Páginas vistas en total

sábado, 8 de diciembre de 2018

Amanece que (hoy o ayer) no es poco...

Desde la distancia y la cercanía, entre lo lejos y lo más cerca que nos pueda llegar a pasar en un próximo futuro, el resultado de las elecciones autonómicas de Andalucía han dejado a una inmensa mayoría de ciudadanos sorprendidos y perplejos, hasta podríamos decir que también noqueados por un resultado que nadie o casi nadie lo esperaba. El resultado es el que ha sido y el que la gente que ha votado o no ha querido votar, ha conseguido que se produjera. Ahora, no valen de nada las movilizaciones, lamentos o quejas porque miles de personas hayan votado a esa opción. La movilización que tenía que haberse producido era la del voto y no la de la abstención. Por cierto, una vez más las encuestas fallaron.
La irrupción y de qué manera de un partido que me resisto a nombrarlos, pero que a esta hora todo el mundo habla de ellos, está rellenando páginas de periódicos y minutos en todas las televisiones. Dicen unos amigos de un grupo de whatsApp que no debemos ni hacerle publicidad. Yo a estas alturas no se si nombrándolos o no se les hace publicidad, porque a veces hasta el silencio puede llegar a hablar.
Un tuit de un periodista recogía de una forma pesimista, pero también bastante clara el amanecer de un nuevo día. "Amanece que (hoy) no es poco. Jordi Evole pretendía de alguna manera señalar que después del resultado, lo mejor que podía pasar es el amanecer de un nuevo día.
En estos días deben ser miles los ciudadanos que han navegado buscando el significado, los mensajes, las propuestas y cualquier otra cosa más. No se andan con dudas, porque sus mensajes son claros y esto forma parte también de ese no entender todas las claves para haber conseguido tan sorprendente resultados. Como suele pasar, muchas causas y muchas hay que compartirlas entre unos y otros. En estos últimos años, en la política de nuestro país hay tantas razones que no nos extrañemos de encontrarlas en los resultados. Increíble.
Basta teclear sus siglas en google y nos podemos quedar asombrados de las miles de veces que tienen relación sus siglas y que aparecen en la red. Buscamos en redes sociales y nos podemos llegar a encontrar cómo políticos de izquierda siguen a partidos y políticos de extrema derecha. No tengo nada claro que esto sea positivo ni el porqué se produce. La tecla bloquear o eliminar debería ser un indicativo para que esto no se produjera y por tanto, ese seguimiento. Después, es curioso como nos sorprendemos el porqué de esos miles de seguidores cuando aparecen este tipo de partidos o asociaciones encabezando las listas. Son las contradicciones de este mundo o al menos a mí me lo parecen.
Las paradojas del resultado son que el primero vence pero se hunde, el segundo que se apunta a ganador ha perdido, el tercero pierde ganando, al cuarto le va mejor separado que juntos y el quinto aparece como el ganador.....Como decía hace unos días Pepa Bueno: Esto es lo que hay, que nadie se llame a engaño.

domingo, 2 de diciembre de 2018

Porque ya toca...

En estos días se está hablando de los proyectos industriales que van a instalarse en Extremadura. Mucho se ha escrito sobre los mismos y muchas dudas se han vertido en los medios. Se podría decir que muchos kilómetros de páginas de prensa publicados y generación de dudas creadas en la ciudadanía. Muchas veces nos hemos preguntado porqué en nuestra región no hay grandes proyectos industriales y muchas veces nos hemos preguntado si nosotros no teníamos el mismo derecho que los demás a tener grandes proyectos que quisieran instalarse en nuestra región. 
Se está diciendo y es verdad porque lo sabemos mejor que nadie, que tenemos muchos recursos naturales en nuestro extenso territorio. No sólo tenemos más agua y sol que en otros territorios, sino que también tenemos grandes espacios sobre el que proyectar posibilidades de industrias. Nos faltaba el que los promotores quisieran apostar por esas posibilidades que en nuestra región tenemos. Y ahora podemos decir que empiezan a llegar esos promotores con esos grandes proyectos industriales. Esto como casi todo en la vida, no es fruto de la casualidad. Siempre el trabajo y el esfuerzo es el mayor capital para poder llevar a cabo y terminar los proyectos que se empiezan. Trabajo y esfuerzo que esta ocasión han sido compañeros con otras alternativas que también tenemos en nuestra región. Entre ellas, la de una firme voluntad y compromiso desde el gobierno de la Junta de Extremadura de acompañar, ayudar, agilizar y facilitar la implantación de esas posibilidades de industrias.
Apostar por grandes proyectos industriales es apostar por posibilidades de empleo y generación de riqueza en la región. Apostar por la industrialización es apostar por creación de empleo y ayudar a el asentamiento de la población en el territorio. Apostar por proyectos industriales es apoyar el que nuestros jóvenes puedan hacer realidad la oportunidad de asentar su futuro laboral en nuestra región. Apostar por proyectos nuevos que puedan venir a instalarse en nuestra región es apoyar el cambio necesario para que Extremadura inicie el camino hacia la necesaria industrialización.
En los años 60-70 del pasado siglo, cientos de miles de extremeños y extremeñas tuvieron que emigrar y ayudaron con su esfuerzo y trabajo a crear riqueza en otros territorios. No hay ninguna familia extremeña que no tenga familiares en otras regiones y no haya sufrido la emigración. Podría decirse que Extremadura es un territorio universal. La historia siempre nos reconocerá como tierra de descubridores de nuevos espacios, de nuevos mundos. 
Hoy y con toda la prudencia del mundo, podríamos estar escribiendo las últimas líneas de ese espacio de nadie, de ese espacio que a veces han llenado de estereotipos sobre nuestro ser como somos. Hoy con toda prudencia, podríamos estar escribiendo las primeras líneas de la confirmación de un cambio y de una apuesta por la transformación real de nuestra región.

domingo, 25 de noviembre de 2018

No mires a otro lado...

Hoy es el Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer y se está visualizando una campaña del Gobierno a través de vídeos y mensajes con los que se trata de concienciar a todos los ciudadanos de la necesidad de combatir y prevenir la violencia de género, pues es un problema de todos. Un problema de toda la sociedad, porque una sociedad no es justa ni libre si una mitad ejerce violencia sobre la otra.
Se sucederán manifestaciones y lecturas de manifiesto durante el día de hoy, porque sigue siendo necesario que la sociedad exprese de forma contundente lo que es un problema. Porque un problema de todos tiene más de respuesta y solución si lo hacemos nuestro, que si sólo lo hacen aquellas y aquellos que lo sufren.
Un magnífico reportaje en el periódico El País nos da claves y nos alerta. Cinco mujeres que han salido a la luz y cuentan como escaparon del terrorismo machista. Hablan por primera vez en público contando su vida, lo que sufrieron, lo que siguen recordando, pero como señalan las mujeres: hablar por primera vez, es el gatillo de la recuperación.
Porque seguirán siendo necesarios manifestaciones y gritos contra la violencia hacia la mujer mientras se sigan produciendo asesinatos de mujeres por querer ser libres. Porque seguirán siendo necesarias manifestaciones de repulsa mientras no se abandonen los chistes y otros comentarios obscenos. Porque es posible que cambiando las leyes podamos ir acabando con los mismos, pero no terminarán de producirse mientras no cambien las mentalidades y generemos conciencia para acabar con el problema de la violencia.
Presenciar el maltrato como si fueras una víctima, viviendo en directo como tu pareja te humilla y te llama inútil en un restaurante, o ver cómo un joven agrede a su novia porque no le quiere decir la clave de su móvil, son escenas que se pueden visualizar en la campaña del Gobierno, donde utilizando la realidad virtual se nos recuerda que la erradicación y la prevención del maltrato es una responsabilidad de toda la sociedad y es por ello que no podemos mirar para otro lado.
Rompamos el silencio. Cuando seamos testigo de la violencia contra las mujeres no nos quedemos de brazos cruzados. Actuemos, no miremos a otro lado.

lunes, 19 de noviembre de 2018

Vivo allí donde estuve...

El título de un libro me sugiere el titular. Quizás es la experiencia de lo que se vive en momentos especiales. Hoy no vivimos en un determinado sitio porque allí sea donde estamos o pasamos más tiempo. Hoy el vivir es convivir. Convivir con todos aquellos que conocemos. Con todos los que hablamos o vemos y hasta con los que no. Al fin y al cabo, estamos de paso y en cada estación por la que pasamos, tenemos un lugar para recordar. Cada encuentro en cualquier lugar nos hace hoy ser más ciudadanos del mundo. Y es posible que además, en cada lugar dejemos un algo de nosotros. Un algo que hay días que quedan marcados por un encuentro de ciudadanos, por un motivo o una causa. El día 18N18 en Cáceres ya cuenta con ser un día marcado para la historia reciente de Extremadura.
De nuevo viviamos un día histórico en Extremadura. Uno más. Había dudas sobre si se produciría un seguimiento importante en la manifestación convocada por el Pacto por el ferrocarril. Dudas por no ser la primera manifestación, por las polémicas que se habían generado por unos que buscaban un motivo o excusa para no ir, o por otros porque últimamente solo quieren polémica o bronca y pretendían dividir. Ni los unos, ni los otros consiguieron su objetivo, porque sencillamente los ciudadanos tienen interiorizado el problema del tren y volvieron a darnos una respuesta increíble.
Hoy podemos decir que los ciudadanos pasaron tanto de los unos como de los otros. Pasaron porque dieron una respuesta magnífica. No importó la lluvia, que no paró. Extremadura se mojó por su dignidad. De nuevo el pueblo, el pueblo honesto pero grande, muy grande. Miles de extremeños y extremeñas de todas las edades no dudaron en secundar masivamente la manifestación por un #TrenDignoYa.
Una foto impactaba y un vídeo impresionaba. Parecía un campo sembrado de setas de colores por los llamativos paraguas. Se visualizaban nuestros tres colores en miles de banderitas. Se veían caras de hombres y mujeres, niños y mayores. Aunque la lluvia no cesaba, daba igual. Los miles que estuvimos demostramos que con nosotros pasó el tiempo de jugar y también el tiempo de las promesas. 
El pueblo extremeño no quiere ser más que nadie, pero tampoco menos...esa es su grandeza y su lucha por la dignidad...la historia de nuestra tierra se escribe viviendo y conviviendo días como el de Cáceres.

domingo, 11 de noviembre de 2018

Caravana de hondureños...

Una niña se encuentra en el medio de una conversación entre dos miembros de una patrulla fronteriza en un paso de Texas. En la ropa que lleva puesta, destaca una camiseta donde aparece la foto de la ratoncita más famosa y tierna de todas las series de dibujos animados. La niña lleva una bolsa y en su interior es posible que lleve algunos juguetes. Tiene la mirada de no entender ni comprender de qué están hablando los dos militares que van armados. Es posible que la niña no los entienda. Podría decirse que es una mirada que tiene alma y supera la inocencia. Es una imagen que nos habla de la sinrazón de cosas que pasan en este mundo.
( Fotografía de Adrees Latif - Reuters)

En unos días donde aparecen tantas imágenes que nos impactan, yo me volví a sentir una vez más indignado con las escenas que se dan a diario en la marcha hacia Estados Unidos. Unas imágenes que no vemos en su integridad en las televisiones porque es posible que las impida la censura estadounidense, o porque han dejados de ser importantes o porque no quieren que provoque más solidaridad con los hondureños. Indignado porque imágenes como la de esta niña, no necesitan explicación para sentir más indignación o al menos yo lo he vivido así cuando la he visto.
La niña forma parte de la caravana de hondureños hacia Estados Unidos. Una caravana por el "hambre", por la falta de oportunidades laborales o por la falta de libertades políticas. En un reportaje que vi en la red, todos hablan de la falta de empleo y de la violencia de las pandillas en el país. Una cosa también tienen clara: no les dan miedo las amenazas de Trump. Ya lo dicen, "lo que nosotros sufrimos en nuestro país no son amenazas verbales, porque sufrimos realidades mortales".
El Presidente americano ha invocado cuestiones de seguridad para imponer nuevas reglas con la capacidad de negarle el asilo a prácticamente cualquier migrante que cruce la frontera. La nueva regulación va a revisar leyes de asilo que hoy permiten que las personas que huyen de la persecución y la violencia en sus países de origen puedan buscar refugio en Estados Unidos. Pero a los cada vez más numerosos miembros de la caravana de hondureños, no les importa que el presidente americano vaya a poner un militar o policía estadounidense por cada hondureño, porque están comprometidos a seguir juntos en la marcha.
En una semana en la que el Tribunal Supremo dejó de ser un tribunal de justicia para convertirse en otra cosa, me pareció más importante difundir y reflexionar sobre la imagen de la niña entre los militares. Me aporta una realidad que nos debería preocupar, porque aunque pensemos que está lejos, está más cerca de lo que nos parece. 
Los niños son la cara más dura de la caravana de hondureños en busca de una posibilidad de vida distinta. Vi imágenes de niños llorando, confundidos entre tanta gente que los rodean, viendo a sus padres pidiendo comida y ellos aún tienen tiempo para intentar jugar, improvisando juegos. Son niños, buscan que su futuro sea distinto, un futuro que sus padres sueñan con  hacerlo realidad.

domingo, 4 de noviembre de 2018

No me consta...

Hay frases y relatos en política que serán difíciles de olvidar. Ha pasado siempre y existen libros de periodistas e investigadores que lo demuestran, pero es cierto que desde que las redes sociales nos acompañan desde el desayuno hasta las buenas noches, no hay día que no se pueda memorizar algún suceso o episodio que queda registrado y magnificado en mayor o menor medida. Maldita o bendita hemeroteca, que dicen algunos. Quizás es una de las ventajas que nos dan las redes y la prueba de algodón es que nadie escapa de haber publicado un tuit o frase que no quede en la memoria universal de las hemerotecas.
La frase "no me consta" fue portada años atrás, cuando a preguntas un tanto comprometidas a Dolores de Cospedal siendo secretaria general del PP, respondía de esta forma a unos supuestos cobros de sobresueldos en dinero negro. La verdad es que Dolores de Cospedal tiene frases y respuestas que algún día formarán parte de las más recurrentes del libro que se estará editando en algún lugar, como sucedió con aquella otra de "la indemnización que se pactó fue una indemnización en diferido", en la que respondía a la pregunta de la indemnización que cobró el tesorero del PP. 
Se me ocurría volver a hacer públicas estas dos frases de la que fue Secretaria General del PP y valedora principal muy posiblemente, de que el hoy Presidente del PP lo sea, porque las últimas declaraciones publicadas en ese portal de noticias grabadas que me resisto a nombrar, la señalan como una de las protagonistas de uno de los capítulos de la serie de un famoso Comisario.
El resultado que los casos de corrupción provocan en la ciudadanía podría representarse como una escena de esa serie inacabada. Una de las consecuencias en la ciudadanía es la indignación inmediata, otra consecuencia es la que surge como decepción por las respuestas que dan los partidos que están involucrados, y el último son los posos de desconfianza general que unas y otras actuaciones van dejando en la sociedad.
Vivimos un tiempo en que todo camina a una velocidad que no se controla. Un tiempo que en política sufre permanentes convulsiones y en que nadie se atreve a predecir lo que pasará mañana. Es algo así como un jaque al rey. Se podría decir aquello de "no me consta", pero no tengo ninguna duda de que todo esto que está pasando está minando la credibilidad y la moral de la ciudadanía en la política, en su lejanía y distanciamiento total. Dudo mucho de que todo esto que está pasando, no esté alentando un estado de opinión donde los radicalismos y extremismos cada día tengan más seguidores y adeptos. Y ello es extremadamente peligroso, porque todo lo conseguido hasta ahora pudiera venirse abajo.
En una reunión de amigos hablamos de todo ello y alguien me dijo que recordara una frase de un Presidente de Estados Unidos, que dijo aquello de "se puede engañar a todo el mundo algún tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo"...

domingo, 28 de octubre de 2018

Estado de opinión...

En ésta última semana se ha hablado de las palabras pronunciadas por el líder de la oposición en el Congreso durante uno de los debates con el Presidente del Gobierno. La relación entre los dos ya casi no existía, pero desde esas palabras, el presidente Pedro Sánchez ha dado por rotos contactos y acuerdos con el líder del PP quien acusó en el Congreso al jefe del Ejecutivo de ser responsable y partícipe del golpe de Estado que se está perpetrando en España. Unas palabras muy duras y que han sido objeto de reprobación en muchos medios y por una gran parte de la sociedad. En los debates políticos, a veces se producen discusiones y broncas entre los diputados, pero estas palabras han traspasado los límites del decoro y el respeto que debería guiar el tono de una persona que aspira a presidir nuestro país.
La ola de populismo, de ascenso de partidos extremistas y de ultra derecha se está sucediendo por toda Europa. También en nuestro país aparecen siglas y experiencias políticas que conducen a ese radicalismo. Algunas encuestas incluso les están dando representación en próximas elecciones. Este tiempo que corre, la crisis económica, la inmigración a Europa y la corrupción de las instituciones constituyen un estado de situación propicio a los nacionalismos frente a los valores supranacionales, multiculturales y de tolerancia que siempre ha identificado a la Unión Europea.
Los partidos de ultra derecha han encontrado en las redes sociales un filón donde expresar sus ideas y programas. En muchas ocasiones con perfiles falsos, pero que les ayuda a penetrar y conseguir adeptos que divulgan sus mensajes a través de la red. Quién no ha visto el mensaje de "el valle no se toca" por las redes sociales, a raíz de la decisión del Congreso. Al igual que existen ese tipo de mensajes, hoy existen muchos "diarios virtuales" que son exponentes de noticias falsas y a los que se recurre, cuando los diarios tradicionales que son autoexigentes en la veracidad de la información, no les publican sus noticias.
Asistimos sin dudas a un estado de opinión que se ha convertido en una corriente agitadora y de agitadores. Que encuentran eco porque hay público y que en muchas ocasiones debido a la rapidez en su divulgación, no nos detenemos a pensar en su verdad. Hasta hemos conseguido popularizar una palabra que su propia definición dice que es toda información o aseveración que no se basa en hechos objetivos. 
Puede que este estado fuera el inicio del momento en que dejamos de creer y empezamos a creerlo todo. Un estado de opinión en el que se hace cada vez más imposible vivir sin estar conectados, pero en el que hay que tener muy claro que vivir en la tecnología, no quiere decir vivir para la tecnología.