Páginas vistas en total

domingo, 2 de octubre de 2016

Hay que coser yá...

No había querido escribir ni publicar nada sobre los últimos acontecimientos que ha habido en mi Partido. He seguido a cierta distancia lo que se ha venido publicando (los medios juegan su papel) y en los últimos días he estado muy metido en distintos foros y por otros medios leyendo lo que se ha publicado en relación con la situación del Psoe. Una situación muy complicada que espero que pase lo más pronto posible y no tenga consecuencias más negativas para la organización. Yo espero y deseo que sea así y vuelva la cordura, la sensatez y el sentido común de la organización, pues los 137 años de historia no pueden ser traicionados.
En éstos últimos años, el Psoe ha llevado a cabo propuestas en el ámbito interno que hoy son copiadas por otras organizaciones. Propuestas como la primarias, como la elección del secretario general del partido por los militantes (cuestión aprobada y que está contemplada en los Estatutos) y otras también muy importantes como las listas paritarias para los procesos electorales y los porcentajes del cumplimiento de paridad en otros casos y procesos para los gobiernos, así como una profunda transformación en una mayor democracia interna en cuanto a la rendición de cuentas y una mayor transparencia. 
Es cierto que todas estas políticas puestas en marcha y desarrolladas han supuesto una mayor democracia interna tal y como pedíamos los militantes. Es cierto que los militantes nos hemos sentido más importantes en éste tiempo. Es cierto que las primarias han supuesto un aire fresco de cambio y un nuevo tiempo en la organización. Es cierto que todo ello democratizó el partido y que hacía que los demás adversarios políticos criticaran las mismas por no creer en ello, o porque se quedaban fuera de juego políticamente hablando, pero los ciudadanos han aplaudido todas éstas políticas. Un signo de cambio, de aire fresco pero que no ha sido valorado todo lo que debía, por un lado por la ciudadanía (siguen lejos) o por algunas que otras resistencias de tipo interno.
En éste fin de semana se ha mantenido un pulso interno que debía haber sido cerrado mucho antes, o que nunca debía haberse producido. La celebración de dos procesos electorales generales y unos resultados muy malos debían haber sido motivo suficiente para que hubiera obrado la sensatez política y el reconocimiento a la cultura de la organización. Pensar, obrar y decidir en pro de los intereses de la organización es la muestra del reconocimiento a la cultura de la organización teniendo también como referencia los intereses generales, porque el Psoe es un partido con muchos apoyos de millones de ciudadanos y por tanto de alternativa de gobierno para nuestro país. Esta debería haber sido la posición, lo contrario es haber sometido a la organización a un estado al que nunca se debía haber sometido, pues sus resultados hoy son el que se esté hablando más como un problema que como una solución.
Alguna experiencia personal tengo de este tipo de situaciones y puedo decir por ello que es un trago muy difícil de digerir. Hay que actuar con inteligencia política, hay que ser humildes, hay que respetarse y más importante en estos momentos que haber ganado o sentirse ganador, es ponerse en el lugar del otro e iniciar un camino que debe conducir a coser las heridas por muy grandes que éstas sean, porque lo que nos une como Socialistas es mucho más que lo que nos separa por haber estado en posiciones diferentes. 
El Psoe tiene un largo camino que recorrer aún, pero para ello el partido tiene que superar y cerrar esta crisis. El partido que ha traído a éste país las mayores cotas de igualdad y de bienestar tiene una larga historia y sigue siendo absolutamente necesario para nuestro país. Que lo consigamos o no depende de muchos factores y en primer lugar de que superemos la situación actual actuando como aquellos compañeros Socialistas que en parecidas circunstancias pasaron por ello y fueron capaces de poner el interés del partido por delante del interés de cada cual. 

1 comentario:

  1. Alguna vez lo hemos comentado, tal vez el problema empezó cuando el PSOE dejó de salir a ganar elecciones para pasar a pactar con otros para desbancar al PP del poder, dando para ello una mala imagen para el votante en general.
    El problema continuo cuando por su ambigüedad llegó a tener 19 mensajes diferentes, dependiendo de donde estuviera en cada momento.
    Yo, personalmente tengo que decir, que a mí me despistaba mucho y me desorientaba.
    Otro problema que le ví al PSOE, es que fue perdiendo El Centro izquierda, tratando de ocupar un espacio que no era suyo, el de IU, y ahora de PODEMOS, de tal forma, que en un principio empezó a perder el voto de centro y por intentar retener el voto de más a la izquierda fue perdiendo LA CONFIANZA de una mayoría de españoles.
    Y si se pierde LA CONFIANZA, se pierde todo.
    Si te das cuenta, hasta aquí hablo en pasado, porque creo, que si el PSOE, sabe gestionar este momento, tiene ante él, una gran oportunidad de renacer de las cenizas con el AVE FÉNIX.
    Para sumar y coser me tiene el PSOE a su disposición, porque, necesitamos en España un partido como el PSOE, que sea el referente del Centro Izquierda, y una alternativa al PP.

    ResponderEliminar