Páginas vistas en total

miércoles, 19 de agosto de 2015

Rincones y rutas.

De nuevo Extremadura vuelve a estar posicionada como uno de los rincones más bellos de nuestro país. En ésta ocasión se trata de la zona conocida como Los Barruecos en Malpartida de Cáceres. El año pasado fue Alcántara con su maravilloso Puente Romano reconocido como Mejor Rincón de España.
Los Barruecos es un paraje natural declarado monumento natural por la Junta de Extremadura en 1996 y en él, entre otras muchas cosas nos encontramos con enormes masas de granito que con el paso de los años, parece que han ido transformándose en forma de grandes bolos, sobre los que en muchos de ellos nos encontramos con nidos de cigüeñas. El paisaje, junto con sus charcas, la bella naturaleza y por supuesto el Museo Vostell Malpartida son valores que de nuevo conseguirán que Extremadura vuelva a ganar con el inmenso patrimonio que tenemos.
Y es que tenemos tantos rincones maravillosos de norte a sur y de este a oeste, que nuestra Comunidad puede aspirar todos los años a una cita como la que hablamos.
Hace unos un periódico regional (HOY) en una información sobre el corcho, titulaba: "un tour para enamorarse del corcho", comentaba sobre la saca del corcho en la zona de la Sierra de San Pedro. Extremadura es una de las tres Comunidades donde está concentrado el sector del corcho, junto a Andalucía y Cataluña. Con la lectura de la información, me asaltaron dudas. Una organización de Estados Unidos organiza viajes que siguen el camino del corcho desde el árbol hasta la botella y la responsable encargada de la organización...es una empresa vallisoletana!!!. 
Es una ruta o tour exclusiva de ecoturismo y es por aquí por donde quería llamar la atención. Este es un sector cada vez con más posibilidades y en nuestra Extremadura las tenemos en todo nuestro territorio. Pero es necesario que empresas del sector se especialicen en ello y no haga falta recurrir a empresas de fuera de la Comunidad o a que se organicen desde otras instancias externas.
Somos unos de los escasos lugares de Europa en los que aún es posible mantener una relación con una naturaleza en estado puro. Nuestra biodiversidad sorprende. Sus ecosistemas y paisajes, el gran valor ecológico de enclaves únicos, el que nuestro territorio se encuentre en un 30% con algún tipo de protección medioambiental y el creciente interés por los recursos turísticos naturales y aún a pesar de los pesares, tenemos el ejemplo reciente de Sierra de Gata, nos debe llevar a considerar y poner en valor para el futuro más inmediato el ámbito del ecoturismo y para ello debemos de reconocer que nuestras posibilidades no deben pasar por acudir a otros. Tiempo y recursos nos costó romper algunas historias y este es un tiempo nuevo para que el conjunto de Extremadura se abra a todas las posibilidades para que podamos compartir plenamente uno de nuestros patrimonios más preciado. Sin recurrir a otros, con nuestros propios recursos.

lunes, 10 de agosto de 2015

Nuevos retos.

Hace dos semanas inicie una nueva etapa en mi vida laboral. Comencé a trabajar en la Junta de Extremadura, en la Consejería de Economía e Infraestructuras como Jefe de Gabinete del Consejero. Una responsabilidad que asumo con muchas ganas e ilusión de aportar mi experiencia, compromiso y participación coherente. Es un puesto de trabajo que permite compartir muchas propuestas de trabajo. Que hace que la visión de los temas tenga un aporte añadido global sobre los recursos y las necesidades. Que permite conocer a personas que han dicho que quieren comprometerse en una época difícil, pero apasionante.
Porque es un tiempo para mojarse y cuando te llaman, para comprometerte. Soy una persona comprometida. En mis más de 30 años de vida laboral y profesional siempre ha sido así. 
Es complicado poder contar y resumir las experiencias que llevo vividas en éstas dos semanas. Cada día descubres cosas nuevas y vas conociendo a personas que al igual que en mi caso han dado un paso adelante y han manifestado que quieren mojarse y trabajar en éste tiempo nuevo. Sí.
Tengo claro que cada día es una oportunidad para aprender y en ese tiempo de ida y vuelta diario, me acompaña la reflexión como un argumento para seguir creciendo con humildad. Así quiero recorrer éste camino siendo coherente y leal con quienes hoy han confiando en mí para desempeñar esta responsabilidad.
Llenarme cada día como una esponja que aprietas y que siempre te aporta, que te hace compartir realidades que desconoces pero que desde la escucha activa te hace más real la vida misma. Con los pies en el suelo y por si acaso, alguien me recordará  y la recordaré, para seguir sintiendo las sensaciones de la realidad de la vida.
Soy consciente de que esta nueva etapa supone un esfuerzo personal y familiar adicional, pero me gusta asumir retos y comprometerme. Me apasiona la política. Soy un apasionado de la política y estoy en la decisión de corresponder y proponer a que la política vuelva a recuperar su protagonismo y capacidad. Este tiempo nuevo nos exige aún más a los que trabajamos en el espacio público de la política. Porque queremos y tenemos derecho a otra política y hay muchos lugares donde hacerla: el corazón, los sentimientos, los intereses y la razón. Soy consciente de que si no hacemos política, la hacen otros. Y no es lo mismo, porque no somos iguales. Y no se trata sólo de ser transparentes, también de hacer lo que decimos y decir lo que hacemos.
Buscándome en compartir con los demás encuentro la necesidad de ser permeable a la verdad de los demás. Es un ejemplo de una frase que hace años escuché trabajando en UGT: a veces no es cuestión de resolver un problema pues éste puede que no esté en nuestras manos la solución, pero sí que escuchar hace compartirlo y a la persona que lo tiene, le permite en cierta manera descansar al saber que alguien lo está escuchando. Por ésto y por muchas otras razones, sigo siendo alguien que está en el camino de estar para hacer, para hacer posible compartiendo y colaborando, que la política no olvide el lado humano y su realidad.