Páginas vistas en total

domingo, 8 de diciembre de 2013

Entre recuerdos.

Ahora que casi todo el mundo llora a un hombre que en un largo camino hacia la libertad consiguió la libertad de su pueblo y también su libertad, asistimos a la unanimidad en el tiempo. Muchas veces sucede así. La vida de una persona como Mandela. Su extraordinaria vida; la épica historia casi ignorada por una gran mayoría...pero al final, el triunfo de un líder que llegó a concienciar a todo el mundo de acabar con el apartheid.
Así es la historia, y así será siempre recordado. Como un referente vital de las historias de éste tiempo y para la vida de muchas personas. Marcó una etapa y a través de su memoria y esfuerzo será durante muchos años la historia. Cuando se lea, estudie o se mencione su nombre, será un referente en la historia. El hombre de la sonrisa, el hombre del puño en movimiento...un líder moral de éste tiempo como pocos.
Nos preguntamos a veces en nuestro espacio si realmente todo pasa tan rápido que casi no nos damos cuenta de que sucede así. Sólo cuando nos paramos y miramos entre los recuerdos tenemos referencia de todo lo que pasó, aunque no hubiera transcurrido tanto tiempo, pero nos reencontramos y llega el momento de la reflexión, del momento de compartir y a veces hasta nos quedamos en silencio, como queriendo rescatar ese tiempo que ya pasó y que no volverá. Hasta nos puede asaltar y escaparse una sonrisa.
Por eso la experiencia es posible que sea uno de nuestros mayores argumentos, porque es historia al fin y al cabo. Historia que vivimos, sentimos, compartimos...entre recuerdos y momentos.
Cuando me regalaron el libro sobre la autobiografía, me firmaron unas breves letras..."el mundo está lleno de injusticias, pero también de personas justas... Algún día todos trasladaremos a algún lugar, a cualquier lugar...todas las experiencias vividas. Y que cierto...porque forma parte de la historia, de la historia de cada uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario