Páginas vistas en total

domingo, 6 de marzo de 2016

Cambiar para mejorar.

Hace mucho tiempo y por ello puede que me equivoque pero en la escuela no recuerdo que nos enseñaran a trabajar en equipo. Nos enseñaron muchas cosas buenas trabajando en grupos, que no es lo mismo. Quizás puede que no sea comparable con los tiempos actuales y ésta sea una de las grandes diferencias, porque hay quien opina que cualquier tiempo pasado fue mejor.
Pero hoy estamos en otro tiempo y un equipo mueve voluntades cuando se dispone, cuando entra en una actitud proactiva y colaborativa. Un equipo se convierte en ganador cuando se conciencia y mentaliza para llevar a cabo los cambios. Los interioriza y entonces el equipo se convierte en una multiplicación de voluntades. Es mostrar un estado de ánimo, es mostrar una actitud en disposición al liderazgo.
Hoy se trata de cambiar para mejorar. Pensar qué podemos hacer cada uno de nosotros para conseguir un objetivo. Salvando obstáculos y aportando soluciones, y todos los cambios con un destinatario: las personas.
Se trata de saber que desde la implicación, la motivación y siendo receptores de las inquietudes de los ciudadanos, mostramos un estado de ánimo y que éste es uno de los mejores exponentes para mostrar nuestra disposición para hacer las cosas bien. Porque aquí las infraestructuras son las personas, son los recursos y mal de aquella administración que no sepa valorar que su mayor activo está en sus recursos propios, en sus empleados.
Nos tenemos que distinguir por nuestra capacidad para resolver problemas porque estamos en un tiempo nuevo y hay que escucharlo. La sociedad ha avanzado resolviendo problemas, no evitándolos. Conocíamos las respuestas, pero nos cambiaron las preguntas y ahora estamos ante un nuevo reto. 
Se trata de hacerlo fácil. En muchas ocasiones los problemas existen y no encuentran una solución porque ni siquiera los vemos como problemas. No, porque no lo sean, sino porque nos son tan normales que acabamos por no percibirlos como tales y provocamos esa situación, y de éstos casos hay cientos en todas partes.
Se trata de cambiar para mejorar, ese será el lema. Consiste también en disfrutar de una salud emocional mayor basada en hacer aquello que nos gusta hacer, en ser más consciente de lo que realmente hacemos bien y ser capaces de convertirlo en valor para otros.






No hay comentarios:

Publicar un comentario