Páginas vistas en total

domingo, 7 de mayo de 2017

La libertad del voto.

En estos últimos días asistimos con una gran atención al proceso de primarias que se está llevando a cabo en el PSOE. Ya conocemos los avales de cada candidato y ahora se ha iniciado la campaña en la que cada uno razonará su petición de voto.
He querido mantener un silencio y no responder a algunos comentarios que hubieran merecido una respuesta por mi parte. Es un ejercicio que me impuse hace tiempo. Voy a seguir en la misma línea, porque creo que es la mejor respuesta ante algunos que han pensado que quizás podrían conseguir sentirse más importantes de lo que realmente son. Es el problema entre otros, que tienen las redes sociales. Algunos deben pensar que son reyes ante la soledad en la que se encuentran ante el teclado. 
Una vez que se ha conocido el número de avales de Susana, Pedro y Patxi se ha seguido en la misma línea de despropósitos y descalificaciones en los medios y no digamos en la red. Desde el mismo momento de depositar los avales hasta el recuento, se han sucedido declaraciones tratando de enturbiar el proceso y sembrar dudas sobre la transparencia de la consecución de los avales.
Como militante me habría gustado que se pusiera mucho más en valor un proceso democrático como el que se está viviendo en mi Partido que no tiene comparación con ningún otro sistema de elección existente en nuestro país. Un proceso enormemente participativo, vivo y democrático. Un militante, un voto.
Pero una vez resuelto el número de avales, me gustaría llamar la atención sobre la decisión que libremente hemos tomado cada militante de avalar. Yo he avalado a Susana y votaré por Susana. Lo haré con absoluta libertad y es a ello a lo que apelo. No pongamos en duda la decisión que cada uno en nuestra libertad tomemos. No pongamos en duda el ejercicio del derecho del voto, porque es una decisión que cada uno asume en base a razones que forman parte de la esfera de lo más personal.
En estos tiempos que corren no hay imposiciones ni coacciones, y no es bueno que se siembren dudas sobre ello en relación con este proceso. Los militantes que han tomado una decisión (avalar) podrán tener la opción de votar lo que avalaron o cambiar, pero sería muy positivo que todos seamos respetuosos y educados...sobre todo, porque así demostraríamos ser consecuentes con lo que decimos ser...Sería muy de ser Socialistas no poner en duda la libertad de cada uno...lo contrario, es ser otra cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario