Páginas vistas en total

domingo, 24 de julio de 2016

Banalidades???

En ésta semana se ha constituido la mesa del Congreso de los Diputados. Ha sido muy curiosa su elección. Al final, hasta por más votos que en un principio se presuponían. La cuestión es que llevan algunos días tratando de engañarnos aquellos que decidieron políticamente dar su apoyo a la elección de la nueva Presidenta de la Cámara Baja. La elección y la decisión ya está consumada y no hay que darle más vuelta al asunto. Ahora lo que no parece correcto es que quieran hacernos creer que los votos no salieron de ellos. Yo digo que ha sucedido lo normal. Las derechas se han unido, porque sencillamente es lo normal y así nos va. Lo anormal, es lo que viene pasando elecciones tras elecciones. La izquierda sigue desunida y así nos luce el pelo.
Una vez más asistimos a más de lo mismo. Es una práctica usual de cómo se gobierna desde las alturas de aquellos que enredan y tratan de banalizar la práctica de la política. No hay problemas en tratar de hacernos creer que el problema no es la gravedad de lo que se denuncia, sino porque se ha difundido la noticia. El riesgo está en que lo sepamos los ciudadanos y no lo que se pretendía ocultándolo. 
Es para estar hartos. Hay imágenes y respuestas que se han podido ver y escuchar en éstos últimos días que forman parte del diario de aquello que más ridícula hace la actividad de la política. Quiero pensar que no nos damos cuenta del daño que a veces se hace a la noble tarea del ejercicio de la actividad pública. Quiero creerlo sí, porque otra cosa no quiero pensar. Me asoman las imágenes y creo que se pueden hacer cosas por evitar aparecer así. Es que no son tiempos para la exposición mediática y banal y deberíamos habernos enterado de que hoy los ciudadanos tienen más recursos y accesos. Por tanto, más argumentos para opinar.
En éstos dos últimos procesos electorales, los medios de comunicación han tenido a políticos en sus platós a diario. Con entrevistas llenas de vulgaridades en muchos casos y en otros con discursos vacíos. Por no hablar de algunos donde se sentaban políticos y periodistas debatiendo sobre cuestiones que sólo suscitaban el interés de ellos mismos. Nos han inundado hablando sin denunciar la raíz de los problemas que nos acontecen, sin proponer nada para evitarlos o paliarlos.
Estamos colaborando todos a caer en ese circo mediático y por tanto nos prestamos a una fácil manipulación. Episodios como el sucedido durante ésta semana debería ser objeto de crítica permanente y de apuntarlo en la agenda de lo que no se debe olvidar. Expresiones como "no hay pacto oculto"; "si alguien cree que hemos sido nosotros, es tonto";" hemos votado en blanco"; "el voto es secreto"...son algunos de los términos de los que todo el mundo identifica como los que en secreto apoyaron a la actual Presidenta.
Me apunto a lo que dice una gran periodista en su columna en El País..."el problema no es que algunos se abstuvieran, sino que pretendan mantener su voto en secreto y confundir a los ciudadanos"... Se me ocurre pensar que no solo pretender engañar, sino que incluso pretendan convertir en algo vulgar hasta el derecho a votar en secreto. 










2 comentarios:

  1. Estos es una hecatombe cada vez hay menos credibilidad en la política. Se creen que nos chupamo el dedo.Personalmente me da pena esto va de peor en peor.No doy crédito a lo que pasa.Buenas tardes.

    ResponderEliminar
  2. Estos es una hecatombe cada vez hay menos credibilidad en la política. Se creen que nos chupamo el dedo.Personalmente me da pena esto va de peor en peor.No doy crédito a lo que pasa.Buenas tardes.

    ResponderEliminar