Páginas vistas en total

martes, 24 de mayo de 2011

Reflexiones

Pasaron las elecciones del 22-M y los ciudadanos hablaron en las urnas. La esencia de la democracia, el voto. Los ciudadanos han tomado una decisión y no se han equivocado. Es positivo que digamos que no se han equivocado, porque cuando han tomado esa decisión debemos reconocerlo, al igual que sucede cuando el resultado como ha sucedido en otras ocasiones, nos ha favorecido. Ha sido injusto en mi opinión, pero ha sido su decisión.
Nos han dicho que la situación por la que están atravesando en muchos casos cada día es más insostenible y nos culpan de la situación. La gente ha exteriorizado su cabreo; su indignación y nos han castigado.
Vengo manifestando allí donde tengo oportunidad, que los Gobiernos nos representan a todos desde el momento en que son investidos para esa responsabilidad, pero otra cosa y que nos debe hacer reflexionar, es qué parte de esa sociedad representamos los Partidos, y no lo digo por los movimientos que están sucediéndose en todas las ciudades de nuestro país, que también debe ser objeto de reflexión.
Cada vez tengo más la impresión de que una gran mayoría de ciudadanos no se siente representado por nadie en concreto y actúan en función de situaciones personales o sentimentales del momento que pueden estar pasando. Actúan y deciden en función de su situación. Cada vez hay menos posibilidades de dejarse influenciar, porque hoy todos tenemos todo al alcance de un simple movimiento de un "ratón" o de un buscador.
Pero también como Socialista pienso que actuaciones que hemos adoptado por parte del Gobierno y del Partido no han sido bien vistas por parte de la ciudadanía. Se le han impuesto decisiones y cuando la gente ha podido tomarse su decisión, no han mirado hacia quien iba dirigida, sino a quien representaba.
Espero que no digamos sólo como la otra noche, que simplemente hemos entendido el mensaje.

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Querido Anselmo, estoy totalmente de acuerdo con la última frase. Efectivamente, no podemos ser unos pusilánimes y quedarnos sólo en un "entender el mensaje". En este momento sólo nos quedan los 132 años de historia de nuestro partido, que no es poco. Estoy convencido que hay que escuchar al pueblo, y el pueblo quiere cambios...ya veremos que ocurre con esos cambios...

    ResponderEliminar
  3. Estimado: Creo que el mensaje ciudadano es claro, sin embargo hoy, es un poco a destiempo recibirlo.
    Sabes que otras veces te lo dije, hay cosas que no estan bien o actitudes que no se corresponden con ciertos valores que debería sostener un partido social.
    Ahora, ánimos y espero pronto podamos vernos, conversar y como siempre disfrutar de un diálogo con una persona que mercecía el escaño, y no como otros que aún en ellos, provocarán más daño aún.

    ResponderEliminar
  4. Estimado Anselmo, me gustará creer que habéis asimilado y comprendido los resultados de las últimas elecciones. Como paisano tuyo, me gustaría que aconsejaras al Psoe de nuestro pueblo; que arropados con las siglas de vuestro partido han hecho una política más propia de tiranos, alejados del pueblo, al cual recurren cada cuatro años para que los voten y esta vez si los han Botado. El talante de las personas se ve cuando no existen mayorías absolutas y es necesario el diálogo y la negociación. En estos años de mayoría absoluta el Psoe ha dejado tras de sí a muchos seguidores que se ha decantado por otros partidos. Hay muchísimas personas que sin estar etiquetadas como socialistas son mucho más progresistas y su comportamiento es mucho más ético, que los que se proclaman socialistas y sólo tienen eso, una etiqueta vacía de contenido.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  5. Quiero y espero que el pueblo no se haya equivocado con su elección,aunque por supuesto respeto profundamente los resultados.
    Gran parte de nuestro electorado ha evolucionado y se vota,como decías,en función de sus situaciones personales.Este voto puede fluctuar en un sentido u en otro por eso,votos que antes iban al PSOE,se han marchado al PP y esto es difícil de comprender.Decía Guillermo que la crisis no era sólo económica sino de valores y esto tiene que ver mucho con los resultados, si no no se explica ese aumento de votos al PP en las comunidades donde hay corrupción.
    Yo tengo mi particular análisis: creo que muchos votantes ven en los políticos a triunfadores y triunfadoras que de la nada se han elevado social y sobre todo económicamente en un mundo donde manda el dinero.Ahí está el peligro,esta situación demuestra que la crisis principalmente es de valores.No importa que el político mienta a sabiendas,calumnie,"machaque" literalmente al adversario al que considera una amenaza para su privilegiada situación y la de su familia.Ha llegado a decir,alguno que otro:"es que el pan de mis hijos" y yo digo:"el pan, el jamón ibérico,la ropa de marca,los cruceros,los coches caros,el poder,la compra de conciencias y de votos..." y con este panorama se les sigue votando.
    También tenemos culpa los y las socialistas de muchos comportamientos inadecuados y nos ha faltado pedagogía, no hemos sabido explicar por activa y por pasiva las medidas que se han tenido que tomar por parte de nuestro Gobierno.
    Esperemos que esta situación nos sirva para sentar las bases de una renovación verdadera adaptada a los nuevos tiempos y a las necesidades de los ciudadanos/as pero sin olvidar nunca nuestros orígenes.

    ResponderEliminar