Páginas vistas en total

miércoles, 3 de julio de 2013

la "caló" de las noticias.

En alguna ocasión hemos conversado sobre lo rápido que dejan de ser titulares, las noticias que a diario nos asaltan en cualquiera de los medios. Son tantas y tantos los medios que leemos la negrita o el titular, pero el contenido nos resulta imposible llegar. Esto al final muchas veces se convierte en un  problema, porque no siempre los titulares son totalmente la verdad en relación con el contenido de la información.
Y ésto pasa con más frecuencia de lo que nos parece. Porque además son tantos los medios y de tan diverso color, que cada uno cuenta "su" noticia con su interés. No debería ser así. La objetividad es uno de los mejores argumentos que tienen los que se proclaman o se dicen independientes.
Como estudiaba hace unos días en los apuntes de una asignatura en relación con la calidad de los productos. La cuestión es muy complicada, porque la calidad es ciertamente subjetiva y depende en muchos casos de la valoración de lo que cada uno entendamos como calidad.
Por ello es muy importante que la caló de las noticias diarias no nos impidan ver lo que hay detrás de las mismas.
Porque cuando el máximo responsable del Gobierno de nuestro país sigue sin querer nombrar el nombre de quien ha sido el tesorero de su Partido y apoderado (Bárcenas), que entraba y salía de la sede popular sin problemas, no se debería permitir que la noticia pasara sin más. Es como decía hace unos días Iñaqui Gabilondo: piensan que la noticia son tres días y pasando hoy ha llegado el tercero...la noticia dejar de ser actualidad y pasamos a otra cosa.´
No se si las nubes serán tan negras que se convertirán en nubarrones, pero el que desempolvó el asunto de los sobres y los sobresueldos está en prisión y más temprano que tarde cantará. Una celda compartida como cualquier otro interno para una persona que ha tenido el ritmo de vida de Bárcenas, provocará una fuerte caló para el Partido Popular por mucho que sigan empeñados en su estrategia cínica e hipócrita de querer despachar en 17 palabras el asunto.
Es como la "caló de Badajo" que por mucho que busquemos la sombra...hasta en ésta, la caló nos canta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario