Páginas vistas en total

lunes, 21 de noviembre de 2011

Tiempo de cambios.

Pasaron las elecciones generales y nuevamente los ciudadanos decidieron. Como en otras ocasiones, las urnas sitúan las cosas en el lugar que han determinado los que se han pronunciado. Se han pronunciado con absoluta claridad y contundencia, porque así han sido los resultados.
No se han equivocado los ciudadanos y en seis meses a los Socialistas nos han vuelto a decir lo que piensan de nosotros. Lo marcan con sus decisiones. Lo señalan con su veredicto en las urnas. No perdamos excesivo tiempo en buscar comparativas de resultados. El de hace seis meses, no esperábamos que se produjera de aquella forma, pero en ésta ocasión, parecía bastante improbable que no fuera así.
Las urnas van a hacer posible un cambio de Gobierno y también tienen que determinar un profundo cambio en el PSOE. Venimos hablando desde hace tiempo de la necesidad de un nuevo tiempo en nuestro Partido.
Ayer en los colegios me volvieron a asaltar imágenes de hace seis meses. Mirabas cabinas; observabas las caras, veias los montoncitos de las papeletas...y estabas casi viendo el 22-M.
Por eso, hoy después de haberse anunciado el inicio del proceso congresual, creo que es la mejor opción que hemos podido llegar a tomar, y además cuanto antes, mejor. Una buena reflexión y una buena decisión.
Tiempo de cambios que tienen que ser reales.
Esta mañana escuchaba al Presidente del Partido hablando del futuro pero pensando liderarlo desde el pasado. Me preocupó y me recordó aquella frase de que hay que cambiar algo, para no cambiar realmente nada.
Creo que no será así, porque creo que van a producirse grandes cambios. Porque así lo esperamos y deseamos muchos militantes. Porque creo además, que vamos a ser capaces de iniciar una nueva etapa con nuevas caras, con nuevas formas y con nuevas respuestas...porque es una necesidad compartida.

domingo, 13 de noviembre de 2011

En el mercadillo.

Los "mercadillos" son un espacio que se suele visitar cada semana en todas las ciudades y pueblos de nuestra región y también me imagino que sucede en nuestro país. Las visitas suelen aprovecharse para comprar cosas que se necesitan (quizás por su precio), para aprovechar y pasar un rato por la mañana y para muchas otras cosas más también. En un mercadillo...hay de todo o casi todo.
Cada vez que se celebran elecciones se suelen visitar por los partidos políticos para regalar claveles, globos, pegatinas, piruletas y hasta mecheros, pero nadie entrega las papeletas de los votos. Hay gente que se acerca para que le regales algo de lo que llevas y también hay gente que mira hacia otro lado, o simplemente por su cara y mirada, como que es mejor que no.
Allí que estuvimos todos en la mañana de hoy. Estuve con un compañero repartiendo cosas y una señora se me acercó y me dijo: del PSOE, pues sí...pero acto seguido me dijo...y la rosa, la habéis cambiado por los claveles?. No, le contesté; en los mercadillos., siempre hemos repartido claveles...pero tuve alguna duda.
De la semana pasada (anterior mercadillo de los domingos en Badajoz) al de hoy, comprobé algunos cambios. Encontré mas receptividad en éstos últimos días. El debate, creo que cumplió algunos objetivos que estaban en el guión.
En la puerta de salida me encontré con la gente de IU. Me acerqué a Pedro Escobar y le dije: cómo estas cambiando; hace 20 días estabas pidiendo los presupuestos y hace 3, has votado en contra de que se elaboren...nos liamos en la discusión. Me volvió a recordar muchas cosas de hace algunos años. Las heridas no están cicatrizadas y mucho menos cerradas.
Recordé en el camino: Esta región, me parece que  sólo la volveremos a gobernar, si conseguimos mayoría absoluta.