Páginas vistas en total

jueves, 9 de mayo de 2013

Pactos e intereses...

Durante éstos días se viene hablando desde unas filas y de otras (de todas), desde las Instituciones, desde los Sindicatos y Empresarios, sobre la necesidad de un Pacto por el interés de nuestro país. No es nuevo este tipo de propuestas. La historia está ahí y en las hemerotecas lo podemos comprobar, pues están llenas.
Hace unos días volvía a leer algunos apuntes de un libro sobre pactos sociales, sobre la concertación social protagonizada por la sociedad española a partir de 1977.
Siempre la concertación ha supuesto un reconocimiento de una situación. De una situación especial en ocasiones y también excepcional, como fueron los primeros acuerdos después de la muerte del dictador.
Y siempre ha supuesto también un reconocimiento de las partes y una firme voluntad de consenso, porque si no, no hay reconocimiento y por tanto voluntad de acuerdo. En esas posiciones, siempre han primado los intereses generales y no los particulares, es decir: partir de un inicio con las cartas encima de la mesa desde un reconocimiento de las mismas y no un: ésta es mi propuesta, si quieres te suma y si no estas de acuerdo, pues ésto es lo que hay.
La situación es de emergencia nacional y social, porque son miles y miles los dramas de las familias que están sin recursos para poder continuar diariamente con un mínimo de dignidad. Por ello, no se puede compartir que desde el partido popular con Rajoy a la cabeza, se niegue la posibilidad de llegar a un mínimo de consenso y acuerdo sobre las medidas a adoptar para ayudar al menos a paliar la situación de los más de 6 millones de parados y de las miles de empresas que tienen que cerrar por no tener crédito.
Se publicaba un informe hace unos días, donde se señalaba el problema tributario que tiene nuestro país. La recaudación fiscal está muy por debajo del nivel de la eurozona y ésto perjudica claramente a la recuperación económica y también continuaba diciendo que una gran parte se encontraba en los paraísos fiscales, contando que podría haber cerca de 50.000 millones de euros de españoles en cuentas que escapan al control del fisco. 
Pactos e intereses son los argumentos que se nos escapan en los razonamientos económicos y seguimos vinculando la recuperación y el crecimiento económico, cuando de ser ciertos los millones de euros que se pierden, serían suficientes para poder emprender un gran pacto por el empleo y la recuperación donde primaran los intereses generales...
Cuando se tiene esa concepción es más fácil llegar al Pacto...pero en ésta cuestión, sigo pensando que para los que hoy gobiernan, están primero los intereses (sus políticas) y después está el Pacto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario