Páginas vistas en total

sábado, 11 de junio de 2011

La política y su tiempo

Es cierto que los tiempos han cambiado y como se suele decir, ya nada será igual. Y los tiempos en política hay que respetarlos. Creo que ésta es una de las afirmaciones que más nos hemos podido hacer durante éstos últimos días.
Hoy estuve a apoyar a compañeros que han dejado de ser Gobierno en su pueblo. Como se decía hace unos días, la voluntad de los ciudadanos y como continuación a los Alcaldes los eligen los concejales, como dentro de unas semanas pasará con el Presidente de la Junta, que será elegido por los Diputados.
Se dice también que el tiempo coloca las cosas en su sitio y es precisamente éste factor, el que cuesta de asimilar, porque a veces parece que pasa no tan rápido como quisiéramos.
Nos seguimos preguntando aún, cuando lo que tenemos es que respondernos y empezar a responder a la gente; asumiendo y reconociendo que no caben más preguntas, para dar paso a las respuestas y a la toma de decisiones.
En éste tiempo de la política donde se pretenden sustituir los valores por los intereses, sigo pensando que es muy coherente hacer aquello que se cree y decir aquello que se piensa, porque el ejercicio de la coherencia en política sigue siendo su mejor argumento.

4 comentarios:

  1. El transcurso del tiempo en política es bueno si crece en ella la participación. Viví los tiempos de la transición siendo un niño, el referendum del 77, las primeras elecciones generales, la Constitución.No he vuelto a sentir la ilusión de la gente ante los cambios, en los que se sentían como elementos fundamentales. Su voto cambiaría la sociedad.
    El transcurso del tiempo, hasta nuestros días,no ha acrecentado tal sentimiento, ni siquiera lo ha mantenido, sino que no se palpa la ilusión, la utilidad del voto. Sólo se siente la utilización de la política por unos pocos en su propio provecho. Las encuestas indican como una de las mayores preocupaciones de la población los políticos. Los movimientos sociales, como el 15M, reflejan esa desilusión, acogiendo a personas de todas las ideologías y procedencias. Ha llegado el momento de infundir en la ciudadanía esa ilusión por ser útiles, por participar.
    No debemos rasgarnos las vestiduras, pues lo hecho, hecho está, sin que, en ningún momento se hayan tomado decisiones con la consciencia de perjudicar, sino más bien, en la creencia de que era la mejor para los ciudadanos. Pero nos podemos equivocar, eso es muy fácil, lo difícil es reconocerlo, como hemos hecho. Los socialistas nos caracterizamos por la credibilidad, la integridad y la honestidad, en pos de la justicia social. Por ello,aunque el tiempo en política transcurre inexorablemente, debemos procurar que sea para mejorarla, lo que se consegurá, sin duda, con una mayor participacipación.

    ResponderEliminar
  2. Estimado amigo totalmentementemente de acuerdo, salvo esa referencia a los socialista donde dice: "os caracterizais" a esos socialistas pues se os puede contar con los dedos de la mano, y tú eres uno de ellos amigo

    ResponderEliminar
  3. Lo Prometido es deuda y este es tan buen lugar como cualquier otro.

    Hemos perdido, hemos perdido y por goleada. ¿Toda la culpa nos viene dada desde Madrid? ¿Es culpable Zapatero de nuestra derrota? Claro que sí, claro que las políticas de “derechas” del Gobierno nos ha pasado factura, pero eso no explica la derrota.

    Se han vuelto a ver demasiadas caras conocidas de toda la vida en las listas, y eso también nos ha pasado factura.

    El descrédito social del sindicalismo también nos ha cobrado peaje. No se molesten los sindicalistas , yo también lo soy, pero no es este el momento más dulce del sindicalismo.

    Pero ni aún así se explica. El Error ha sido de comunicación, de transmisión de un mensaje.

    No hemos sabido explicarnos. No hemos sabido transmitir ni hemos estado organizados.

    El buenismo de estos años, las formas, lo políticamente correcto, nos ha corregido, nos ha puesto en nuestro sitio.

    Debemos de tratar al PP exactamente igual que hacen ellos con nosotros, a cara de perro, mordiéndoles las corvas día sí, día también., esto no es un concurso de buenas maneras.

    Durante las elecciones se han cometidos errores de bulto.

    Como la megafonía, con unos discursos y peroratas inmensas que empezaban en una esquina y terminaban en la siguiente, con lo que nadie se esteraba de nada.

    Como organizar una pancetada en una plaza con dos bares. ¿Cabreando al personal por joderles la caja del sábado? ¿No se podía haber negociado con ellos? ¿Y alguien pensó que unos cuantos kilos de carne van a remediar el abandono de cuatro años?

    ¿Una apertura de Campaña con un grupo musical conocido y sólo unas 300 personas?
    ¿Promoción, publicidad... tan raro nos suenan estos conceptos?

    ¿Donde han estado muchos compañeros a la hora de estar en las mesas electorales?

    Ha fallado la organización, ha fallado la coordinación, ha fallado la comunicación, hemos fallado nosotros,

    Éramos un partido de izquierdas, un partido Socialista, volvamos a ello, pero de verdad, porque o volvemos a nuestros orígenes o nos mandan a casa.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Anselmo, hasta hoy no me he enterado de que habías decidido abrir tu chiringuito y contarnos cosas.
    Yo creo que mas que cambiar los tiempos de la política, lo que ha ocurrido es que nos hemos dormido en los laureles y no se ha separado al que pretendía hacer cosas beneficiosas para la sociedad del que quiere aprovecharse de la sociedad en beneficio propio o quizás como medio de vida diciendo "si buana" a todo lo que se ha planteado, sin pensar un sólo segundo en si es bueno o malo. En nuestra tierra no hemos sido ejemplo de nada y - siendo bueno- diré que con determinadas actitudes no nos acompañaban ni a coger billetes de 500€.
    Los que sois jóvenes teneis un largo, penoso y -aunque parezca un contrasentido- gratificante camino que recorrer.
    Como muchos seguimos estando porque queremos que la sociedad sea mas justa y, digan lo que digan, algo se ha avanzado, procuraremos arrimar el hombro en lo que podamos y si se puede dar ejemplo mejor.
    Un abrazo y te deseo que todo te vaya tan bien como a mí.





    P.S. Nuestro amigo y compañero Malo, es bastante exagerado en sus manifestaciones pero también -desde mi óptica- encierra mucha verdad. Lo jodido es que, empezando por mí, estamos llenos de contradicciones, pero seguro que, entre todos, enderezamos los entuertos.

    ResponderEliminar