Páginas vistas en total

lunes, 20 de junio de 2011

Tiempos difíciles.

Cuantas cosas han sucedido, cuando ni siquiera ha transcurrido un mes desde el 22-M. Estábamos todos los días debatiendo sobre lo que estaba pasando, casi se podría decir que todos estábamos retransmitiendo por distintas vías; será difícil encontrar una situación tan relatada y por tantos ciudadanos. Todo el mundo opinaba y todo el mundo sabía o se atrevía.
Pero ya tenemos respuesta. Dicen los "entendidos" que la denominan "fumata blanca" A mí no me gusta la expresión. Por ello, no es difícil  acercarse a lo que hemos reflexionado en éstos días y no tan sólo por haberlo leído o escrito. Hacia tiempo que no reflexionábamos sobre la importancia de la noticia y la trascendencia de la misma. Hace pocos días, yo mismo apuntaba si la política interesaba a la gente, y vaya.
Cuando una organización política adopta una posición como la adoptada por IU, nos gustará más o menos (está claro), pero es absolutamente respetable. Tan respetable como si hubieran tomado otra opción, la de apoyarnos al PSOE. Después, podemos entrar en otro tipo de análisis y reflexiones desde la izquierda, como la incoherencia de querer afrontar su responsabilidad, al tomar una decisión como la que han tomado, absteniéndose de la responsabilidad que les habían otorgado con su apoyo los ciudadanos.
Pero una Organización como el PSOE, debe estar dispuesta a encarar un debate, porque será una señal inequívoca de estar resuelta a buscar respuestas y a tomar decisiones. Mal síntoma adoptaríamos, si seguimos tratando de encontrar las causas fuera, porque las responsabilidades son nuestras.
Sigo pensando hoy más que ayer, que el ejercicio de la coherencia prevalecerá, porque aparte de ser el mejor argumento, también nos descubre y nos enseña cada día que es en los tiempos difíciles, cuando más se aclaran y se encuentran las respuestas.

6 comentarios:

  1. Es verdad que han pasado cosas que no nos gustan alrededor nuestro y que nos hubiera gustado salvar los muebles con ayuda, pero es cierto que alguna responsabilidad tenemos en las cosas que se han hecho, o en lo que se ha dejado de hacer, para que se nos haya recortado la confianza de muchas personas.

    Ahora militancia pura y dura, en positivo y para construir y desde el acuerdo y el consenso.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Anselmo, un comentario muy certero, muchas veces solo se escucha o se lee lo que algunos medios de comunicación tramiten y se olvidan que el ciudadano tiene unos problemas diferentes y a lo mejor no tan difíciles de conseguir.
    Ayer estuve en la grandiosa manifestación de Barcelona, soy de las personas que casi voy a todas y en esta las riadas de gente, muchísimos jóvenes, mayores, menos jóvenes, llenaron las calles, había varios clamores y uno principalmente, la gente sabe que tiene que pagar una parte de la crisis aunque ellos no la han creado, pero la exigencia es ¿ porque algunos que la han creado solo recogen beneficios?.
    Millones de ciudadanos ejercemos nuestro derecho al voto en cada elección, pero llevábamos años que el voto se estaba considerando como simple mercancía, y ahora entro un aire que ni era huracanado, y comienza a levantar conciencias de ciudadanos y a una mayoría de políticos de este pueblo les ha cogido pánico, cuando en la calle se pide más participación, más democracia y más responsabilidad.
    No se puede dejar morir el intentar que la idea de “que juntos podemos” sea solo un eslogan, debería ser un primer punto de los idearios del partido de izquierdas, escuchar a la calle no es oír a las gentes.
    Un abrazo
    Tu amigo Pedro

    ResponderEliminar
  3. Una decisión incoherente con la ideología. Efectivamente, es respetable, pero, no la entiendo ni comparto. El sentido común me dice que la ideología de izquierda, progresista, por y para los ciudadanos, tendente a la igualdad, a disfrutar de los mismos derechos (y obligaciones, por una justicia social, no es compatible con una ideología liberal de derechas, en la que el individualismo y la desigualdad reina a sus anchas.
    Por ello, no entiendo qué les ha pasado por la cabeza a estos militantes de IU en Extremadura.
    Sin embargo, ésta va a ser una legislatura muy difícil para quien gobierne, y el ejemplo lo hemos tenido en la ciudad de Cáceres, en la que un gobierno progresista en minoría no ha podido gobernar gracias a IU, que ha minado toda acción de gobierno. De ahí, que debamos sacar lecturas positivas de lo que ocurre, nada de derrotismo. En esta próxima legislatura debemos ejercer una oposición responsable, como sólo nosotros sabemos hacer, y con el liderazgo, más acrecentado en este momento, de Guillermo Fdez. Vara devolver la confianza a los ciudadanos, desde la humildad que debe caracterizarnos. Quizás, aquellos que han estado amarrados a una poltrona durante mucho tiempo, dejen de ser un lastre para nuestro partido y para nuestra ideología. Creo que es un muy buen momento para las bases, tan denostadas e ignoradas. Sabed que sin ellas, el partido no es nada. Son el fundamento del mismo. Por ello, sería un error continuar sin contar con los militantes, que, no olvidemos, tienen las ideas socialistas más puras.

    ResponderEliminar
  4. Amigo ANSELMO tratas el tema con mucha coherencia, porque estamos un poco cansado de la gente que confunde sus deseos personales, con la realidad.

    IU es como es y la vota la gente que quiere votarla, y no para esto o para aquello, la vota para que siga siendo como es.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. No estoy de acuerdo, feluky. Sabemos que muchos votantes de IU la han votado para castigar al PSOE, pero no por ideología, pues son votos socialistas. Si hubieran ejercido un acto de responsabilidad el día 22 de mayo, otro gallo nos cantaría. Pero, de lo que estoy seguro es de que si bubieran sabido lo que iba a ocurrir, no habrían actuado de esa manera.
    No obstante, no podemos comportarnos como niños y, si hay que pactar puntualmente con ellos por el bien de Extremadura y de los extremeños, estamos en la obligación de hacerlo. No nos podemos negar a ello en el futuro como revancha por no habernos prestado sus votos.Además, es imprescindible contar con la militancia, aunque intuyo que los que tienen y han tenido poder dentro del Partido no están dispuestos a ello. Puede que en eso si nos diferenciemos de IU, y ello no es bueno, para nosotros.

    ResponderEliminar
  6. Querido Anselmo, que sabes que te quiero, creo que, sin ser demasiado partidista, IU Extremadura se ha colgado ella solita.
    1º.- Tenían firmado a nivel federal desde el pasado octubre esa pequeña matización de "la derecha", con lo que cualquier argumentación posterior sobra.
    ¿Por qué no consultaron con sus bases en octubre esa posibilidad?.
    2º.- Tenían unos pactos y acuerdos Electorales con el SIEX y les han quedado con el culo al aire., con la consiguiente denuncia de éstos.
    3º.- El modo de llevar todo el asunto, la falta de rigor y coherencia, con lo de las mociones de censura el "marear tanto la perdiz" no es de un Partido serio.
    Si el primer día se plantan y dicen: " Señores nos votamos a nosotros mismos y aquí está nuestro Programa, si la medida propuesta está recogida aquí, votamos si, si no, votamos no" hubiesen quedado como unos Señores.
    Otra opción era la de haber puesto el programa encima de la mesa y exigir al menos el 50% del mismo, pringarse y Gobernar con todas las consecuencias.
    ¿Qué va a ocurrir ahora? ¿Les expedientarán desde la Federal?
    ¿Cayo Lara, visto el nulo caso de la Federación Extremeña, ni la Junta ni muchos Ayuntamientos, presentará su dimisión?
    Si los contratos políticos fuesen realmente vinculantes Izquierda Unida terminaría en la Cárcel por incumplimiento contractual.
    De todas las maneras que podían haber elegido para actuar, han elegido la peor y el problema es que mientras que el electorado de derechas es fiel, el de izquierda no y tiene buena memoria. ¿Dónde está Ezker Batua al día de hoy ?
    Nosotros no debemos actuar desde el rencor, ni ahora, ni después, pero tampoco podemos ni debemos olvidar y es de recibo recordar a todos que el camino es muy pero que muy largo.

    ResponderEliminar