Páginas vistas en total

jueves, 1 de septiembre de 2016

Y mientras tanto...

Llevamos un año en que en nuestro país sólo se habla de elecciones y de todo lo que se mueve en su entorno... entre otras cosas: fechas, disoluciones, elecciones en los partidos, encuestas diarias, precampaña, campaña, días de votación, reuniones de los llamados "líderes"...y postureo, mucho postureo. Porque hay que ver las fotos: sonrisas, apretones de manos, paseos previamente programados y preparados para salir en portadas...y más postureo...entre ello, el de sus señorías haciéndose "selfies" en las escaleras del Congreso y en los bancos.
Mientras todo ésto sucede y así nos convertimos en el parlamentario del resto de países, los ciudadanos introducidos en éste mundillo nos convertimos en opinadores del momento. Claro que viendo a algunos de los que opinan en determinados programas televisivos, no nos debe de extrañar la fiebre que tenemos y las sesudas discusiones en distintos foros en la red. Es normal, debatir de lo que debaten sus señorías (de qué debaten desde hace un año?) y no debatir, casi que al final es más de lo mismo.
Porque hay que decir que en prácticamente un año, en nuestro país se está debatiendo sólo de si es Pedro o  es Mariano; no hay nada más que acudir al Boletín Oficial del Estado y ver la cantidad de leyes que han sido publicadas y por tanto previamente debatidas.
Y todo parece que por lo visto en éstos últimos días, nos están empujando a que sigamos así durante otra temporada más. Serían las terceras elecciones...de locura!!!. Aunque ahora, durante unos días la cosa se calmará, pues el 25 de septiembre toca celebrar elecciones en Galicia y País Vasco. Habrá que recomponer fuerzas porque dependiendo del resultado y los apoyos necesarios, hasta es posible que éstas dos comunidades puedan tener algo mucho que decir a partir de su día después.
Y mientras se habla de todo ésto, no se habla de los problemas que tenemos en el país, ni los que soportan las empresas ni los que sufren los ciudadanos. Y ésto sí que no es postureo, es una realidad. Por eso y aunque sea una frase pronunciada y repetida, es cierto que los ciudadanos están hartos de estar hartos.
Y mientras tanto...un Gobierno en funciones que se ha acostumbrado a seguir haciendo oposiciones para seguir en funciones y está encantado. Un Presidente en funciones que hasta es capaz de enfadar a quien lo está apoyando para repetir...y mientras tanto, la gente que más necesita de la política a punto de emigrar en forma de pegar una patada y darle un portazo definitivo a todo lo que éstos "líderes" dicen representar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario