Páginas vistas en total

sábado, 25 de junio de 2011

"Estar para hacer" antes que "estar para ser".

Sólo se equivocan quienes arriesgan. Sí, es una frase hecha y que suele utilizarse a veces para tratar de justificarse, pero os puedo confirmar que no es éste el caso.
Cuando se cree en lo que se hace, hay que defenderlo y si después nos equivocamos, lo reconocemos. Porque en éste mundo donde los valores parecen ser sustituidos por los intereses, tiene aún mucha mayor fortaleza reconocer las cosas, porque no es debilidad hacerlo, sino responsabilidad practicarlo.
En éste nuevo tiempo (complicado) en el que parece y así se viene confirmando, que hay un giro hacia la derecha en la sociedad, por la incapacidad de generar confianza desde la izquierda, será imprescindible recuperar y articular un discurso real, con un proyecto político regenerado que no esté separado del programa ideológico.
La resolución del Comité Regional del Psoe después de un extenso y necesario debate, fortalece la idea de la necesidad del cambio de actitudes, del cambio de mensajes y del cambio también, a la hora de abordar las estructuras del partido, priorizando en el interés de estar para hacer, antes que el estar para ser.

lunes, 20 de junio de 2011

Tiempos difíciles.

Cuantas cosas han sucedido, cuando ni siquiera ha transcurrido un mes desde el 22-M. Estábamos todos los días debatiendo sobre lo que estaba pasando, casi se podría decir que todos estábamos retransmitiendo por distintas vías; será difícil encontrar una situación tan relatada y por tantos ciudadanos. Todo el mundo opinaba y todo el mundo sabía o se atrevía.
Pero ya tenemos respuesta. Dicen los "entendidos" que la denominan "fumata blanca" A mí no me gusta la expresión. Por ello, no es difícil  acercarse a lo que hemos reflexionado en éstos días y no tan sólo por haberlo leído o escrito. Hacia tiempo que no reflexionábamos sobre la importancia de la noticia y la trascendencia de la misma. Hace pocos días, yo mismo apuntaba si la política interesaba a la gente, y vaya.
Cuando una organización política adopta una posición como la adoptada por IU, nos gustará más o menos (está claro), pero es absolutamente respetable. Tan respetable como si hubieran tomado otra opción, la de apoyarnos al PSOE. Después, podemos entrar en otro tipo de análisis y reflexiones desde la izquierda, como la incoherencia de querer afrontar su responsabilidad, al tomar una decisión como la que han tomado, absteniéndose de la responsabilidad que les habían otorgado con su apoyo los ciudadanos.
Pero una Organización como el PSOE, debe estar dispuesta a encarar un debate, porque será una señal inequívoca de estar resuelta a buscar respuestas y a tomar decisiones. Mal síntoma adoptaríamos, si seguimos tratando de encontrar las causas fuera, porque las responsabilidades son nuestras.
Sigo pensando hoy más que ayer, que el ejercicio de la coherencia prevalecerá, porque aparte de ser el mejor argumento, también nos descubre y nos enseña cada día que es en los tiempos difíciles, cuando más se aclaran y se encuentran las respuestas.

sábado, 11 de junio de 2011

La política y su tiempo

Es cierto que los tiempos han cambiado y como se suele decir, ya nada será igual. Y los tiempos en política hay que respetarlos. Creo que ésta es una de las afirmaciones que más nos hemos podido hacer durante éstos últimos días.
Hoy estuve a apoyar a compañeros que han dejado de ser Gobierno en su pueblo. Como se decía hace unos días, la voluntad de los ciudadanos y como continuación a los Alcaldes los eligen los concejales, como dentro de unas semanas pasará con el Presidente de la Junta, que será elegido por los Diputados.
Se dice también que el tiempo coloca las cosas en su sitio y es precisamente éste factor, el que cuesta de asimilar, porque a veces parece que pasa no tan rápido como quisiéramos.
Nos seguimos preguntando aún, cuando lo que tenemos es que respondernos y empezar a responder a la gente; asumiendo y reconociendo que no caben más preguntas, para dar paso a las respuestas y a la toma de decisiones.
En éste tiempo de la política donde se pretenden sustituir los valores por los intereses, sigo pensando que es muy coherente hacer aquello que se cree y decir aquello que se piensa, porque el ejercicio de la coherencia en política sigue siendo su mejor argumento.

miércoles, 1 de junio de 2011

La política interesa.

Toda la gente habla, comenta, sabe...de todo, pero en éstos días se habla mucho de política. Es posible que después de las elecciones, sea una de las referencias en las conversaciones más comentadas. Hasta tengo la impresión de que la prensa es hoy un poco más leída que ayer y que la gente está un poco más interesada en saber, conocer, opinar...
La política es cosa de políticos!!. Más de una vez hemos escuchado ésta frase. Quizás por la actualidad y siendo razonable que la política sea hoy más analizada y leída, sí que haríamos bien en aislar el ruido que se mueve a su alrededor.
Es decir, no dejarnos llevar por los comentarios y no olvidar que hace muchos años, nos dotamos de un modelo y una organización, que votado en referéndum escribió mucho más que una convivencia con derechos y deberes dentro de un país.
Y entre esos deberes, debemos profundizar en el de confiar más en la gente común, para que sus necesidades sean la prioridad a resolver.
Estamos en un tiempo de respuestas más que de preguntas. Más allá del ruido interesado, la política tiene un tiempo que es muy importante respetar, pero éste cambio de época nos está diciendo cada día, que quien siga dudando que las respuestas de la gente deben adquirir una percepción distinta, es que no se ha dado cuenta de que los tiempos han cambiado y que ya nada será igual.