Páginas vistas en total

sábado, 15 de octubre de 2011

Toma la calle. 15-M a 15-O.

Sí, hoy nuevamente se tomaron las calles, las plazas de muchas ciudades del mundo. Aún se escuchan esas palmas en silencio moviéndose en forma de aplauso. Ya no hace falta forzarlas para provocar un aplauso. Se consigue con solo moverlas. Como todo lo del movimiento 15M, hoy se volvió a convocar y nuevamente el civismo y la voluntad de la ciudadanía, se expresó con un clamor social unánime.
Una sociedad, un movimiento que participa, que opina, que se hace presente y que decide. Aún sin tener representación, aunque ello pueda parecer una contradicción.
Es dificil no mostrar acuerdo; entre otras cosas, porque los ciudadanos sienten la necesidad de exteriorizar su indignación. Y lo hacen de la mejor de las formas posibles: comprometiéndose e indignándose de forma pacífica. Porque hay razones.
Hoy se renovaron y se removieron más conciencias. Nuevamente la indignación se ha hecho pública; nunca se paró porque siempre hay argumentos para actualizarla, porque nos lo demuestran cada día. Pero una vez más, se expresó en la calle, porque la calle siempre fue del pueblo, al igual que nuestras plazas.
Sí, como se decía en Badajoz o en cualquier otra ciudad del mundo: una mejor justicia social, un cambio global y una democracia auténtica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario