Páginas vistas en total

domingo, 24 de junio de 2018

"La que has liao pollito"

Están cambiando los tiempos, dice una de las mejores canciones de Bod Dylan...Esta mañana lo hablaba con un amigo en el parque dando un paseo. Nos sorprendíamos los dos de la cantidad de acontecimientos políticos y sociales que han ocurrido en las cuatro últimas semanas en nuestro país y que han originado el que todos los ciudadanos nos estemos preguntando por la rápido que todo ha pasado. Y es que cuando aún no se han cumplido cuatro semanas de la toma de posesión de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno, hay una sensación de que todo ha sucedido muy deprisa.
Tan deprisa que el partido que ha estado gobernando los últimos años en nuestro país, se encuentra irreconocible y noqueado, hasta se podría decir que aún no están recuperados del golpe de la moción de censura. Nos lo preguntábamos esta mañana también. Cómo es posible que un partido con todo el poder institucional que tenía lo haya perdido, cuando tuvo la oportunidad de mantenerlo cambiando a la persona que ostentaba la presidencia del gobierno?
Algún día la historia nos recordará estos últimos días y podremos decir que lo vivimos en directo, porque así fue como en nuestro país, se vivieron esos días. Decía que el PP estaba irreconocible porque ahora más que un partido conservador y que elegía de forma dedocrática a sus presidentes, ahora tienen un casting para elegir a quien sustituirá al registrador de la propiedad.
Me ha recordado el vídeo de una niña que riñe a un animalito porque no le deja hacer los deberes y le dice "la que has liao pollito"...y es cierto, porque al contrario que le sucede a la ñiña y al pollito, en el partido popular se ha originado un lío que va camino de tener unas consecuencias imprevisibles.
Y es que dos o tres suele ser lo normal, pero seis candidatos parece excesivo. No le faltaba razón a Guillermo Fernández Vara, cuando decía en esta semana que el proceso que vive ahora el PP "en vez de primarias, parece el casting de Operación Triunfo".
Y es que los tiempos están cambiando...que nos hacen que cambiemos las preguntas y las costumbres...es algo parecido a una frase en plan chiste que leí hace unos días "antes las visitas pedían agua y preguntaban donde estaba el baño, ahora te piden la contraseña wifi y dónde están los enchufes".

domingo, 17 de junio de 2018

Política y ética...

Desde la reciente moción de censura en nuestro país, los acontecimientos políticos han adquirido otra dimensión. Una dimensión que ha situado el nivel de la exigencia del cumplimiento de la ética política en unos niveles desconocidos. Ya nada será igual. Ahora ya todo se mira con lupa. Ahora todo se cuestiona al momento y además se ha producido el hecho de que la difusión en las redes de informaciones falsas consigue que éstas lleguen más lejos, más rápidos y más ampliamente que las propias noticias verdaderas. 
Las redes sociales son el currículum en el que se fijan las empresas o entidades públicas para elegir candidatos en muchos casos. Hasta el punto de que en estos últimos tiempos, los perfiles de algunos de los nombramientos del nuevo gobierno han sido fiscalizados por la opinión pública y "ojeadores" para ver o leer lo que habían dicho u opinaban en los últimos años. Y se han descubierto valoraciones y mensajes de algunos de los nombrados que por mucha prisa que se han dado en eliminarlos, no ha sido suficiente para que no aparecieran publicados y nos hiciéramos eco de sus opiniones. Lo lamentable  no es que alguno de éstos opinaran de tal forma contra gobiernos socialistas anteriores, sino que se le haya nombrado para tener responsabilidades en el nuevo gobierno. Esto es lo que verdaderamente es indignante. Lo decía hace unos días en una anterior entrada cuando me refería al enorme espacio de vulgaridad y de incoherencia insoportable que aparece en algunos casos en nuestro país.
Y es en ese proceso de falta de ética y coherencia política, donde aparecen "figuras" que podríamos definir como aquellos que participan o están por su beneficio económico o personal, que no tienen ninguna consideración ideológica y que su única preferencia política es la de estar, mientras están sirviéndose del poder político y les da igual estar ayer con uno de derechas y hoy con uno de izquierdas
Hay que cultivar la razón y la coherencia en política. Cuando nos empeñamos en que se sepa la historia no sólo lo hacemos para que no se olvide, sino para que se conozca la realidad de lo pasado porque no siempre se pudo contar en libertad lo sucedido. Por ello, hay que defender la coherencia en la política y poner límites, porque no todo vale en política lo haga o lo diga quien gobierna hoy o lo haga mañana.
Una de las frases de Maquiavelo viene a hablarnos de la referencia de la política sin ética...desde hace un tiempo a esta parte yo no digo nunca lo que creo, ni creo nunca lo que digo y si se me escapa una verdad de vez en cuando, la escondo entre tantas mentiras, para que sea difícil reconocerla”...han pasado muchos años y siguen presentándose en política muchos maquiavelos en pequeño...que siguen utilizando el arte del engaño.

domingo, 10 de junio de 2018

Depende...

Depende...este cuento se ha acabao, depende, de qué depende?. La letra de la canción del grupo Jarabe de Palo, nos dice esto y lo repite en muchas ocasiones. Me pareció oportuno iniciar así mi entrada. Creo que la canción que da título tiene una ironía muy buena. Mientras la escuchaba, le encontré algunas referencias que me sirven para escribir sobre esta última semana.
Decíamos hace unos días que se abre un tiempo nuevo en nuestro país y en la política. Podríamos decir como dice la canción "depende", pero lo que parece claro es que en estos primeros días se ha producido un cambio. Creo que se nota, aunque parece oportuno ser prudente y tener en cuenta la palabra de la canción, porque hay muchos dependes. Un cambio que se observa también en algunos medios que han pasado de mantener una actitud crítica a iniciar una actitud benevolente. Producto de los primeros días o de que han considerado que había que respetar un tiempo. Un tiempo que los medios más próximos a la derecha no han respetado y que podemos comprobar en sus portadas. Yo hasta ahí llego. La verdad es que el interior no tengo tiempo ni ganas para leerlo. 
Al margen de lo sucedido en estos últimos días con la elección de Pedro Sánchez como nuevo Presidente y el nombramiento de un nuevo gobierno, en el cual de los 18 cargos, 11 son mujeres, hay dos hechos que marcan el inicio de un cambio en nuestro país (las movilizaciones de las pensiones y sobre todo, la celebración del 8 de Marzo). Es seguro que la moción de censura no se habría producido sin la sentencia, pero el desgaste definitivo de Rajoy y el PP en mi opinión, lo marcan las dos movilizaciones que comentaba. Hubo unanimidad por aquellas fechas en todos los medios y el sentir general de un país nos decía que se estaba produciendo el inicio del cambio en nuestro país. Es posible que aquel desgaste tuviera un beneficiario distinto al de hoy en el gobierno, pero la política tiene su tiempo y hay que respetarlo.
Nunca un gobierno tuvo tantas mujeres ministras y este hecho por sí solo abre un espacio enorme de esperanza para el cambio. Este nuevo tiempo político nos dijo que se acabaron las mayorías absolutas y que tenemos que acostumbrarnos a hacer política con nuevos argumentos porque hay una transformación de las formas de participación política y porque han aparecido otras vías de participación y de expresión ciudadanas, como pudimos comprobar en este último año.
Hace unos meses volví a leer unas palabras de Michelle Bachelet que recordé en estos días...En su discurso dijo que "cuando una mujer ingresa a la política, ella cambia; pero que cuando muchas mujeres ingresan a la política, la política cambia"...estoy seguro que en este  nuevo tiempo que se inicia para nuestro país van a cambiar muchas cosas. 
Muchas de las mismas necesitarán y dependerán de distintos factores y entre otros, que las hipotecas de la propia política no sean las que hagan imposible los cambios. Como dice la canción de Jarabe de Palo con el paso del tiempo comprobaremos que todo lo que sube, baja... de abajo arriba y de arriba abajo, Depende, de qué depende? De según como se mire, todo depende...

domingo, 3 de junio de 2018

Es la política...

La moción de censura es un procedimiento establecido en el artículo 113 de la Constitución Española y que permite al Congreso de los Diputados (que es el que elige al Presidente del Gobierno en cualquier caso) retirar su confianza al presidente del gobierno de España y forzar su dimisión. Y al aprobarse la moción, el candidato propuesto es nombrado Presidente. 
Nuestra Constitución lleva en vigor casi cuarenta años. Se viene hablando desde hace mucho de la necesidad de una reforma y es complicado por las mayorías que se requieren para llevarla a cabo. Pero después de los años en vigor y por la polémica generada de forma interesada por determinados sectores y alguna organización política de que los ciudadanos quieren votar, parece cuando menos obligatorio reconocer la virtud de aquellos que en 1978 fueron capaces de consensuar una norma que contempla situaciones como la vivida en estos últimos días en nuestro país. Hoy podemos decir que aquellos que pusieron el interés general por delante del interés de cada uno, demostraron tener una visión para ser capaces de contemplar una oportunidad ante la cerrazón de un Presidente que se negó a dimitir.
En nuestro país esta ha sido la cuarta moción presentada y a nivel autonómico se han celebrado veinticuatro, que en algunos casos han supuesto cambios en los presidente autonómicos, pues se ganaron las mismas con el mismo procedimiento que el celebrado hace pocos días en el Congreso. Por ello a cuento de qué viene esto de cuestionar la moción de censura al gobierno central?.
La derecha ha quedado noqueada por el resultado de la moción. Me refería hace unos días a otra fecha en la que perdieron las elecciones y lo sintieron como si se les hubiera quitado el poder. Nos echan, llegaron a decir algunos diputados del partido popular. Y es que se creen que el poder les pertenece. Creo que forma parte de su forma de ser y de estar en política. De instrumentalizar la política. De servirse de la política, en definitiva.
Pues lo que ha sucedido es fruto de la política y desde la legalidad constitucional. De la democracia y de un consenso de aquellos que como Peces Barba iluminaron con su luz una posible situación como la vivida encontrando una respuesta fruto del sentido de la política.
Como decía Kennedy...hay que intentar colocar una luz en la barricada, no para deslumbrar, sino para iluminar con estabilidad.

viernes, 1 de junio de 2018

Un tiempo nuevo...

En los libros de la historia política de nuestro país se escribirá lo sucedido en esta última semana, pero sobre todo en estos dos últimos días. Sin duda, lo sucedido con la sentencia de la Gürtel ha cambiado el tiempo político de nuestro país. Todo se ha precipitado con una velocidad increíble. Es como si esa característica que aparece en algunas encuestas, la llamada improvisación de los españoles, hubiera colaborado. Aunque lo sucedido en estos días en el Congreso cuesta mucho trabajo creer que haya sido improvisado. Es difícil, muy difícil que algo así suceda, sin que haya sido el fruto de una analizada y meditada reflexión. 
Un Presidente del Gobierno que se enroca al no querer dimitir, cuando para la mayoría de los españoles y no sólo por la sentencia aludida, ya estaba dimitido porque había perdido toda la credibilidad. La justicia ha tardado, pero había resuelto y sentenciado recogiendo la unanimidad de los ciudadanos. Un amigo me recordaba el día antes de las elecciones del 2004 que al Partido Popular le costó reconocer el origen de los salvajes atentados e intentaron hasta el último momento convencer a los españoles de otra cosa.
Había que recuperar la dignidad. Había que registrar la moción de censura por dignidad. El PSOE, una vez más ha sido responsable y coherente con la situación del país. Se suele decir dentro del Partido que cada vez que España ha necesitado de la responsabilidad del PSOE, el Partido ha dado la cara y ha asumido la decisión con responsabilidad, por coherencia y dignidad. Ese es el PSOE y el PSOE ha hecho lo que correspondía hacer. Y Pedro Sánchez lo ha dicho en su discurso, en una brillante intervención tanto en el primer día como en el segundo: Nunca antes una moción de censura había sido tan necesaria...y no permitamos que la democracia pierda esta oportunidad".
"Lo hemos hecho con una perspectiva de ética política y también de responsabilidad"..."votando SI a la moción, respondemos a lo que demanda la sociedad vasca"...estas palabras pronunciadas casi al final de su intervención por el portavoz del PNV centraron la atención de todo el país. De ellos dependía el futuro de Rajoy y que la moción de Pedro Sánchez saliera adelante. Y salió adelante. Parece increíble que una vez más son los nacionalistas los que deciden algo tan importante para nuestro país, pero su voto ha sido decisivo para que hoy tengamos a un Presidente Socialista.
Se abre un tiempo nuevo. Un tiempo para recuperar la dignidad y la credibilidad de la política. Ante situaciones difíciles, la alternativa es dialogar y escuchar, negociar y acordar...es el tiempo de la política con mayúsculas y nuestro país tiene la oportunidad de iniciar esa nueva etapa. También es el tiempo de la esperanza para muchos ciudadanos que creen que las cosas se pueden hacer de otra manera...y que se deben hacer con grandes dosis de humildad, coherencia y responsabilidad.

domingo, 27 de mayo de 2018

Recuperar la política.

La "maleza" nos oculta demasiadas cosas...este comentario de un amigo esta mañana me ha hecho reflexionar sobre este tiempo actual que estamos viviendo en la cosa pública, llamada política. Hace unos días, otro comentario me aconsejó leer algunos capítulos de un libro que trata sobre si se está produciendo el fin de la era de los partidos y me invitaba a que tratara de profundizar en mi blog sobre la banalización de la política.
Mira por donde, los últimos acontecimientos con sentencia incluida y moción de censura registrada, están muy relacionados con lo que venía leyendo en éstos últimos días. Nada ocurre de la noche a la mañana, hay señales que tiempo atrás vienen advirtiendo de que las situaciones políticas en el ámbito de las sociedades actuales están variando y que estos cambios tendrán consecuencias. Creo que será así y fundamentalmente para las dos grandes organizaciones políticas tradicionales de nuestro país.
La distancia de los partidos con la ciudadanía se hace cada vez más grande y el divorcio se hace cada vez más patente. A los actos de los partidos sólo asisten los militantes y apenas algunos simpatizantes por cuestiones familiares y relaciones de amistad o simplemente porque no tienen otra cosa que hacer. Cuestión muy preocupante, que debería ser una prioridad el analizar a qué nos lleva una situación así y poner las bases para cambiarlo lo más rápido posible, antes de que sea demasiado tarde.
Ese distanciamiento de los ciudadanos se comprueba cuando éstos se quedan en casa y como mucho ven y escuchan de la política a través de los medios de comunicación. Aquí también radica un nivel de comunicación bajo, porque la política en muchos de estos medios ha pasado a convertirse en un espectáculo del descrédito. Es donde adquiere el mayor grado de banalización y de desinterés, pasando a convertirse en debates falsos hasta el punto de vaciarlos de contenido y de ejemplos de desorientación, produciendo síntomas en los que el político se acomoda en su discurso y el ciudadano bosteza.
En estos síntomas, quizás también tengan que ver las encuestas y sus datos. Se podría decir que de alguna manera, lo que dirige las políticas de los partidos son los resultados de las encuestas. Podríamos definir la situación como si realmente quienes gobernaran fueran las encuestas.
Recuperemos para la política el protagonismo y la confianza de los ciudadanos o no seremos capaces  de recomponer la relación  e identidad que siempre caracterizó y diferenció al espacio público que compartimos, al espacio desde el cual se puede y se debe recuperar el sentido de la política.
José Múgica decía..."hay gente que adora la plata y se mete en la política...si adora tanto la plata que se meta en el comercio, en la industria, que haga lo que quiera, no es pecado...pero la política es servirle a la gente"...y este es el verdadero sentido e identidad de la política: servirle a la gente.

domingo, 20 de mayo de 2018

Generaciones...

Resulta curioso cómo se han llegado a definir a las generaciones que nacieron en un determinado año o durante una determinada etapa. No es que sea algo novedoso, porque siempre se le ha puesto un nombre, pero sí creo que últimamente puede ser hasta llamativa su denominación. Si nos fijamos en las definiciones, nos podemos encontrar con su significado sobre todo por las redes sociales. Todas las generaciones tienen sus características.
Nos podemos encontrar con la generación silenciosa. Según su definición, se trataría de las personas nacidas entre los años 1920 y los 1940. Los integrantes de esta generación fueron educados para aprender a agradar a la gente, para hacer lo que otros habían decidido y no para hacer elecciones o aceptar riesgos personales.
También nos encontramos a la generación baby boomer y baby boom, la cual nos puede resultar más conocida porque quizás sea un término más utilizado por ser más reciente. La característica de esta generación de nacidos entre finales de la segunda guerra mundial y primeros de los años sesenta, sería el incremento de las tasas de natalidad.
Posteriormente nos encontramos a la generación "X", que se corresponde con los nacidos tras la generación del baby boom, hasta mediados de los años ochenta. Algunas de sus características relacionadas con su etapa, es la llegada de internet, la caída del muro de Berlín y otros...una etapa y una generación reivindicativa y movilizadora que colaboró a la consecución de grandes cambios sociales.
Y ahora nos encontramos con la generación "Y", también conocida como los "millennials". Pasan gran parte de su jornada enganchados en la red. Se comunican y hablan a través del mensaje, se podría decir que no les hace falta hablarse, porque ellos están permanentemente comunicados. Los millennials y generación Y, cuando quieren aprender o conocer algo nuevo, es el vídeo, su principal aliado. El gran reto que tienen hoy estas generaciones es el de ser más analíticos ante la información que les llega, tratar de encontrar una fuente objetiva si es que existe, y en la medida de lo posible comprobar la veracidad de todo lo que les llega. Se podría decir: pensar dos veces antes de compartir cualquier noticia.
Hay que despertar conciencias de forma colectiva, ser objetivos, veraces y realistas.  Puede que esta cultura del consumismo de este tipo de información nos esté causando un daño que rompa toda la credibilidad en lo que nos afecta a todos y esté generando un estado de opinión que no nos deje llegar a alcanzar la magnitud del problema, y ese sería uno de los grandes errores que pudieran producirse para las generaciones más preparadas, la de que las posibilidades de hoy puedan ser las grandes frustraciones del mañana.