Páginas vistas en total

sábado, 30 de julio de 2011

Elecciones...20-N.

Entre los que querían, entre los que deseaban y entre los que especulaban llevábamos tiempo hablando del posible adelanto de las elecciones. Ya tenemos fecha...es una fecha de recuerdos. Seguro que serán publicados chistes jugando a las coincidencias y es que hay gente para todo.
Lo que es difícil de comprobar por los rostros, los gestos y las caras, era y es, quienes estaban de acuerdo con la decisión tomada. Observas a los del PP y en las imágenes todos sonrientes; observas a los del PSOE y las caras con un semblante como más serio. Es complicado saber por ello, si los más sonrientes son los más contentos y los más serios son los menos contentos.
Cada vez es más cuestionable conocer por las imágenes, la realidad. Sobre todo cuando las imágenes son tomadas o divulgadas a través de los propios servicios de las organizaciones. Ello seguramente tenga algo que ver con aquello que se dice, de que no es lo que se piensa, la realidad de lo que se quiere aparentar.
Despejada la duda, ahora conseguiremos conocer lo que piensan proponernos a los ciudadanos...bueno.
En cualquier caso, ahora la inmensa mayoría del personal se apunta al adelanto electoral, aunque como sucede en muchos casos, durante éstos días se estaba opinando lo contrario.
Escuchaba ésta tarde en una tertulia de café, que los políticos estamos como muy preocupados por éstas cosas. Es algo así como si el tema elecciones, fuera un problema más nuestro que de ellos. Es cierto, el posible problema de las elecciones no se entiende como tal por parte de la ciudadanía.
Seguía escuchando y reflexionaba al mismo tiempo. No tenía dudas; lo que me preocupaba no era la fecha y tampoco el adelanto electoral, sino que los problemas que tiene la gente, sigan siendo la ocupación y preocupación que deberíamos tener todos.
Me seguía preocupando después que se entendiera que el tema de las elecciones, sólo pudiera ser visto como algo importante por parte de nosotros. Si ésto sigue siendo percibido así...me parece que tenemos un gran problema.

lunes, 25 de julio de 2011

Tiempo al Tiempo.

Es una frase muy repetida, y que me vale para recordar que en cierta ocasión, durante un debate en la Asamblea de Extremadura, le dije a Monago que para hablar en extremeño hay que sentir en extremeño. Estaban durante esos días repitiéndonos lo del habla y lo repetían en cada acto e intervención, y en éstas dos semanas como Presidente de la Comunidad, sigue insistiendo en los gestos parecidos que le llevaron a celebrar su toma de posesión en el Museo de Arte Romano en Mérida. Cuestión de formas y no del habla.
Hay quien ya está empezando a decir que son influencias externas y puro marketing. Al final, el tiempo situará la diferencia entre el hablar, el sentir y el practicar...y en ésto, la propaganda y la publicidad no calará.
Para muestra, el nombramiento en algunas responsabilidades de los puestos de segundo nivel. Después de los vaivenes de algunos de ellos, nombrados y al final no presentados, más los que aún faltan por designar, nos encontraremos con que será muy dificil cuadrar el dibujo de los altos cargos prometidos.
Será la "caló" como se dice por Badajoz, pero el Guadiana a su paso por la ciudad se está volviendo a llenar de camalote y ésto no es nuevo, porque pronto saldrá Celdrán a decir que la culpa no es suya y que son cuatro hojas de "na".
Entre puentes y puentes, se acerca el mes de casi todo el mundo por vacaciones, y seguro que a la vuelta ante la proximidad en Septiembre del Día de Extremadura, habrá pasado un tiempo razonable para que los nuevos gobernantes de la región, hayan dejado la farándula, las frivolidades y puestas en escena de éstos días. Habrán practicado con el pico y la pala que el que los nombra, les pedía hace unos días.
Al final, es como lo del "ahorro" como consecuencia del recorte por los nuevos cargos. Tiene todos los puntos para ser un motivo que va a dar que hablar. A la vista de éstos primeros días, sobre éste tema ni siquiera la falta de noticias del próximo Agosto lo va a poder ocultar y habrá que volver a visualizar la foto del cuadro del organigrama del entonces candidato y hoy Presidente.
Como decía al principio, tiempo al tiempo...vamos a tener oportunidad.

domingo, 17 de julio de 2011

"Cosas raras"

En su día y también quizás hoy, se decía que cuando sucedían cosas que no se les encontraba el nombre adecuado, se les denominaba o se les identificaba como cosas raras. La relación con lo que puede llegar a estar sucediendo o coincidiendo durante éstos días, tiene su argumento en lo que antes no éramos capaces de identificar o definir.
Son cosas raras lo que ha sucedido en la Asamblea de Extremadura, cuando IU se convierte nuevamente en la izquierda que tanto le gusta a la derecha; son cosas raras, que coincidan en solicitar-exigir adelanto electoral la derecha y el periódico más próximo al PSOE; son cosas raras que el Presidente Monago -joer, como me cuesta-, haya convertido la ubicación de los parlamentarios en el hemiciclo, como un problema que se ha convertido en objetivo prioritario a resolver...cosas raras, cuando habíamos escuchado que el principal problema era el desempleo.
Estas cosas raras cada vez desprestigian más la política. Estas cosas raras cada vez consiguen alejar más a los políticos de la realidad de los problemas de los ciudadanos. Estas cosas y su estratégica permanencia periódica ejerce su cierta influencia en la sociedad y van consiguiendo su objetivo.
Estas "cosas no tan raras", provocan en la ciudadanía cada vez mayor indignación y rechazo. Sería muy conveniente que les prestáramos más atención y coincidiéramos con la respuesta que suele aplicar la gente corriente: el verdadero sentido común. Cuanto antes, mejor.

viernes, 15 de julio de 2011

¡ Comprometeos!

Me han pedido que me comprometa y que colabore. Ante una iniciativa que se inicia con ilusión, con pasión y con ganas siempre suelo ofrecer mi colaboración, porque todo aquello que comienza con esas perspectivas, incorpora señas de identidad. Es desde la sana voluntad de querer aportar, de compartir, de apoyar...porque no son tiempos para responder que no y mucho menos a la gente que está dispuesta a comprometerse en un proyecto ofreciendo su tiempo, su trabajo y sus ganas de proponer y trasladar opinión.
Dos palabras en éstos últimos meses, nos han llamado la atención: Indignaos y Comprometeos. Voces que han sido compartidas por una gran parte de la sociedad y que van a marcar cambios en nuestra actitud como ciudadanos. Es difícil no sentirse indignado y por tanto es imposible no mostrarse para comprometerse.
Quizás, la mejor definición que ha tenido el movimiento del 15-M, haya sido la propia respuesta que dentro de nuestro país se ha producido. Una sociedad sin clases; una sociedad de la gente común que les han unido razones, para tener muy claro lo que no querían que siguiera pasando y que al mismo tiempo, tienen claro lo que quieren que pase.
Afrontemos ésta nueva realidad. Como nos dice el "jóven" Hessel..."os corresponde a vosotros amigos de España, ciudadanos del mundo, a cada uno de vosotros individualmente, y a todos colectivamente, encontrar las pistas a través de las cuales "la internacional ciudadana" podrá dotar de vida a éste siglo. No para lograr el mejor de los mundos, sino un mundo viable".
Y en ésto de la internacional ciudadana, también hay mucho de progresismo y por tanto de ideología, porque de siempre el internacionalismo fue un principio socialista.

sábado, 9 de julio de 2011

Escuchar, Hacer, Explicar.

En alguna ocasión hemos escuchado la necesidad de que llegue el mensaje de forma nítida, clara y fácil, que se entienda sencillo, vamos. Porque, hoy son casi permanentes los mensajes en términos económicos y cuesta de entenderlos, hasta a los más experimentados.
Recuerdo la campaña de Obama y como entre algunos de sus éxitos, estuvo el tener un discurso que no hablaba en términos económicos, sino en términos de protección para los ciudadanos y en otorgar más poder hacia el pueblo y para el pueblo.
Mensajes, en un lenguaje que entienda la gente en las plazas, en las calles y ante las pantallas en sus casas. Hablando de los problemas reales de la calle, en el lenguaje de la gente común.
Hoy, cada vez más ciudadanos se mueven en una doble moral: progresista y conservadora. Hoy, los discursos se parecen o se manipulan para ello. Por lo que se hace imprescindible defender nuestros valores con emoción y encajarlos en un discurso que genere empatía con la población.
De las tres palabras que dan el titular a ésta entrada, y que forman parte de la campaña iniciada hoy con la proclamación de Rubalcaba como candidato por el PSOE a las próximas elecciones generales, desde ésta posición que comparto con vosotros quiero ampliarlas: porque antes, ESCUCHAR, que hablar; porque estar para, HACER, antes que ser para estar; porque la honestidad para, EXPLICAR, desde la humildad.
Otro día, hablamos de ideologías, que algunos están empeñados en decirnos que no existen.

sábado, 2 de julio de 2011

Interiores de un libro.

Me gusta escribir en el interior de los libros. Bueno, en una página en blanco, que suelen ser las primeras. Siempre tuve esa costumbre. Son frases o reflexiones que nos golpean o se asoman de la experiencia de la vida. Me atrevo a recomendaros ésta costumbre o manía.
Escribía en una de éstas páginas hace unos días, que ahora no tengo las mismas prisas que antes por mirar, porque tengo mucho más tiempo para observar...ahora, el tiempo pasa como más despacio. Son otros tiempos, hay que afrontar la realidad.
No, no es el verano. Es la lectura reflexiva de las notas de otros momentos que he vuelto a releer.
Nos dice Manuel Vicent en uno de sus muchos artículos "que en medio de la chabacaneria y mal gusto reinante, también existe gente con clase, ciudadanos resistentes, atrincherados en su propio baluarte, que aspiran a no perder la dignidad". Gente con clase, que las encontramos en cualquier parte.
En un Tiempo para la Igualdad, una gran amiga me decía, que no debemos perder nunca el entusiasmo por las cosas que hacemos con sacrificio y honestidad. Que debemos seguir teniendo la voluntad en conseguir aquello que deseamos y aquello en lo que creemos.
En las páginas en blanco que nos faltan por escribir, va a ser muy necesario poner mucha convicción y sentimiento en lo que hagamos, y vamos a tener que entrenarnos con la permanente realidad de lo que somos, porque aunque nos pueda parecer que el tiempo pasa más despacio, éste aún no lo podemos escribir nosotros.