Páginas vistas en total

sábado, 21 de enero de 2017

Las letras de la vida...

Esta entrada tiene su porqué. La letra de nuestras vidas está llena de experiencias. La vida es un conjunto de experiencias y momentos. Tenemos la impresión a veces de que pasa tan rápido que la vivimos como un instante del aire que nos rodea. Cuando nos damos cuenta y cerramos los ojos vivimos en cuestión de segundos capítulos maravillosos. Yo los tuve en ésta última semana y no los podré olvidar.
En éstos últimos días estuve en Madrid, en Fitur. La Feria Internacional de Turismo. Se dice que si no estas allí, no existes en el mundo del turismo. Porque es un mundo lo que hay dentro, un mundo de experiencias y culturas. Mucha gente, muchos países y un espacio lleno de colorido y de oportunidades. 
Extremadura, un año más presentó sus ofertas y productos. En forma de nuestras singularidades: parques, fiestas, patrimonios, gastronomía, agua, luz, espacio natural, monumentos, cultura...Nuestro stand, nuestro espacio lleno de esplendor rodeado de nuestros patrimonios Unesco.
Somos una Comunidad que cada vez tiene más presencia y cada día es más referencia en el sector del turismo. Qué grande sois...me decían. Una Comunidad pequeña pero que es un inmenso paraíso de naturaleza y riqueza cultural, de personas que hacen que tengas ganas de nuevo por volver a compartir y vivir. Somos una inmensa dehesa con una riqueza gastronómica envidiada. Somos un espacio natural donde las estrellas brillan en toda su luminosidad, con un firmamento limpio y deslumbrante, sin contaminación lumínica. Somos un mundo donde las aves vuelan sin peligro respetando sus hábitat. Somos Sencillamente Extremadura.
A todos estos inmensos patrimonios hay que sumar a las personas. Sí, porque Extremadura también tiene elementos diferenciadores en nuestra gente. Por su bondad y sencillez, en su humildad compartida en su humanidad. Son esas cosas que nos diferencian y de nuevo compartiendo con los trabajadores y trabajadoras de Turismo lo he vuelto a sentir. Un grupo de personas con un objetivo: que nuestra tierra sea referencia en este mundo que se expone en esta feria. Un magnífico trabajo compartido con muchas horas dedicadas. Es su trabajo sí, pero su esfuerzo y responsabilidad merece reconocerse.
De nuevo compartir experiencias hace que el camino recorrido sea más rico en conocimiento. Siempre digo que la mejor manera de aprender es compartiendo con la gente. Lo que se aprende conociendo y conviviendo con las personas no está escrito en ninguna parte, pero enriquece nuestro interior hasta hacer que nos sintamos más libres. Es en nuestra conciencia donde permanece. Las palabras son el sentido de la vida y cuando se escriben, forman para siempre parte de las letras de la vida, de nuestras vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario