Páginas vistas en total

sábado, 9 de abril de 2016

Amigo Soñador.

Esta entrada no es una entrada cualquiera. Es una entrada especial, pues está escrita para una persona especial. Una persona sensible, entrañable y con una humanidad impresionante. Esta semana se nos ha ido dejando una huella imborrable en todos los que lo conocíamos. Amigo Paco, amigo Soñador, amigo Torero.
Conocí a Paco Martín en la primera kedada del blog de Guillermo. Habíamos hablado antes de aquel día y quedamos los dos en encontrarnos. Fue en Olivenza. Nos conocíamos hasta entonces por comentarios por la red, pero no en persona. Me decía: quiero hacerme la foto a tu lado cuando estemos todos juntos y así fue. Desde aquel día empezamos una bonita relación de amistad. Cada kedada, cada encuentro fuera de las kedadas se nos pasaban las horas rápidamente. Paco no paraba de preguntarme cosas, quería saberlo todo y siempre terminábamos hablando de Guillermo. Quería saberlo todo.
Mi primera comida con él fue en Plasencia. Comimos en el restaurante "el español", en la Plaza Mayor. Y comimos su comida favorita. Recuerdo cómo vivía las kedadas. Como la que hicimos en Plasencia (fue la 2ª) lo tuve en vilo. Qué bien lo pasamos los días anteriores. Le dije que tendríamos una sorpresa para Guillermo, pero no se lo dije hasta el último día de qué se trataba. Temía que no fuera capaz de guardar el secreto.
Paco vivía con pasión las kedadas, los encuentros de los amigos. Empezaba a vivirla meses antes. No faltó a ninguna desde la primera. Este año en Garrovillas será la décima y será especial y él va a estar allí con todos nosotros, porque él ha sido y seguirá siendo nuestro soñador y su sueño seguirá estando con nosotros.
Recuerdo la kedada de Olivenza en la que fue entrevistado. Habló de la petición que había hecho Guillermo (ya era Presidente) para el discurso del Día de Extremadura y llegó a decir que una gran parte del discurso había salido de los comentarios del blog. Paco se encontraba orgulloso. Guillermo había escogido una parte de su comentario "no hemos cambiado lo suficiente en Extremadura para no seguir cambiando"
Esa era otro de sus muchos sueños. Nuestra tierra, Extremadura.
Tuve con él grandes jornadas. Interminables conversaciones. Un día me dijo que fuera para Plasencia que quería llevarme al valle del Jerte. Pasamos un día inolvidable. Aquel día no lo dejé que comíéramos huevos con patatas fritas. Llevó él su coche y me hablaba de su Leoncia. Decía que la miraba y lo entendía. Tuvimos muchos momentos de sinceridad contándonos muchas cosas. Nos mirábamos y terminábamos siempre son una sonrisa y un enorme abrazo. Sentía el calor y sinceridad de su amistad. Había mucha complicidad.
Paco Martín estaba contento. Estaba viviendo ahora un momento especial. Se le notaba. La última vez que estuve con él y hablamos fue en la feria internacional ornitológica en Monnfragüe. Cuando llegó Guillermo le hice una vez más foto con el "torero", como así le llamábamos. Hablamos y me contó el momento que estaba viviendo. Se le notaba feliz. Paco lo daba todo y él siempre estaba preocupado por sus amigos. Siempre tenía su hombro dispuesto para todo aquel que lo quisiera para descansar, para conversar, para compartir. Paco era una persona especial. No sé, si todo el mundo lo ha llegado a conocer, pero siempre tendrá un hueco dentro de mí. 
Gracias por dejarme compartir tu amistad Amigo Soñador. Gracias por haber tenido la enorme suerte de conocerte y haber compartido contigo momentos inolvidables. No te has ido, porque tus sueños se han quedado entre nosotros y los compartimos Vas a estar siempre presente, porque los amigos de tu Plaza de la Cordialidad no van a olvidarte nunca.



4 comentarios:

  1. Hola Anselmo, con qué cariño hablas de él, fue muy afortunado por tener amigos como tú. Un beso y un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  2. Es muy bonito las palabras dedicada a una gran persona que tuvo la suerte de crustáceos en este camino de la vida.D.E.P.Los mejores se van.

    ResponderEliminar