Páginas vistas en total

miércoles, 6 de julio de 2016

Un año.

Cuando aún siguen apareciendo reflexiones y conclusiones del porqué de los últimos resultados electorales y algunos hasta se han atrevido a elaborar una encuesta para intentar conocer el porqué del resultado, nos planteamos si deben gobernar los que ganaron las elecciones si consiguen los suficientes apoyos parlamentarios o por el contrario nos tenemos que volver a plantear acudir a unas nuevas elecciones.
Debates, artículos, valoraciones desde todos los dirigentes en torno a dónde se encuentran los apoyos y todo el mundo quiere que su opinión cuente. Los resultados no han conformado una mayoría suficiente por sí solos para el PP por lo que han iniciado las conversaciones con diferentes partidos para sumar apoyos.
La cuestión que se aborda es si el partido ganador contará con los apoyos suficientes y qué harán el resto de partidos. 
Mientras todo ello se desarrolla y el tiempo nos irá enseñando las cartas de los que nos representan, los ciudadanos seguimos soportando la inacción de un gobierno en funciones, la parálisis en que se encuentran los proyectos, las empresas mostrándonos su enorme preocupación por la falta de estabilidad y el tiempo sigue sin detenerse y entre unas cosas de antes y las de ahora que nos faltan por ver, cumpliremos un año ya mismo.
Y en situaciones como la descrita y a pesar de estar en funciones, el Gobierno del PP no se queda parado y vuelve a recurrir al fondo de pensiones para hacer frente a la nómina extraordinaria del último mes. Sumemos al hachazo el que cada vez hay menos cotizaciones sociales por los empleos precarios y los bajos salarios con la incongruencia de que se facilitan y financian las tarifas planas de cotizaciones. 
Y todo ello no es casualidad. En una de las clases de la asignatura de políticas sociales cuando hablábamos de los sistemas de protección y del estado de bienestar se nos hacía la pregunta de que si de esta forma no se está ayudando a generar un clima de que lo que falla es el modelo o los gobiernos aplicando políticas. En el fondo de la respuesta estaba aquello que en muchas ocasiones se cuestiona desde distintos foros económicos: si el modelo falla y el sistema no funciona para qué los Gobiernos?.
Seguramente no será eso lo que se cuestione en nuestro caso, pero sí ya sucedió en la historia reciente no deberíamos dejar de estar pendientes...los tiempos de incertidumbres son los mejores aliados para poner en marcha ese tipo de mensajes que cuestionan los Estados y también los modelos...tiempo al tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario