Páginas vistas en total

domingo, 11 de febrero de 2018

Porque semos asina...

Una viñeta que publica hoy un diario regional podríamos calificarla como de muy pertinente sobre todo en éstos últimos días. El adjetivo empleado es una palabra que le gusta decir a una persona con la que trabajo a diario. La viñeta trata con cierto tono irónico sobre un hecho que está siendo noticia regional durante las últimas semanas. Hablamos de unas exploraciones que se están realizando por parte de una empresa en una montaña cerquita de la ciudad de Cáceres.
Volvamos a la viñeta de Ramón de Arcos que es el autor, el cual relaciona con algunas pequeñas estrofas que forman parte del himno de Extremadura. El aire limpio...pero sin humos, sin industrias. Las aguas puras...pero sin urbanizar un embalse. Tierra de encinas...libre de minas (camina) y nuestras voces se alzan y nuestros cielos se llenan...pero aquí seguimos poniendo palos en las ruedas a poder tener un desarrollo industrial, al igual que otras regiones tienen.
Durante estos últimos días ha habido voces expertas que han desarrollado sus argumentos en relación con el proyecto de la mina de litio, y me sigue llamando la atención después de ver y escuchar el debate sobre el proyecto en la Asamblea, como la no unanimidad a la hora de posibles proyectos de desarrollo separan y dividen a nuestros políticos. Y no es por las diferencias políticas de las opciones que representan que sería normal y entendible, sino porque desde un enfoque exclusivamene técnico no debería haber argumentos al menos en éstos momentos, para pronunciarse con la contundencia de oposición que algunos lo han  hecho.
Extremadura con una superficie de 41.634 Km2, es una región muy grande comparada con el resto de las Comunidades Autónomas. Tenemos poco más de un millón de habitantes, es decir de las menos pobladas y con una muy baja densidad de población si nos comparamos con el resto y cada vez más jóvenes marchándose hacia otros destinos. Si acudimos a la EPA para comprobar las cifras de paro, vemos que tenemos un porcentaje de paro del 25,1% de la población activa, una tasa superior a la nacional, y que somos una de las Comunidades Autónomas con mayor porcentaje de paro.
Cuando hace unos meses los extremeños conseguimos que el resto de los españoles conociera y se sensibilizara de las míseras condiciones de nuestras infraestructuras ferroviarias, yo me sentí satisfecho con el ejercicio de unidad que se consiguió por todos y todas. Se trataba y se trata de tener mejores recursos para hacer posible que nuestra región dispusiera de mejores condiciones para un mayor desarrollo social y económico.
Ahora cuando de lo que se trata es de tener posibilidades para que esa población no se vaya sino que se quede, y de que dejemos de tener las cifras de paro que tenemos, nos ponemos en aquello que decía el autor de la viñeta...o con aquello otro de "chachoooo, ónde vas? ó también " Aveeee...aveee, porque semos asina".

4 comentarios:

  1. Yo, realmente no sé si habrá o no impacto ambiental o no, para eso están los expertos, pero si sé lo que pasa y sigue pasando en mi querida Extremadura, “asina” seguimos y seguiremos sin tener una mínima estructura productiva para beneficio de todos. Pasó con el proyecto de refinería y seguiremos viendo como se va al traste cualquier proyecto que pueda ser beneficioso para nuestras gentes. Este es y será lo de siempre, sobre todo por parte de los de siempre, el modelo económico propuesto desde hace decenios es no solo el de la indolencia, tan extendida en nuestra tierra, sino el del inmovilismo a ultranza, basándondose en la injusticia, las desigualdades y la brecha social. Si por un lado no hay iniciativas propias en Extremadura y lo que viene de fuera tampoco lo queremos, antes de empezar, seguiremos contentándonos con decir “semos asina”

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo...ese es el objetivo de mi artículo. Sin iniciativas propias y si las que vienen de fuera, les damos el carpetazo sin ni siquiera dar la opción de conocerlas, apañaos vamos!!!. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No conozco el proyecto más allá de lo leído, como la mayoría de las personas que se postulan a favor y en contra, pero si que estoy de acuerdo tanto con tu planteamiento como por lo expuesto por el amigo Jacinto Cerezo, a quien aprovecho esta ocasión para saludar. Sí diré una cosa: resulta que el lítio parecer ser es un elemento que en futuro se utilizará y ya se está haciendo para entre otras cosas fabricar baterías de ese elemento, que a su vez se colocaran en los coches que contaminan menos que los de gasóil y gasolina, pregunto ¿no era ese uno de los objetivos de la globalización, el tener un mundo más limpio todos, digo todos? Me parece que tenemos las miras muy cortas.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Julio...es cierto y parece un contrasentido. El litio formaría parte de esa menor contaminación que actualmente provocan los coches de gasoil y gasolina. Hay un asunto turbio en todo este proyecto. Se ha politizado porque para algunos y se está comprobando, priman más los intereses políticos que los estrictamente intereses de seguridad jurídica y del cumplimiento de los procedimientos. Porqué no esperamos a que los técnicos lo valoren y después se pueden extraer conclusiones en un sentido favorable o desfavorable. Tendríamos elementos reales de juicio para opinar y oponernos o no a los proyectos. A éste y a cualquier otro. Gracias por tu comentario, un abrazo

    ResponderEliminar