Páginas vistas en total

viernes, 5 de agosto de 2011

Son los mercados estúpido.

Hay una crisis dentro de la crisis y las consecuencias de la misma, empiezan a no encontrar calificativos. Todos hablamos de economía y no somos todos los que entendemos para hablar de ello. Pero es inevitable. Vayas por donde vayas. Cualquier conversación que se mantenga, sale el asuntito diario, en la calle, en los medios, hasta en los sueños...hasta apuntaría, que los propios economistas tienen que tener hecho un verdadero lío, porque no se acaba de ver el final, y las previsiones, nadie e atreve a hablar de hasta cuándo.
Hoy, nos empiezan a sonar términos económicos que desconocíamos que existían. Si nos costó asumir y comprender qué es la recesión, o la inflación o simplemente el déficit...ahora nos estamos acostumbrando a hablar de los mercados, sin saber exactamente quienes son?.
La enciclopedia libre nos dice una definición que se puede llegar a entender. Cualquier conjunto de transacciones o acuerdos de negocios entre compradores y vendedores; pero es que hay muchas clases de mercados y entre ellos, los mercados de acciones ( la bolsa).
Pero al final, definición de un lado o de otro, todos hablando de los mercados; todos nos hemos contagiado.
Touraine (Sociólogo francés), nos comentó hace tiempo que no nos faltan ideas, ni somos incapaces de aplicarlas. Pero estamos atrapados en la trampa de la crisis, en la trampa de los mercados. Por otro lado, nuestra Europa, la gran Europa económica que nos decían, jugando al despiste hasta con sus propios países socios. Queriendo ser algo en éste mundo, pero sin atreverse. Qué oportunidad estamos perdiendo. Estamos dejando que pase nuestra oportunidad de convertirnos en una verdadera Europa creíble.
Parafraseando una frase que durante éstos días se ha vuelto a hacer muy famosa y aplicándola al caso, podríamos decir que...No es la política, no es la economía...Son los mercados estúpido. 

1 comentario:

  1. Hola amigo ANSELMO, hace tiempo que no me creo nada de lo que se cuenta de la economía, lo cuente quien lo cuente. Creo que en mucho de los casos nos cuentan las mentiras sin que los que las cuentan sean conscientes de que son mentiras, pero seguro que los son.

    La culpa siempre del que controla el Boletín Oficial del Estado, lo demas, ya sabes mentiras.

    Abrazos.

    ResponderEliminar