Páginas vistas en total

lunes, 31 de diciembre de 2012

Adios 2012...menos mal.

Siempre se hace balance cuando se acaba un año y nos ponemos a contar lo rápido que se pasó. Son 365 días. Son los mismos días que cualquier otro, pero éste no ha sido igual que el pasado, y éste que por  fin se acaba, no será igual que el próximo, que por fin llega. Y esperemos que llegue de otra manera, aunque lo que hasta ahora se anuncia, tiene pinta de parecerse mucho a éste.
Un año muy complicado. Un año de grandes cambios. Un año con un nuevo Gobierno en nuestro país. Un año lleno de recortes de derechos en el ámbito laboral, económico y social. Un año que lo recordaremos también por su conflictividad social. Un año que será recordado como aquél en que se comenzó a desmantelar el Estado social y de derecho que se había construido en nuestro país con mucho esfuerzo.
Un año en el que la ciudadanía por otro lado, recuperó buena parte de su protagonismo y que lo hizo al margen de las organizaciones sociales y políticas tradicionales. No quiere decir que no secundara de forma importante las reivindicaciones de las mismas, pero sí que lo han hecho en muchas ocasiones sin esperar a ser convocados, a ser llamados. Es la sociedad civil que con ciertas razones se reivindica.
Se reivindica y se moviliza. Son las repercusiones que tiene un cierto hartazgo de la política y de los políticos por parte de los ciudadanos lo que ha hecho que haya sucedido así. Es el enfado popular lo que se muestra; es la necesidad de la gente que necesita de expulsar su indignación; es el cabreo general de aquellos que no entendemos, ni comprendemos ni compartimos el porqué tenemos que pagar por lo que otros hicieron.
Es la señal que podría resumirse en un par de frases: No se entiende como puede haber gente sin casas y casas sin gentes...o No se puede entender cómo se puede destinar dinero público a los bancos y los ciudadanos tienen que seguir pagándoles a los bancos, perdiendo sus casas.
Leía hace unos días en un artículo " que no pensaremos de otra forma, si no hablamos de otra forma"...será dificil en cualquier caso, pero habrá que intentarlo. Este que se vá, nos empujó a hablar todos los días de lo mismo. La brecha que se ha abierto es muy profunda. Quienes hoy están gobernando y recortando en nuestro país nunca estuvieron muy de acuerdo en compartir y repartir: Ni derechos, ni prestaciones, ni servicios. Es lo que podríamos llamar posibilidades de igualdad.
Necesitamos generar confianza para llegar a alcanzar objetivos y romper la dinámica en que estamos instalados desde que se inició la crisis. Necesitamos recuperar la confianza en la política por el bien de los ciudadanos y también por el bien de la izquierda social y política.
Aunque sólo fuera por ésta razón, ojalá en el 2013 pudiéramos volver a recuperar un espíritu de relación y de afecto entre la ciudadanía y la política. Creo que sería una buena razón.



miércoles, 26 de diciembre de 2012

No me lo puedo creer!!!

Hay noticias diarias que dependiendo del contenido y de las veces que éste se repita, pueden convertirse en la referencia de las conversaciones en los centros de trabajo. Si hablamos de funcionarios y de las declaraciones en forma de comunicado "breve" del Ministro Montoro (el superministro que recauda) en relación con los descuentos por la paga extra que nunca cobraremos, pues nos hacemos a la idea.
Pues aquí está la noticia...después de mucho tiempo pensándolo, se acuerdan de las fiestas y como va contra su religión, pues nos dan un pequeño aguinaldo, ahora que se ha perdido la costumbre de llamar a las puertas y cantarlo.
Después de la supresión de la extra, ahora el Gobierno se muestra benevolente con los funcionarios del Estado y nos va a devolver la parte de cotizaciones que nos ha cobrado por una paga que nunca vimos en nuestras cuentas.
El Gobierno con nuestro Ministro favorito sea disculpado y nos agradece los esfuerzos realizados con nuestra comprensión por los descuentos realizados sobre una nómina que después de 67 años vamos a comprobar cómo es la más vista y guardada de los últimos tiempos. Hay quien decía que le va a hacer un cuadro y la publicará en el tablón de anuncios, para que todos los meses podamos comprobar y acordarnos de ello...para que nadie lo olvide...
Después de conocida la noticia, se publicaron las valoraciones. El Sindicato CSIF muy en su papel valoraba que agradecía que el Gobierno se hubiera dado cuenta del error?. Después de lo que éste Sindicato ha estado haciendo y descolgándose del resto de organizaciones sociales, nos podíamos esperar una respuesta de éste tipo...al final, hasta colaborará a que el Gobierno siga haciendo éste tipo de maniobras...
La conclusión es que con medidas como ésta última, hasta puede que consigan que nos olvidemos de comentar que la realidad de la cuestión, es que nos suprimieron una paga extraordinaria, o que pretendan que nos olvidemos de ello. 
Este Gobierno que en un año de su gestión ha hecho todo lo contrario a lo que venían diciendo que no harían, es seguro que nos seguirá dando sorpresas. Sería muy conveniente que todos copiáramos esa nómina y la enmarcáramos, para que cuando llegara el momento pudiéramos felicitarles las fiestas como se merecen.
Conviene no olvidarse...éste Gobierno está desmantelando todo un Estado de Derechos y éstos fueron conseguidos con el esfuerzo y la lucha...de muchos miles de trabajadores que hoy disfrutan de una pensión, la cual también dijeron que no recortarían...Pues eso, que el tiempo no lo olvide.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Lo primero era el empleo...así lo dijo el PP.


En las campañas de las elecciones políticas, todos los partidos presentan sus medidas en los programas electorales y en ellas nos prometen lo que piensan poner en práctica, en caso de resultar ganadores en las mismas. Recuerdo como el Partido Popular situaba el eje del empleo, como la prioridad de su programa. Todo su esfuerzo y apoyo en pro de la creación de empleo. Su lema lo decía todo: lo primero, el empleo.
Hace unos días el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, presentaba una iniciativa por la que se solicitó al Gobierno de España, la puesta en marcha de un Plan de activación del empleo y la empleabilidad en Extremadura por valor de 25 millones de euros.
Ahora que el Gobierno del PP en la Comunidad está tan reivindicativo se tenían esperanzas de que dicha iniciativa fuera apoyada por los diputados del grupo popular. Pero las cuentas de los votos no salieron, pues los diputados del PP votaron en contra de que Extremadura pudiera haber tenido un plan de activación del empleo, tal y como se estuvo aprobando durante la etapa de gobiernos socialistas en Madrid y en Extremadura.
Recordaba curiosamente como durante la pasada legislatura, el PP utilizaba el arma del desempleo en la Comunidad solicitando la aprobación de planes de empleo apoyados por el gobierno del país y cómo durante la campaña electoral autonómica, el PP tenía como principio de todas sus actuaciones, que lo primero era el empleo.
Pero ahora los Gobiernos estatal y autonómico son del mismo color y no les parece necesario a sus señorías ni en Madrid ni en Mérida aprobar un plan de activación del empleo para la Comunidad de Extremadura.
Mientras, el desempleo de Noviembre nos  volvía  a situar en la realidad del drama de las cifras: 146.174 personas en paro, de las cuales 20.100 son jóvenes menores de 25 años y 61.612 son desempleados que no cobran prestación alguna.
Desde las organizaciones sindicales se han solicitado medidas conducentes que fomenten y potencien el estímulo a la inversión productiva para reactivar la economía y que pongan en marcha planes específicos para los parados de larga duración y para los jóvenes. No hay que olvidar que ahora hará un año del famoso Plan3E, firmado entre las organizaciones sociales y económicas, junto con el Gobierno regional.
La necesidad de reducir las dramáticas cifras de desempleo en los jóvenes ha hecho que se lleve a cabo una iniciativa a nivel de la Comisión Europea, que comprende una serie de medidas para ayudar a los Estados a hacer frente a unos niveles de desempleo y exclusión social de los jóvenes ofreciéndoles puestos de trabajo, educación y formación. Se trata de que los jóvenes menores de 26 años tengan oportunidades formativas o profesionales en un plazo de cuatro meses después de terminar sus estudios.
La iniciativa no será vinculante para los estados miembros, pero la puesta en marcha y desarrollo de la misma sí podrá estar apoyada por fondos comunitarios. Una iniciativa que ha sido propuesta por el Comisario Europeo de Empleo y que bien harían los Estados con una alta tasa de desempleo juvenil como el nuestro en hacerla suya y comenzar a trabajar en el desarrollo de la misma, para su futura traslación.
Reflexionando sobre lo contestatario que está últimamente el Presidente de Extremadura con el Gobierno de Rajoy y recordando la alta tasa de desempleo en los jóvenes de la Comunidad (65,65), me atrevía a sugerirle que después de haberse opuesto a la subida del IVA a la cultura; de haberse negado a no pagarle la paga extra a los funcionarios de la Comunidad y de haber dicho no estar de acuerdo con la eliminación del impuesto a los Bancos, igual podría hacerse eco y solicitar al Gobierno de España que lleve a cabo lo que hasta ahora es una recomendación europea.
Como se está diciendo y con razón, invertir en educación no es un gasto, es una inversión. Invertir en garantizar un empleo a los jóvenes tiene un coste, pero siempre será menor que el que la generación mejor formada de la historia permanezca aumentando las listas del desempleo en el país y en la Comunidad.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Un recorrido por el tiempo.

Entre el Guadiana y el Tajo. Entre la Sierra de San Pedro y los Llanos. Entre la dehesa que está hermosa, verde y esplendorosa. Entre encinas y alcornoques. Entre las dos provincias Badajoz y Cáceres. Entre una línea que no consigue que se separen las dos provincias, pero que la carretera hace que sepamos cuando pasamos de una a otra. Pero todo dentro de la misma Comunidad.
Hoy entre...entre éstas reflexiones, con la radio en el camino que me ayudaba y me hacía viajar en el tiempo recorrido. Desde aquellos años que recorrimos una generación, que no debieron ser ni mejores ni peores que los de cualquier otra. Pero sí que fueron distintos. Porque fueron el comienzo de unos años de cambios en una etapa donde no sabíamos muy bien que era lo que estaba pasando, aunque nos mostrábamos inquietos porque algo atisbamos y donde también éramos ciertamente protestones, que no protestantes. Es propio de la edad, que nos decían nuestros mayores.
Hoy se cumplen 34 años de aquel 6 de diciembre de 1.978. Es fiesta aún. Hay gente que piensa que si se cambian algunas fiestas, ésta debe ser de las que perdure a lo largo de los tiempos. El pueblo habló en esa fecha. Se pronunció y por mayoría abrumadora la voluntad popular refrendó la Constitución.
Sonaba Jarcha por aquellos años. Sonaba y aunque muy jovencitos, todos cantábamos "Libertad sin ira"...libertad, libertad...sin ira libertad y si no la hay, sin duda la habrá...Hoy la volví a escuchar y seguía recordándola como el himno, que todos cantábamos. Es como aquella otra "Habla pueblo, habla" , que nos decía que no dejáramos que nadie decidiera por ti, hoy sería de nosotros...Quizás hasta sería bueno en éstos complicados tiempos, tener un himno como aquellos de entonces. Sobre todo para no caer en la resignación.
En éstos días nuevamente salen encuestas que valoran la situación del país. Qué pensamos los ciudadanos. El último barómetro del CIS recoge que la mitad de los ciudadanos están insatisfechos con la Constitución y también que siete de cada diez españoles se quejan de la democracia. La corrupción se convierte en un problema y en línea ascendente, pues aparece en el quinto de los problemas de los ciudadanos. En relación con la transparencia, nuestro lugar tampoco nos puede hacer sentirnos satisfechos para nada.
Tendrá relación todo ésto que nos pasa después de 34 años...ese deterioro de las instituciones y de los poderes emanados de la Constitución. A veces desde los propios partidos políticos o desde los medios de comunicación, desde la propia ciudadanía como bien dice el último barómetro del CIS, lo cierto es que hoy las reglas de juego de las que nos dotamos en aquellos años y que el pueblo votó (no lo olvidemos) están en cuestión. 
El Gobierno debería estar más preocupado de asentarlas y ése debería ser una de sus principales líneas de actuación. Asentarlas y respetarlas. Porque como bien dice nuestro artículo 1º... "España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político"...
Que tomen nota los poderes legislativos, ejecutivos y judiciales...Así lo exige y lo refleja la Constitución...