Páginas vistas en total

sábado, 6 de abril de 2013

Qué paísss...

El mundo informativo tiene que estar aplaudiendo, pues es tanta la cantidad de noticias que las hojas de los periódicos se llenan casi por sí solas y sin apenas hablar de la crisis. Las noticias deben volar para ser publicadas, porque es seguro que no han tomado asiento informativo y ya las tienen que cambiar.
Es el mundo de la acumulación del conocimiento que no para y no nos permite separar realmente. Imposible.
Es como si hubiera dos realidades. Una la que aparece a diario en forma de noticias diversas en los medios y otra también real pero dramática, que es la que está haciendo que cada día haya más personas empobrecidas y en claro riesgo de exclusión social. Dos realidades, dos mundos y lo que es más preocupante, con más distancias cada día.
En éste país que sorprende a diario dentro de su complejidad, hay acontecimientos que los medios se encargan de que sean el eco de las conversaciones de la gente. Es la sensación de que se circula sin tener una agenda y que ésta la marcan los acontecimientos: todo el mundo hablando de cosas que nos tocan lejos, pero que despiertan la curiosidad y que de repente hace que tengamos conversación sobre temas que antes no se podían como que hablar...
Qué paísss...la infanta (con minúscula) imputada; Feijoo y las fotos; Bárcenas y su letra; Un Presidente (Más reunido en secreto con Rajoy) pidiendo oxígeno;  la plataforma y los escraches (buscando su significado) con su razón; las inundaciones (una vez más, y van); el Constitucional de Portugal que falla contra los recortes; un Presidente incapaz de dar una rueda de prensa y someterse a las preguntas de los periodistas...un Presidente emplasmado y a distancia...qué paísss...
Formamos un país sorprendente y lleno de matices...Como si hubiera dos realidades. Sin una agenda clara.
Hasta nos podemos preguntar si realmente la necesitamos...es como si todo estuviera calculado, para que cada vez hablemos menos de lo que nos debería preocupar a todos (lo importante) y dediquemos el tiempo a hablar de curiosidades que no resuelven nada, pero que hasta alguien puede llegar a pensar que entretienen...total, para que hablar de más preocupaciones con las que ya tenemos...y ésto, sí que termina convirtiéndose en algo muy peligroso y negativo que puede  hacernos que perdamos las referencias del dónde venimos y hacia dónde vamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario