Páginas vistas en total

domingo, 15 de mayo de 2016

Un día de esos!!!

Hace poco más de cinco años que decidí tener un blog. No me empujó nada especial a tenerlo, pero de siempre me ha gustado escribir y esa fue la razón principal. Un día de esos que te encuentras en los silencios de una etapa, en un momento determinado y decides hacer público tus reflexiones y opiniones.
Mi primera entrada fue inspirada en la lectura de un libro y en uno de tantos paseos observando la paz que nos encontramos contemplando el paso del Guadiana por Badajoz. La tranquilidad de sus aguas y la atenta escucha de un programa de radio me transmitió el porqué tenía que exponer en público mis opiniones.
Lo llamé Puente de Alconétar y quise que fuera así porque se trataba de un puente que une. Que hace compartir. Unas veces en silencio y otras también siendo observado y leído. Da igual. Cuando se toman decisiones de éste tipo, no se piensa en otras cuestiones. Es algo natural. El nombre no me salió porque sí. Es algo que tiene mucha relación con mi mismo, con mi pueblo. Me lo sugería mi forma de reflexionar. Es complicado mantenerlo, me decían. Y es verdad, cuántas cosas se inician y cuántas finalizan sin cumplirse los objetivos.
Se cumplen cinco años de un momento que empezó a cambiar muchas cosas. Recuerdo que la sociedad estaba un tanto adormecida. No encontraba su espacio. Había mucho descontento y en poco tiempo ese descontento empezó a encontrarse en forma de manifestaciones. Se estaba produciendo una multitud de espacios y caminos encontrados. La historia se volvía a reencontrar. Se empezó a llamar un nuevo mayo francés. En éste caso, era una primavera española la que consiguió que se extendiera a lo largo de varios países. La ciudadanía encontraba un espacio donde reivindicarse. Donde mostrar su descontento de tanto estar harto. 
Quizás también formó parte de mi decisión de hacer público mi descontento el blog. Había que mostrar Indignación!!!...lo hice escribiendo mi primera entrada de ésta forma. Hay cosas y políticas con las que no llegué a estar de acuerdo, pero con otras sí. Ayudaron éstos movimientos a revitalizar la democracia. Creo que sí. Otra cosa es por dónde han ido caminando algunos de los que hábilmente supieron canalizar ese movimiento.
Una de mis manías me hizo escribir en el interior del libro: tiempos difíciles, tiempos de falta de recursos, tiempos para indignarse individualmente, pero sobre todo para desarrollarlos colectivamente. Tiempos de cambios también...para reivindicar que se cumplan los derechos que como ciudadanos tenemos. Hagámoslo.

1 comentario:

  1. Cierto todo lo que dices amigo. Es la indignación lo que nos ha hecho a muchos ponernos mano a la obra para expresar ese sentimiento que algunos llevamos dentro y no podemos abstraernos de hacerlo público. Ahora bien cambiaría yo el no volver a publicar por que los motivos que generan esta nuestra irritación desaparecieran.

    ResponderEliminar