Páginas vistas en total

lunes, 31 de octubre de 2016

Observando desde la barrera...

Se inicia el mes de noviembre y parece que estamos en septiembre y casi me apuran en agosto. Se ha cambiado la hora. Una imposición más de Europa. A este paso, nos tenemos que preguntar por lo que podemos hacer sin tener que pasar el filtro de Bruselas. No lo podemos decir muy en alto, porque dependemos para tanto que hasta levantar la voz nos cuesta.
Esta semana tendremos un Gobierno. Así a secas, de momento. Pero dejaremos de tener algo en funciones, para pasar a tenerlo en plenitud de funciones. Ha pasado mucho tiempo, demasiado. Menos mal que no tendremos nuevas elecciones, de momento. Hubieran sido las terceras en poco más de un año y eso hubiera sido para mandarnos muy lejos. Para desaparecer.
Después de más de 300 días, Rajoy vuelve a ser Presidente. Han tenido que pasar dos procesos electorales, cuatro intentos de investidura y otras tantas votaciones, pero lo cierto y verdad es que han pasado muchos días, muchos. Son cosas que hay que cambiar. No se puede estar tanto tiempo en la improvisación e incertidumbre política. Es cierto que hay una legislación que regula el proceso, pero no es menos cierto que hay que agilizar el mismo. Un país no puede estar tanto tiempo en la improvisación porque es una situación que paraliza muchas cosas muy importantes. La imagen y credibilidad se deteriora. No está en juego una simple empresa, sino que la mayor de todas se paraliza y ello tienes graves efectos secundarios. Creo que no hay un solo culpable. Pero me queda claro, entre otras muchas cosas, que hay que cambiar los procedimientos. Hay que cerrar en plazos mucho más cortos los sistemas y las formas de elección.
Han pasado  muchas cosas en política en éste mes de Octubre que por fin acaba. Desde el día primero hasta el último, será un mes con 31 días para no olvidar. Sí, no hay que explicar mucho, porque se han escrito kilómetros de páginas y hay de todas las versiones. Hay muchas que yo borraría totalmente, pero será difícil porque han sucedido cosas en política que marcarán un antes y un después. 
En el PSOE hay que cerrar página y cerrarla de una vez. Todo el tiempo que tardemos nos va a conducir a separarnos más entre nosotros y ante la sociedad. Una sociedad que desea y espera que volvamos a recuperar la senda del sentido común, de la responsabilidad y de la política para millones de ciudadanos.
Hoy es de noche y la grulla estaba observando. Subida encima de una de las barreras instaladas para no dejar paso a la planta del camalote. Se siente observada, pero ya forma parte de la foto y del paisaje del Guadiana y no le importa. Es más, hasta creo que se pone orgullosa, seductora y un poco altiva....

2 comentarios:

  1. Buena reflexión, me encanto.
    Las grullas han de volar, el agua a de correr en libertad y si el camalote vuelve a nadar no permitamos que nos quiten la visión de ver un agua transporte y libre en su cauce.
    Muy buen manifiesto, ahira sólo nos queda trabajar, trabajar, trabajar.

    ResponderEliminar
  2. Anselmo, yo todavía estoy en estado de shock, después de la entrevista anoche a Pedro Sánchez.
    Demos tiempo al tiempo, que las aguas vuelvan a su cauce, y busquemos en ese tiempo El Centro y el sosiego, busquemos la colaboración y el consenso, el acuerdo y el interés general, busquemos el mejorar la vida de las personas y lo que realmente nos interesa, nuestros hijos, un mundo mejor para ellos.
    Sumemos.

    ResponderEliminar