Páginas vistas en total

domingo, 14 de abril de 2019

Puedo decir que mereció la pena...

"Alegrémonos pues..." Gaudeamus Igitur... con estas palabras se inicia el himno universitario que suele estar reservado a actos solemnes y entrañables, como son entre otros, los actos de graduación. Lo había vivido en otras ocasiones, pero el de ayer lo viví de otra manera. El Palacio de Congresos de Badajoz es un lugar que tiene mucha historia y que guarda entre sus muros algunos sucesos que no debieron producirse nunca, pero la historia está ahí y no conviene olvidarla. Celebrar un acto de graduación universitaria en este lugar es mágico, porque a pesar de aquello que pasó, le da un aire de majestuosidad y de belleza. Su inmensidad, su originalidad, el color de su entrada y su luz, lo ha convertido en un auténtico símbolo de la vanguardia de Extremadura.
El acto de graduación es un acto de culminación, de final de una carrera. De un tiempo que guardaré para siempre en mi memoria. Los discursos de los alumnos de la promoción, el discurso del padrino, del Rector me parecieron sinceros. Llamaron la atención por sus reivindicaciones. Los alumnos trataron de introducir sucesos y momentos vividos, también algún "toque" a los profes. El padrino profundizó en la necesidad de seguir adelante. No os conforméis, seguir adelante, indignaros y rebelaros. El Rector, que era uno de sus primeros actos, también dio el "toque" con el asunto de las novatadas y reafirmó la necesidad de seguir luchando contra la desigualdad y contra la violencia de género. La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo (Mandela).
No estaba nervioso, pero sí un poco emocionado por la emotividad del acto y conforme se acercaba el momento de la imposición de la beca recordaba muchos días vividos. El primer año y la locura de matricularme de casi todas las asignaturas. La novatada. Después poco a poco, hasta que le coges el punto conforme vas avanzando en la carrera. Los debates en las clases. Un café como único compañero en la cafetería por no haber comido ese día por falta de tiempo. Esos apuntes pasados por compañeros y amigas. Esos profesores que pacientemente aguantaban mis peticiones de horas de tutorías. Ese tiempo de ida y vuelta al trabajo en el coche escuchando algunas grabaciones de apuntes. Cuantos momentos vividos. Cuantas veces esa voz de aliento, de ánimo para seguir. Cuantos fines de semana en el zulo viendo como amanecía el día
Supe que sería uno de los últimos en subir al escenario porque se sigue el orden alfabético. Subí junto a otra chica. El color de la beca es llamativo y por ello resaltaba en el traje. Un momento emocionante. Recibí la felicitación sincera de todos los profesores. Me la impuso Jesús, uno de mis últimos profesores. Momento foto. Mirada sin ver a nadie. Sólo la inmensidad de un palacio abarrotado. Busqué a mi gente y viví el momento mágico. Para guardar en la memoria. Me dije en silencio: mereció la pena.
Es en el camino hacia uno mismo donde he encontrado y sentido una parte de mi vida, quizás en éstos últimos años lo que he hecho es caminar lento, sin apresurarme y sabiendo que el único lugar a donde quería llegar es hasta donde he llegado. Hoy puedo decir que mereció la pena...Objetivo conseguido!!!

domingo, 7 de abril de 2019

Se trata de "camelar"...

En una de mis entradas anteriores y al hilo de lo que comentaba con un amigo hace unos días, los partidos políticos y sus líderes arriesgan más en sus declaraciones y sobre todo en sus intervenciones en los actos. Se nota que se va acercando la fecha, se nota que se la están jugando en cuestión de días. Llega un momento en que creo que no importa el mensaje. Será como dijo aquel...lo importante es que hablen de mí, aunque sea mal, pero que hablen". 
Hace unos días un líder que se presenta como candidato a presidir Extremadura y en el calor de la batalla (en la cara se le notaba) ha dicho "sabéis cuál es el segundo grupo que más discos ha vendido en la historia de España. Camela. A mí me gusta Camela. Aquí la moda es decir que te gusta el indie, o la fusión, o el tecno...pues a mí me gusta Camela. Porque en los pueblos llenan de gente, de gente sencilla, de gente humilde"...se me ocurre que estas cosas sólo pasan al calor de la batalla política, pero no es la primera vez que le suceden estas ocurrencias al mismo líder. Me viene a la memoria algo parecido, pero en esta ocasión se trataba de un rap que decía "creer en las personas más que en los partidos y más en las ideas que en las ideologías". Esto fue una ocurrencia de alguien que hoy toca mucho poder y que lo mismo lo hacía que se pusiera un chándal en un gimnasio, que lo ponía correteando por el campo.
Se dice de la política que es el arte donde todo es posible. En estos últimos tiempos estamos viendo muchos ejemplos de lo que es la política y de lo que no es política. La política sirve para hacer más y mejor por conseguir la igualdad entre las personas. La política sirve para tener derechos y también deberes. La política sirve para tener un proyecto de vida...casi podríamos resumir que la política sirve para todo, porque todo lo que se hace no se puede hacer sin política, porque en resumen es el fin para hacer más fácil la vida a la gente.
Pero tengo que seguir escribiendo que esta gente que actúa así quiere convertir la política en algo banal, en algo superficial y artificial, en algo que no tenga sentido. En algo que da igual gobierne quien gobierne. En algo que no tenga contenido. Se aproxima la fecha de votar y soy incapaz de recordar un mensaje que tenga que ver con un problema y la propuesta para solucionarlo. Sabemos que las propuestas son eso, propuestas, pero que daño se le está haciendo a la política y a la gente que tanto necesita de la política.
Será que todo eso da igual. Porque quizás el mensaje es que hablen todo el tiempo de uno, aunque sea mal, pero el caso es que hablen.

domingo, 31 de marzo de 2019

TV, "fake news", espectáculo...

Como decía hace unos días y conforme se acercan la fecha de las elecciones, los partidos políticos y sus líderes se arriesgan más en sus declaraciones y mensajes. Se producen entrevistas, ruedas de prensa, asistencia a programas un tanto informales y con ello, los líderes se someten a preguntas de todo tipo. Suele pasar algo así siempre. Hay que colocar mensajes y frases que puedan interiorizarse en los ciudadanos, que puedan llegar a sensibilizar y convencer de que son la mejor opción de cara al día que tengamos que ir a votar. Es lo que sucede con las entrevistas en la televisión. Son las cosas del directo o eso se dice. Hay una cosa que no falla: el poder de la televisión sigue siendo único y no hay ningún político que se niegue a acudir a este medio.
Hace unos días el candidato del PP a Presidente del Gobierno se ha enfrentado a las preguntas de un grupo de niños y niñas en un programa de televisión. Desconozco si es tal la naturalidad con la que se presenta el programa, pero tengo muchas dudas. Se producen las preguntas y el candidato también les pregunta. Son un grupo de niños y niñas menores de 10 años. Las preguntas "informales" sobre Cataluña, el 155, Trump, Maduro, sobre sus rivales políticos, hasta de Franco....son preguntas normales para niños y niñas de esa edad?
Llega un momento en que se dirige al grupo y les pregunta...sabéis en qué coche aprendí a conducir? a ver los chicos...pues aprendí en un "cuatro latas". Los chicos debían ser los únicos en saber de coches, según el candidato. Otro momento de la entrevista es cuando se le pregunta por la diferencia entre derecha y centro y su respuesta es salirse por la derecha y la izquierda. La izquierda lo que hace es, como coger unos vasos y entonces ve a las personas por sus distintas características; habla de las mujeres, de los mayores, de los niños... Lo que llamamos colectivos, grupos de personas". A renglón seguido dice que el centro-derecha "se fija en las personas, independientemente de que sea sean niños o niñas, hayan nacido en un sitio u otro y tengan una religión u otra". "Yo soy de centro-derecha porque pienso que hay que apoyar a las personas"...otro momento de la entrevista es cuando dice "hemos fichado a Miguel Abellán"...es lo que viene sucediendo. Se me ocurre que hemos pasado de las primarias a la apertura del mercado de fichajes, como en el fútbol. Es una ironía o es que nos tenemos que acostumbrar por si se produce como con los grandes equipos de fútbol.
No es la primera vez que sucede y que lo han hecho o lo están haciendo todos los partidos políticos. Quizás es que nos tengamos que adaptar a ello, pero a mí me cuesta. Experiencias de este tipo se han producido en todos los partidos y muchos de estos experimentos han resultado un fracaso. Lo cierto es que a la vista de lo que algunos partidos llevan en sus listas, en la próxima legislatura el Congreso de los Diputados puede convertirse en un plató de televisión y alguna otra cosa más. Ya se sabe que en muchos casos, sucede que la composición de listas lleva a que el resultado son candidaturas heterogéneas en las que los candidatos están ahí por su compromiso con el líder más que con el partido al que van a representar.
En un escenario como el que nos encontramos con las televisiones, los medios, las redes sociales, los experimentos políticos y donde además habrá una fuerza muy difícil de controlar, como es la del fenómeno de las "fake news", considero que será fundamental en cualquier foro hablar y decir la verdad, ser coherentes y responsables porque la lucha contra las falsedades también hay que conseguir que sea un tarea cívica y para ello será imprescindible combatirla con la verdad.

domingo, 24 de marzo de 2019

Monago lo tiene complicado...

En estos últimos días se ha hablado mucho sobre la central nuclear de Almaraz. Se han sucedido manifestaciones, encierros, reuniones y al final cuando se acercaba la fecha de solicitar la prórroga para seguir con su explotación, se ha acordado prorrogar la vida útil hasta los años 2027 y 2028. Un editorial de un medio de comunicación regional lo recoge como una buena noticia para Extremadura, como un claro alivio, no sólo para nuestra región sino también para un sector que resulta estratégico y que requiere decisiones que aporten seguridad y certidumbre.
Sin lugar a dudas, es una buena noticia para nuestra región y debería ser así vista y analizada por quien ha estado alimentando que la central se cerraría. El candidato Monago, una vez conocido el acuerdo de las tres compañías eléctricas seguía diciendo "nos ha engañado tantas veces a los extremeños que hay que ser muy cautos"..No es la primera vez que el candidato Monago se atreve a seguir alimentando una mentira, a seguir generando la duda a pesar de que hay un acuerdo. 
La hemeroteca de éstos últimos días nos podría decir que manifestaciones de este calado del candidato han sido una constante. Podemos pensar que ha estado alimentando la duda o que necesitaba interiorizar la mentira como forma de salir en los medios. Porque hay que decir que al candidato le está costando encontrar un mensaje. Un mensaje que pueda ser comentado, que tenga un rigor y que pudiera llegar a tener profundidad mediática para que así fuera valorado por los ciudadanos.
Hace unos días un editorial de un medio nacional nos despertaba preguntándose por los modelos de los partidos políticos. El último CIS señalaba que los partidos políticos constituyen la segunda preocupación de los españoles después del paro. Es el modelo o los líderes que nos han tocado, o somos todos como sociedad, que criticamos mucho pero participamos poco?. Es el signo de este tiempo que ha introducido la mentira en el discurso político para acabar de hundir la credibilidad?.
El candidato Monago debe andar muy preocupado con su futuro político pues las listas al Congreso y al Senado por su partido ya se han cerrado y no aparece en ellas, y hasta ahora los candidatos a la Comunidad tenían como salida política el ir al Congreso. En una reciente visita, el líder nacional de los populares ha dicho que la gente echa de menos a Monago porque con él mejoró la educación, la sanidad, la dependencia y el prestigio de Extremadura. Se olvida Pablo Casado que el candidato cerró urgencias rurales, recortó becas y maestros, situando el nivel del paro de la Comunidad en los niveles más altos de la historia.
Ahora que se dice que la postverdad ha situado el límite entre la verdad y la mentira en algo difuso, no nos debe resultar extraño que el candidato no se alegre del acuerdo de Almaraz porque a lo largo de este último tiempo, todas sus declaraciones han sido que si Vara y Sánchez se quedan , Almaraz se cierra...Como ya se le dijo en su día al candidato cuando gobernaba...la verdad de sus verdades, es una gran mentira.

domingo, 17 de marzo de 2019

Greta... Una niña de 16 años.

“Estoy haciendo esto porque nadie más está haciendo nada. Es mi responsabilidad moral hacer lo que pueda. Quiero que los políticos den prioridad al cambio climático, que presten atención a este asunto y lo traten como una crisis"...esta y otras palabras, forman parte del discurso de una niña de 16 años que se llama Greta Thunberg. Ella decidió dejar de ir a clase todos los viernes para iniciar una sentada ante el parlamento sueco como forma de protesta para que los políticos le dieran prioridad al cambio climático. 
Durante estos últimos días se han celebrado huelgas estudiantiles contra el cambio climático. Muchos jóvenes de todo el planeta han realizado manifestaciones en todos los países. Han querido llamar la atención sobre un problema mundial del que todos hablamos, pero que no forma parte de las prioridades de los gobiernos de los países. Se habla y se firman acuerdos, pero no es la prioridad número uno en la agenda. Como dice Greta "hemos estado hablando durante treinta años y vendiendo ideas positivas, y lo siento, pero no funciona, porque si hubiera sido  así, las emisiones habrían bajado, pero no lo han hecho". 
Es prematuro valorar si esta lucha de los jóvenes será tenida en cuenta en un próximo futuro por parte de los Gobiernos, pero no tengo dudas de que esta reivindicación se irá abriendo camino. Un nuevo camino en el que la conciencia tiene que empezar a pesar más en las decisiones políticas. Estos jóvenes conectan con una generación que saben lo que se van a encontrar en el futuro. Han entendido que o se cambia el sistema, o el sistema cambiará el clima y la Tierra hasta hacerla inhabitable. Estamos en un nuevo tiempo reivindicativo que necesita de respuestas distintas, actuales y que no solo sean pronunciadas en un tiempo electoral.
Los Gobiernos saben cuáles son los nuevos retos del futuro. Si no ponen los medios para actuar, los jóvenes y no tan jóvenes sabremos que serán otros los intereses que anteponen. La actitud de los jóvenes va a decidir en este nuevo tiempo e influirá de forma que los gobiernos quedarán retratados y tendrán que actuar de verdad contra el calentamiento del planeta. Esta generación de jóvenes no quieren que los políticos le den las gracias por su preocupación, quieren ver y comprobar que las palabras y sonrisas de recibimiento se conviertan en hechos reales y acciones concretas sin más demora.
Como bien dice Greta en su discurso pronunciado en la cumbre del clima de la ONU... "Nos hemos quedado sin excusas y nos estamos quedando sin tiempo. Hemos  venido aquí para hacerles saber que el cambio está llegando, les guste o no. El verdadero poder pertenece a la gente"...


domingo, 10 de marzo de 2019

"libres, no valientes"

Hace justamente un año escribí...El día 8 de marzo de 2018 ha marcado un punto de inflexión en la lucha de las mujeres porque la igualdad legal todavía no se ha traducido en una igualdad real. Después de este día creo que nada volverá a ser igual que antes. Podríamos decir que se ha iniciado la etapa de la marcha definitiva para conseguirla. Este día quedará marcado como el día que marcó un antes y un después. Así será recordado para la historia...y hoy después de pasado un año, digo que no hay que esperar más, que no hay que seguir esperando, porque el cambio que se inició no lo para ya nadie.
Mucha gente en las calles en las distintas manifestaciones convocadas por la llamada marea violeta, más gente de la que hoy posiblemente pudiera convocarse por otros colectivos. Le decía a una amiga durante la manifestación que prácticamente la calle ya no se llena casi nunca y que siempre que sucede una manifestación es un signo de desigualdad, de alguna demanda reivindicativa, por eso será muy difícil que se acaben mientras existan desigualdades. Lo cierto es que el color violeta se hacía aún más presente, más llamativo, más fuerte, más identificativo del porqué estábamos en la calle. Podría decirse hoy en día que hay colores que identifican reivindicaciones de todo tipo, pero pocos como el violeta para identificar una lucha y la conmemoración de un suceso trágico que sucedió en marzo de 1911 y que impulsó las primeras grandes protestas femeninas. 
"Queremos ser libres, no valientes" y "nos quitaron tanto que nos quitaron el miedo" ...han sido algunas  de las consignas más repetidas. Muchas chicas y chicos jóvenes que desde por la mañana ya tenían claro que ese día tenían que estar en la calle, juntos y juntas, reivindicando desde el espacio de la igualdad. Y esta creo que es una de las señas que más identifican los avances en materia de igualdad, de ser y sentirse libres. Porque cuando los jóvenes tienen interiorizado ese sentimiento y lo practican, no hay marcha atrás para llegar a esa libertad.
Porque en las calles en estos días había mucha gente joven que es seguro que votará por primera vez en las próximas elecciones. Por tanto, ahora hay una oportunidad para expresar ese sentimiento que se ha reivindicado en las calles. El momento de responder a un clamor y expresarlo en la oportunidad de la elección mediante el voto. 
Escucho una canción de mis años de juventud de Paco Ibáñez que dice..."nunca te entregues, ni te apartes, junto al camino, nunca digas no puedo más y aquí me quedo...la vida es bella"...Puede que este momento que estamos viviendo, sean las raíces de un tiempo que hoy quieren cuidar las nietas de aquellas mujeres, puede que esas nietas gobiernen este nuevo tiempo y van a ser ellas las que honren y hagan justicia a sus abuelas.

domingo, 3 de marzo de 2019

Es carnaval...político.

Durante estos días celebramos la fiesta popular y más callejera de todas, el Carnaval. Una fiesta tradicional que en su momento estuvo prohibida, pero siempre había gente que se atrevía a disfrazarse. Sería algo contra el sistema, porque el carnaval es una fiesta libertaría, transgresora que tiene de todo y que supone hoy en día una normalidad, porque todo el mundo lo tiene asumido como lo que es, como una fiesta donde el ingenio, el humor y la ironía rompen la monotonía. Es como si la gente en estos días se olvidara de lo razonablemente serio y se transformara al ponerse una máscara.
Y casi formando parte de esta fiesta popular, en unos días se convocarán elecciones. Unas elecciones muy abiertas y con actores hasta ahora "nuevos". De esta forma, no sabemos si asistiremos en los próximo meses a un combate de ética (seria deseable) y menos de estética (ojalá). Serían alternativas que podrían aumentar el interés de la gente para hacer frente a una política convencional cada vez más vacía y sin respuestas, una política donde los discursos solo convencen a los convencidos. 
Han sido ocho meses con mucho ruido y con un increíble seguimiento político. Los medios han tenido un tiempo donde han podido disfrutar con el vaivén político. Ha sido difícil que no hubiera noticias un día tras otro, con las que los medios de comunicación podían completar su agenda diaria. Un Gobierno sin mayoría que a pesar de las dificultades ha conseguido centrar el discurso en muchas políticas sociales, pero que cuando ha llegado el momento de hablar del presupuesto, no ha quedado otra opción que convocar unas elecciones., porque seguir se habría convertido en ingobernable y en un desgaste político que podría pasar factura electoral en las elecciones de mayo.
Cada vez hay un mayor número de ciudadanos que no deciden su voto hasta el mismo día de las votaciones. Esto es un cambio importante respecto a los procesos electorales de hace algunos años, donde el voto era más ideológico. Ahora tiene mayor contundencia y credibilidad la valoración del voto emocional, del voto más pensando en las emociones incluso del último día. En estas próximas elecciones creo que va a haber mayor participación que en los últimos procesos electorales. Antes esto era un signo político de que la izquierda se había movilizado y que por tanto tenía más opciones de ganar. Hoy no tengo claro que esto sea así, porque también la derecha se está movilizando, aunque la diferencia en este lado, es que en esta ocasión hay más división al haber más opciones políticas.
El electorado de izquierda ha sido históricamente más vulnerable, más susceptible de cambiar su voto. En estas próximas elecciones, creo que va a ser distinto. El propio electorado está más movilizado y creo que conforme vayan acercándose las elecciones, estará más convencido de que hay que ir a votar. Me atrevo a decir que algunas opciones de derecha lo están haciendo más fácil para que la gente situada en la izquierda recupere las ganas de votar, quizás más por necesidad que otra cosa. En menos de dos meses tenemos que ir a votar y en poco menos de un mes después, volveremos de nuevo. Es imprevisible lo que puede llegar a suceder, pero todo el mundo coincide en que todos los escenarios están abiertos y que puede suceder que haya quien gane pero no gobierne al final. Serán las fechas o el empacho, pero lo que he visto y escuchado hasta ahora es más propio de murgas y chirigotas de carnaval que de animar para votar: que si un libro, que si una novia famosa y cantante, que si la foto con la ternera o ternero, que si un viaje, que si el himno de la legión...lo dicho, vamos a ver el desfile que al menos hay colorido e ingenio...hasta ahora, más que el de nuestros políticos.