Páginas vistas en total

domingo, 2 de abril de 2017

El punto en su sitio...

En éstos últimos días nos hemos enterado a raíz de la visita del Presidente Rajoy a Cataluña, que el Gobierno de España está dispuesto a invertir un montón  de miles de millones en infraestructuras y obras públicas en esa Comunidad. Ha sido en el curso de una visita y una reunión con grandes empresarios. Ha coincidido que casualmente el Presidente de la Comunidad no se encontraba y no ha podido asistir a tan magna conferencia. Es lo que viene sucediendo en los últimos tiempos. La distancia entre los dos Presidentes es tal que lo único que hablan es para ponerse de acuerdo en no hacer coincidir sus agendas.
En esta semana he asistido a un Foro donde se impartían conferencias sobre la cultura emprendedora, la posición de las empresas, los modelos y algunas valoraciones más. Se sabe que este tipo de actos suelen ser más distendidos y suele suceder que los intervinientes se despojan un poco de su traje oficial (en algunos casos) y suelen ser un poco más atrevidos en sus posiciones.
Uno de los intervinientes había sido Ministro (Eduardo Serra, en el gobierno de Aznar) y me molestó una parte de su intervención, porque volvimos a escuchar el término de "Extremadura región poco desarrollada y subvencionada". Sí, lo pongo entrecomillado, porque podría decirlo de otra manera por parecerme aún más impresentable que lo dijera alguien que había tenido tanta responsabilidad en nuestro país. Lo dejo ahí, pero eso sí, tengo que destacar la magnífica respuesta llena de sentido común y de respeto que le dió el Consejero de la Junta de Extremadura José Luís Navarro, al decirle que sería muy razonable y responsable hablar de la cultura de la solidaridad y no de la subvención.
Los periódicos durante los fines de semana nos ilustran con algún hecho más destacable sucedido durante la semana, y en esta ocasión quiero destacar que en alguno de ellos se pone el punto en su sitio. Decir que somos los últimos y que nos dan las sobras, o que entendemos que el Gobierno de España debiera gobernar para todos por igual, pero que a nosotros nos ponen en el último lugar y cuando vamos a pedir, lo único que nos dan es una palmadita y buenas palabras, no es decir nada que no sea verdad.
Nuestros proyectos se eternizan y dan más vueltas en los circuitos de los despachos de los Ministerios que al final concluyen determinando que es necesaria más documentación. Los empresarios que se acercan y están dispuestos a invertir se aburren y al final como es lógico se llevan su dinero a otra parte. 
Qué he habremos hecho los extremeños a los distintos gobiernos de nuestro país para que sigamos teniendo que soportar retrasos y la palmadita, mientras que a otros les ofrecen cuantiosas inversiones aún sin ponerse de acuerdo ni tan siquiera para poner una reunión en sus agendas???...No es un tópico: a veces pocas cosas nos ponen de acuerdo a los extremeños...Y creo que este sentimiento recibe la unanimidad de todos nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario