Páginas vistas en total

domingo, 26 de febrero de 2017

Escribir es vivir...

Después de una semana intensa en el trabajo y de unos días en los que la planificación de la actividad nos ha llevado a pensar y analizar, había que recuperarse y uno de los mejores lugares para ello visitando el Parque Nacional de Monfragüe y la Feria Internacional de Ornitología. Por segunda vez he podido disfrutar de este gran estímulo, de ese gran pulmón para la naturaleza que hace que nos sintamos un poco más libres todos. Es una sensación de libertad la que se siente que hace aún más bella la estampa del Parque. Será que ver la libertad con la que las aves vuelan nos hace que nos contagiemos un poco todos.
Ayer a la tarde recorrí un tiempo de mi vida escuchando la música de Dylan y me reencontré en mis años de juventud. Me parecían unas canciones en que los jóvenes de aquellos años nos reencontrábamos con un tiempo que llegaba de libertad y de cambios. Tiempos de libertad y descubrir caminos. Años de juventud que queríamos conquistar con mucha rapidez. Todos de una o de otra manera los hemos recorrido con cierta ansiedad. Sin saber muy bien lo que teníamos por delante, ni siquiera parándonos a pensar en ello. Total para qué, con todo lo que teníamos por delante para vivir.
He compartido en alguna ocasión que una de mis manías es escribir en el interior de los libros. Son frases de reflexión sobre la lectura y también del motivo que me llevó a su adquisición o el impulso de cuando me lo regalaron. Una canción de Dylan me hizo escribir en el interior de uno de ellos que "si alguien te ofrece su amor acéptalo de corazón, no dejes que se extravíe porque una cosa es cierta: sin duda sufrirás si lo echas a perder"...
También tuve tiempo para la lectura y para volver a releer algunas páginas de un libro de José Luís Sampedro. Se trata de un libro que se ha definido como una autobiografía del autor. No 
es un libro al uso. Es un relato de un curso especial impartido por él en la Menéndez Pelayo de Santander. En el mismo hay una frase que dice..." he venido aquí a vivir, a vivir cuando se me está acabando la vida y, por tanto, a disfrutarla más". Un relato contado en primera persona con mucha emoción y que ha constituido una de sus últimas obras escritas al mismo tiempo que la contaba. Un relato mágico que marca el final de la obra de este escritor, humanista y economista  que fue junto con Hessel uno de los llamados "abuelos" del movimiento del 15M.
He vuelto a escribir el mismo título para una entrada. A veces nos encontramos en esos momentos que haces un repaso del tiempo vivido. Piensas sobre los momentos que has compartido y compartes, sobre las personas que siguen llenando un hueco en la vida y por las que merece la pena vivir y seguir. Sabes que hay que continuar porque así es la vida y construyes un camino en que es muy importante seguir sintiendo, seguir teniendo sensaciones que te ayuden, porque como decía Sampedro "he venido aquí a vivir y escribir es vivir".

domingo, 19 de febrero de 2017

Los congresos y sus procesos...

Han transcurrido los congresos de Ciudadanos, Partido Popular y Podemos. Han coincidido prácticamente los tres en cuanto a su celebración y los medios se han hecho distinto eco de cómo han culminado. Es lo normal, sobre todo teniedo en cuenta que los cambios suelen ser uno de los elementos por el que los medios de comunicación más aprecian, aparte de sus resoluciones y en su caso, el debate.
Tengo que reconocer que de los primeros bien sea por mi poco seguimiento o porque casi no ha trascendido nada no tengo nada que destacar, excepto que se han cerrado aún más en su "líder" y han abandonado un perfil un poco más progresista.
Del Partido Popular...Qué transformaciones y cambios podrían destacarse...la cierta incertidumbre de que la que acapara más cargos continuaba o no. Me pierdo la verdad, tengo que encontrar un poco de tiempo para leerme sus resoluciones y sobre todo el papel que han jugado los populares extremeños en dicho evento. Una de sus conclusiones es que dicen que ha sido el congreso de la unidad. Y puede ser esa la palabra que resuma el cónclave. Unidad en torno a un "líder" que sin tener el más mínimo desgaste, vuelve a ser el centro de todo debate. El inmovilismo de Rajoy, su "laissez faire"...ese dejar hacer, ese dejar que pase. Ahh, se me olvidaba. Los populares de aquí, se encuentran satisfechos porque hay tres extremeños en su dirección ampliada, aunque la importante, la que cuenta para Rajoy no tiene a ninguno.
En el de Podemos sí que ha habido cambios...y líos. De este sí que se se puede decir que se ha debatido. Sobre todo, debatido de personas, porque las propuestas al final se debaten y casi son aclamadas y la consecuencia es que no están en el orden de ser lo más interesante. El nombramiento del "lider" se ha resuelto por la casi unanimidad. En una plaza llamada "vista alegre2". Cambio de política no parece que vaya a ser lo más novedoso, porque seguirán anteponiendo los egos a la realidad del país. Pero así sigue su lema: sí se puede, que decían y también pidiendo la unidad. Una unidad que se ha resuelto enviando y proponiendo con el dedo al que era el número dos a unas próximas elecciones del 2019 como candidato.
Y ahora falta el del PSOE. Llevamos algunas semanas escuchando a los que hasta ahora han dicho que participarán en el proceso de primarias. Me aventuro a decir que va a ser un proceso del que espero que los apasionamientos no nos puedan y no desaprovechemos la oportunidad para construir un partido que no está pasando por su mejor momento. Es posible que si no sabemos pulsar de forma adecuada la realidad estemos perdiendo la última oportunidad de volver a ser una alternativa creíble y real de gobierno para nuestro país.
Se había puesto en cuestión de si iba a haber proceso de primarias y por tanto los militantes podríamos elegir. Una vez aclarado todo y fijadas las fechas del proceso y congreso, deberíamos ser capaces de darle sensatez y sentido común al mismo. Deberían ser los principios y los argumentos lo que se impongan en todo el recorrido precongresual.
Deberíamos profundizar en la necesidad de modelo de país. En ser capaces de hablar y resolver para los ciudadanos más que para nosotros. En volver a encontrar el camino que nos llevó a abordar los cambios que este país necesitó. Unos cambios que un periodo de crisis y una vuelta al poder de la derecha ha recortado, debilitado y destruido. Si fuimos capaces de hacerlo en una etapa de dificultad política no nos perdonaríamos a nosotros mismos el ser incapaces de volverlo a hacer por cuestiones internas porque los españoles no nos lo perdonarían.
Estamos en un proceso que será definitivo para el futuro de la única alternativa real de gobierno al PP. Quiero confiar que nos va a poder más la cabeza que el corazón, nuestro país a nuestro partido y todo ello sin perder una de las esencias y mayor valor de un socialista: la del argumento del respeto a los demás.

domingo, 12 de febrero de 2017

Indefensión del cliente, consumidor, usuario...

Un consumidor es una persona que adquiere productos de consumo o utiliza servicios y un cliente es una persona que compra en una tienda o que utiliza con asiduidad los servicios de un profesional o una empresa. Hago alusión a estas definiciones y a este recuerdo porque los tiempos cambian, las empresas se adaptan y en un sector de nuestra economía como es el financiero hay ejemplos de abusos y no es por cuestión de los conceptos, sino porque a  pesar de la que ha caído y sigue, se reproducen comportamientos que siguen generando indefensión a las personas (se llamen clientes, consumidores, usuarios o lo que siga).
Me estoy refiriendo a que hay entidades que cuando vas con el ánimo de abrir cuenta, domiciliar nómina o recibos, formalizar planes de pensiones o imposiciones a plazo...o cualquier otro ejemplo relacionado, todo son parabienes y facilidades, acompañados de sonrisa y un estrechar la mano con las palabras de ya sabe que somos su banco y para cualquier problema estamos a su servicio.
Cada cierto tiempo hay entidades financieras (son las más grandes de nuestro país y encabezan el ranking) nos ofrecen sus servicios y nos dicen que no nos cobran comisión ni mantenimiento. Así es durante un tiempo y después cambian su política. Nos avisan y nos dicen que si no estamos de acuerdo, debemos pasar a comunicarlo o llamar a un teléfono que al final optamos por no llamar después del tercer o cuarto intento de recibir un mensaje con aquellos de "disculpe, nuestras líneas están ocupadas, en breve...".
Hace unos días he tenido de nuevo una oportunidad de comprobarlo. Me persono en el banco que tiene nombre de una capital de provincia y por seguir los consejos que me indicaban de cancelar una cuenta sobre la que me estaban cobrando comisión (una cuenta que abríó mi hija en su día para posibilidad de recibir beca de la universidad) y abrir otra en la misma entidad, me han cobrado una comisión de cancelación. Una cuenta que no tenía movimientos bancarios!!!.
Pedí de hablar con la dirección y después de indicarles que había seguido los consejos del banco me seguían diciendo que era política de la entidad y que no había otra alternativa. No sólo me enfadaron las formas y el abuso que por seguir los consejos que me habían dado estaba sintiéndome en una absoluta indefensión.
No quise insistir más y posteriormente presenté una reclamación en atención al cliente. Han pasado cinco días y no he tenido respuesta. Al final optaré por lo que les dije. No me quedarán otra alternativa, pero es indignante que cuando vas a abrir todo son facilidades y cuando vas a cerrar todo son obstáculos. Es el abuso del poder del cobro de comisiones que hace que una parte de la financiación de los bancos sean ilegales, pero que los procedimientos a sortear y los pasos  a dar a la hora de reclamar hace que muchas veces los clientes, consumidores...en definitiva las personas, quedemos en la absoluta indefensión y optemos por el silencio o el quedarnos en la soledad interior de la indignación frente al poder.
Cada vez que recuerdo que su rescate lo hemos pagado entre todos...mi indignación se dispara.


sábado, 4 de febrero de 2017

Una foto más.

Estos últimos días hemos vuelto a tener visita de un Ministro en nuestra Comunidad. Nos ha visitado un nuevo Ministro de Fomento y han vuelto a verse fotos visitando las obras por las que algún día pasará el AVE o un Tren de Alta Velocidad...a estas alturas los extremeños tenemos hecho un pequeño lío con el tipo de tren que esperemos que algún día circule por las vías de nuestra Comunidad. Vamos a tener que decir al final como un día leí en un diario regional: yo el tren que quiero, es uno que me lleve a Madrid en menos de tres horas y sobre el nombre me da igual como se llame. 
Después de la visita, hubo reunión en la hospedería de Garrovillas. Qué pena que no salieran más imágenes de la Plaza. Pero lo importante era lo que pasaba dentro y los que estaban salieron a hacer declaraciones con división de opiniones. No se podría utilizar un símil taurino, pero no hubo unanimidad en los intervinientes. Y ello por sí solo, muy positivo no es. Lo que nos puede dar a entender que el asunto de los plazos y los compromisos adquiridos, pues habrá que esperar. Pocas veces un diario con una fotografía y con los titulares de las declaraciones de anteriores Ministros que nos visitaron con el mismo objetivo nos podrá decir tanto como apuntaba ese mismo día el diario regional HOY en su portada.
Y pocas veces se había generado tanta conciencia ciudadana en la necesidad de que en Extremadura tengamos cuanto antes un tren digno. No sólo porque se haya generado esa conciencia social y política, sino porque los extremeños estamos cansados de que sigan incumpliéndose los compromisos de unos y de otros.
Días antes de la ilustre visita se publicaron los datos de la última EPA. Esa encuesta a la que se le da credibilidad por delante de otras. Se publica cuatro veces al año y la última se ha referido a los datos del último trimestre del año 2016. Nos ha golpeado con tal virulencia que hacía muchos años que no nos situaba en el último lugar.
Sabemos que el problema del desempleo en nuestra Comunidad tiene un alto componente de estructural y es por ello que contiene muchos factores negativos que hace que tengamos la tasa de paro más alta del país. Son muchas las razones que nos llevan a estar así. Razones que tienen causas en nuestro tejido productivo, en nuestro modelo, en nuestras dependencias, en nuestros sectores de producción, en nuestro propio mercado laboral...
Creo que hay razones para que a la vista de estos datos nos pongamos en marcha y llevemos a cabo cambios. Cambios en las formas y maneras tradicionales de encarar el problema. No se trata de no contar con los que siempre están, sino de además de éstos sumar a otros. Y también nos hace falta que el problema del paro lo veamos desde una concepción integral, como un problema de todos, porque el problema del paro es un drama que no necesita explicación para los que lo sufren porque lo viven todos los días.