra relación y me comprometí a buscarle apoyos y hacer campaña por ella. Posteriormente en Badajoz y otra tarde en Cáceres, y por medio cruces de correos, mensajes y conversaciones hasta llegar a Sevilla y aquel congreso de febrero del 2012 que por tan solo 22 votos no hicieron posible lo que hubiera sido que fuera la Secretaria General del Partido...qué injusticia aquella!!!..
Siempre estarás en mi recuerdo amiga y compañera Carmen. Tus ganas de cambio generaron una enorme ilusión. Eras muy buena gente. Tuve la suerte de conocerte y compartir contigo. De vivir con pasión aquella campaña. Gracias por darme la confianza y por permitirme estar cerca de tí trabajando con tu equipo.
El pasado 13 de marzo la felicité por su cumpleaños..."aún llego para desearte que hayas tenido un bonito día en compañía de la gente que te quiere y que seguimos queriéndote. Muchas Felicidades de un extremeño que te aprecia y quiere. Un fuerte abrazo amiga".......Gracias!!!! Mil bss.