Páginas vistas en total

domingo, 4 de diciembre de 2016

Ayudas y responsabilidad social.

Esta semana ha sido muy representativa de acontecimientos que tienen que ver con el próximo ejercicio presupuestario para el año 2017. Hace pocos días valoraba la oportunidad de tener una posición clara sobre los mismos y pedía a los distintos grupos parlamentarios que pasaran de la palabra a los hechos. Una nueva enmienda a la totalidad por parte de Podemos que fue rechazada en Pleno y por lo tanto, las cuentas seguirán su trámite normal abriéndose un plazo para enmiendas parciales al proyecto.
El debate de las cuentas suele ser un tanto bronco y en esta ocasión no ha sido menos. Un Podemos intentando buscar su espacio utilizando para ello el marcar distancias para al final no asumir compromisos. Un PP tratando de representar un papel en el que puede que se encuentren muy a gusto y un grupo el de Ciudadanos queriendo decir algo por decir, para que se sepa que están ahí. Al final, unas cuentas que marcan el inicio de la estabilidad económica y que serán el camino para los próximos ejercicios desarrollar un proyecto más expansivo.
Durante los días que ha comprendido la semana he asistido a varios actos institucionales y sociales. Suelo reflexionar sobre algunas intervenciones que escucho en los mismos. Uno de los actos era una entrega de premios a empresarios de Badajoz. En las intervenciones de los premiados se solicitaba a las autoridades regionales ayuda y que se les tuviera más en cuenta. Es algo que suele ser bastante normal. Los premiados hablan de su trayectoria, ponen en valor su familia, su esfuerzo y el de los trabajadores y piden ayuda.
En relación con el tema de las ayudas, a los pequeños empresarios y autónomos desde la Junta de Extremadura se ponen en marcha diversas líneas de ayuda, como asimismo oficinas para el asesoramiento y la colaboración en aras a facilitar su actividad y también subvenciones que consiguen desarrollar diversas líneas de negocio y afrontar esos primeros meses de vida tan complicados cada vez que se inicia algo.
Puede que no sean suficientes. Puede que no sean fáciles de conseguir por los requisitos que deben cumplir. Puede que no estén actualizadas para la actividad. Puede que los empresarios no quieran asumir riesgos de diversificar o expansionar su proyecto. Puede que incluso no resulten atractivas. Puede que no las necesiten. Puede que incluso no se enteren de que existen esas posibilidades. Puede que lo vean como una posibilidad de afrontar un gasto más que una inversión. Puede que no quieran sentirse acompañados....Puede, puede...
Era 2009-2010 y empezábamos a afrontar el tema de la responsabilidad social en Extremadura. En algún foro que tuve oportunidad de intervenir por ser ponente del grupo socialista en la Asamblea de Extremadura de la Ley de Responsabilidad Social había una frase que les repetía a todos los empresarios e interesados en el asunto: la responsabilidad social no debemos verla como un gasto, sino como una inversión...me pareció conveniente volver a repetirlo porque son tiempos de asumir la responsabilidad de forma compartida. No podemos permitirnos volver a caer en los mismos errores, porque eso significaría no haber aprendido nada de las últimas experiencias.

1 comentario:

  1. RESPONSABILIDAD SOCIAL. Ponlo en mayúsculas.

    La responsabilidad social es lo contrario del cainismo, que se resume en "no soy el guardián de mi hermano", al que hago todo lo posible por eliminar.

    La responsabilidad social es nuestra contribución a sostener "el alma de la ciudad", en palabras de Jan Patocka, un heroico defensor. Si muere el alma de la ciudad, nos convertimos en zombis, pero pocos son conscientes de su responsabilidad en sostenerla.

    La responsabilidad social es el arma más eficaz para luchar contra los destrozos que causan la indiferencia y el egoísmo, sustentos del monstruo neoliberal.

    Ya no somos menores de edad, para esperar a que los padres de la patria nos dirijan a su antojo, por nuestro bien.

    Si queremos vivir en una sociedad protectora,próspera,y libre, los empresarios, los funcionarios, y todos los ciudadanos, tenemos que asumir nuestra RESPONSABILIDAD SOCIAL.

    ResponderEliminar